HomeSexualidad4 aspectos en que el sexo de películas es diferente a la realidad

4 aspectos en que el sexo de películas es diferente a la realidad

4 aspectos en que el sexo de películas es diferente a la realidad

Sexualidad180 / Foto: Getty Images

Las películas románticas o las novelas eróticas están compuestas por fantasías sexuales, que muchas veces son concebida en la imaginación de quien las escribe o filma. Por ello existe…

Las películas románticas o las novelas eróticas están compuestas por fantasías sexuales, que muchas veces son concebida en la imaginación de quien las escribe o filma. Por ello existe una gran diferencia entre lo que se lee o ve con la realidad, aunque ambas pueden partir de una verdad biológica o científica.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Granada, experimentar con fantasías sexuales favorece aspectos como el deseo o la excitación, por lo que se pueden utilizar como un indicador de una buena salud sexual.

 De la ficción a la realidad…

Sin embargo, ¿cómo saber qué cosas pueden ser reales o simplemente fantasías producidas por la cámara o la escritura?  Aquí te damos 4 aspectos de diferencia.

1. Tallas extra grande. Fabián Gómez, urólogo especialista en sexo y asesor científico del Boston Medical Group, señala que esas proporciones no son la medida del hombre común. Es importante aclarar este tema para evitar comparaciones y futuras frustraciones en el hombre y la pareja.

2. Todos los finales son felices. Es frecuente ver que el actor masculino eyacula gran cantidad de semen. No es la media normal para la población, ya que la cantidad habitual de eyaculado es de 1.5 a 4 mililitros, detalla Gómez.

Con las mujeres pasa algo similar. “La eyaculación femenina es una secreción blanquecina, a veces abundante, que se da previo o durante el orgasmo. No todas las mujeres tienen este tipo de secreción y no por eso existe alguna patología.

3. Todas las mujeres son multiorgásmicas. La respuesta orgásmica es cambiante: a veces es intensa en placer, otras veces más pobre, algunas veces hay multiorgasmos y en otras no. La respuesta sexual es variable y está influida por distintos factores como el estrés, las ganas y la pericia sexual de la pareja.

4. Todos tenemos en casa un juguete sexual. En las películas porno aparecen ciertos guiños fetichistas: lencería erótica, zapatos estilizados (de taco o estiletos), medias caladas y disfraces, entre otros. Sin embargo, la realidad es totalmente diferente.

 

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: