HomeSeguridadEn 5 años, 106 mil armas de EEUU fueron utilizadas para cometer crímenes en México

En 5 años, 106 mil armas de EEUU fueron utilizadas para cometer crímenes en México

En 5 años, 106 mil armas de EEUU fueron utilizadas para cometer crímenes en México

En cinco años (2011-2016), alrededor de 106 mil armas de fuego provenientes de Estados Unidos fueron utilizadas para cometer crímenes en México, revela el reporte del Center for American Progress.

De esa cantidad de armas, el 70 por ciento, es decir 74 mil 200, fueron compradas legalmente en territorio estadounidense, según los registros de la Agencia Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés).

Pese a los datos, el Center también señala que alrededor de 213 mil armas de fuego son transportadas ilegalmente cada año al territorio mexicano, por lo que la cifra podría elevarse.

Tan sólo del 2009 al 2014 las armas ilegales en México provienen de tres estados: Texas, en un 41 por ciento; California, un 19 por ciento, y Arizona, un 15 por ciento.

En su análisis, con el título “Beyond our Borders: How Weak U.S. Gun Laws Contribute to Violent Crimen Abroad”, refiere que mientras el presidente Donald Trump dice que su país necesita protegerse de amenazas externas, y de inmigrantes que puedan cometer crímenes, Estados Unidos alimenta la violencia de otras naciones, al proveer armas que son utilizadas en crímenes violentos.

En el caso de México, cerca de la mitad de las armas provenientes de Estados Unidos e involucradas en casos criminales, son armas largas, lo que incluye rifles semiautomáticos.

El tráfico de armas ha sido «devastador» para México, pues de 2017 a la fecha la cifra de homicidios dolosos ha sido histórica en los últimos 20 años.

Center for American Progress también refiere que el aumento en la compra de armas ilegales también se debe a las leyes débiles que existen en ambos países, para combatir este delito.

“Los políticos en Estados Unidos tienen la obligación moral de emprender acciones para reforzar las leyes de armas en un un esfuerzo por mejor la seguridad pública dentro y fuera de las fronteras de Estados Unidos”, indica.

En el 2011 se conoció el caso de la operación Rápido y Furioso, en el que la ATF permitió que entraran armas ilegalmente a México, con la idea que llegaran a manos de criminales y poder rastrearlos. No obstante, el operativo resultó un fracaso al perderse la pisa de varias de ellas.

Con información de Animal Político
Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: