HomeTecnología2015, el año que morirán los cargadores

2015, el año que morirán los cargadores

Chilango / Foto: Getty Images

Desde hace algunos años el teléfono celular se ha convertido en una suerte de extensión de la mano, pero no contentos con esa codependencia, la constante necesidad de estar online todo el tiempo transformó, a un cable y a un conector, en inquilinos vitales de las bolsillos del pantalón, de la bolsa o la guantera del coche. Todo con tal de evitar la fatídica experiencia de quedarse sin pila.

Sin embargo, a partir de 2015 ya no será necesario considerar al cargador como un accesorio esencial. Algunos dicen que el cargador está por morir.

Tal vez suene fatalista, pero la realidad es que los cables de carga se esfumarán de nuestras vidas de un día para otro, pero la realidad es que nacerá un nuevo estándar para cargar los gadgets a nivel mundial: la recarga inalámbrica.

Desde finales de 2012, tres asociaciones estadounidense Wireless Power Consortium (WPC), Power Matter Alliance (PMA) y Alliance 4 Wireless Power (A4WP), lograron juntar a casi todo Silicon Valley como respaldo, y empujaron lo suficiente como para que este año, dos de ellas, PMA y A4WP, se unieran para darle más fuerza al asunto y hacer “el fin” del cargador algo real.

“Uniremos fuerzas para ofrecer mejores funciones y sistemas para la carga inalámbrica en diferentes equipos (…) pronto en restaurantes, aeropuertos, espacios públicos, autos y sitios privados los consumidores quedarán libres de tener consigo sus cargadores”, publicaron las asociaciones en un comunicado el 17 de febrero de 2015.

¿Y esto qué significa? Que con la llegada masiva de la carga inalámbrica, no sólo se verán afectadas las ventas de los cables cargadores, conectores y pilas externas, pues la adopción de esta tecnología requiere que fabricantes de electrónicos, como Samsung, Sony, LG, Apple y otras, incorporen cambios en sus equipos, desde su fabricación, para que puedan adaptarse a este tipo de recarga de forma ágil

Los locales comerciales también deberán hacer cambios. McDonalds y Starbucks ya trabajan en esto, según datos de las asociaciones PMA y A4WP.

En cuanto a las marcas que serán las primeras en subirse a este tren está la surcoreana Samsung, con los próximos modelos de Galaxy.

“2015 será un año decisivo para el crecimiento en la adopción de carga inalámbrica como un estándar de la industria, con equipos y con estaciones de carga que, poco a poco, comenzarán a aparecer en espacios públicos. Samsung acelerará para democratizar esta adopción en smartphones. Con nuestros siguiente Galaxy, los usuarios podrán entrar a este nuevo modo de carga”, escribió el ingeniero principal de la división de Samsung Electronics, Seho Park en el blog corporativo de la empresa a mediados de febrero. (ahí nomás)

Las manzanas piensan distinto

Mientras la industria, desde los superconductores hasta las fabricantes de smartphones, se ciñeron a alguna de las dos asociaciones en pro de la carga inalámbrica desde 2012,Apple, decidió jugar solito…

El 19 de septiembre de 2013, la firma de la manzana presentó una solicitud de patente ante la Oficina de Patentes de Estados Unidos para carga inalámbrica usando resonancia magnética por proximidad; en pocas palabras wireless a la Apple o lo que es lo mismo un estándar que le lleve la contraria a todos los demás.

Con esto, Apple, se despegó del estándar de la industria con un producto distinto. Una tendencia común para la firma de la manzana, pues pese a que la mayor parte de las marcas de smartphones utilizan entradas miniUSB, la manzana ha evolucionado los puertos de carga de sus dispositivos con tecnología propietaria ¿se acuerdan que tuvieron que comprar nuevos cables y/o adaptadores cuando Apple presentó el famoso puerto Lighting?

Más allá de lo inalámbrico está lo turbo

En el número 16 de la calle Menachem Begin, casi en el centro de Tel Aviv, en Israel; el emprendedor Doron Myersdorf, dirige Storedot, una startup enfocada a desarrollar la nueva generación de baterías basadas en nanotecnología que pueden cargar tu smartphone en un minuto o menos. Nada de no poder cargar el teléfono en una emergencia o antes de subirte a un avión… todo mundo tiene un minutito para su teléfono.

“Lo inalámbrico tendrá buena adopción pero aún tomará entre una o dos horas lograr la carga completa del aparato; nosotros fuimos un paso más allá.  Sólo piensa en cuántos cafés te puedes tomar mientras se carga tu teléfono, de forma inalámbrica va a seguir siendo el mismo tiempo; nosotros lo podemos cargar en un minuto”, dijo en entrevista.

Adelantó que por el momento están en pláticas con 15 fabricantes de smartphonespara introducir su tecnología, finalmente esperan quedarse con tres o con uno y lanzarán al mercado a mediados de 2016.

Otras firmas que a la fecha experimentan con nuevas formas de carga son la startup de Boston, Solid Energy Systems y la californiana Amprius.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: