En Ciudad Hidalgo, una localidad fronteriza con Guatemala, se registró un fuerte refuerzo de agentes migratorios en la zona, como parte de las nuevas medidas para restringir los cruces no esenciales en la frontera sur de México. Decenas de funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM),