HomeSeguridadA 8 años de la insurrección de las autodefensas michoacanas, sigue la lucha contra el crimen organizado

A 8 años de la insurrección de las autodefensas michoacanas, sigue la lucha contra el crimen organizado

Michoacán.- El 24 de febrero de 2013, pobladores de la región Tierra Caliente michoacana se levantaron en armas contra el cártel de Los Caballeros Templarios, un hecho que cambió la historia del estado y que dejó al descubierto la complicidad de las autoridades con el crimen organizado.

Hoy, a ocho años de la insurrección de las autodefensas michoacanas, movimiento que se expandió a todas las regiones del estado, algunos de sus iniciadores aseguran que este episodio demostró el poder que tiene la unidad de los pueblos y desenmascaró a los políticos que los representaban.

“Mucha gente quedamos marcados para siempre por esta lucha, pero creo que de alguna forma sirvió para que muchos aprendieran a que tenemos que alzar la voz, a que no tenemos que quedarnos callados porque es lo que le conviene a algunas personas del gobierno coludidas con el crimen organizado”, señaló Hipólito Mora Chávez, ex líder del grupo autodefensa de Felipe Carrillo Puerto, tenencia conocida como ‘La Ruana’, en el municipio de Buenavista.

Mora Chávez, quien perdió a su hijo primogénito Manuel Mora, en diciembre de 2014 durante un enfrentamiento contra el grupo autodefensa de Buenavista Tomatlán, consideró que aunque el movimiento sirvió a unos para cometer ilícitos, cumplió con el objetivo de desterrar al cártel que controlaba al estado.

Sin embargo, el ex líder autodefensa dijo que la Tierra Caliente de Michoacán sigue abandonada por las autoridades, por lo que no ve que la seguridad llegue pronto a este territorio que ahora se ve acechado por otro grupo criminal originario del vecino estado de Jalisco.

“Lo que creemos la sociedad es que, o hay complicidad, o no tienen la capacidad para hacer su trabajo, porque no hay detenidos”, señaló, e hizo un llamado a la población a defenderse, pero sin las armas: “Ese no es el camino, ya lo hicimos nosotros y ya vimos que no es el camino”, enfatizó.

En Tepalcatepec, donde surgió el levantamiento en armas, la lucha contra el crimen sigue en pie y los pobladores sacan sus armas cada vez que los delincuentes intentan ingresar.

Hasta hace tres días, un grupo delictivo pretendía establecerse en una comunidad de ese municipio colindante con Jalisco, lo que originó una serie de enfrentamientos que dejaron dos automotores y un arsenal de alto poder decomisados, así como una camioneta blindada incendiada.

Juana Reyes Cervantes, conocida como ‘La Comandante Juanita’, iniciadora del grupo autodefensa de Tepalcatepec, considera, al igual que Hipólito Mora, que la lucha contra el crimen continúa, aunque ahora los delincuentes tienen otro nombre y otras siglas.

A ocho años del nacimiento de la guardia comunitaria “no hay nada qué festejar”, dice Juanita, porque su pueblo aún no logra vivir en paz.

“No podemos cantar victoria. Vivimos en la incertidumbre de no poder salir, viajar, porque estamos sitiados prácticamente y sigue la violencia. Queríamos festejar en nuestras casas que aquí estamos y seguimos vivos, pero hay la incertidumbre de que en cualquier momento se presenten (las irrupciones violentas)”, dijo la ‘comandante’.

La mujer que en 2013 dejó su negocio de comida para tomar las armas, desestimó las versiones de autoridades estatales que aseguran, detrás de las autodefensas hay intereses delincuenciales.

“Es una contradicción que como gobierno te pongas a decir que (las autodefensas) son grupos criminales y que están pagadas por el narco, entonces ¿por qué no actúan? Se les ha dicho que vengan y si somos criminales que se lleven a todos, pero parejo”, cuestionó Reyes Cervantes.

Actualmente, grupos de civiles armados que se autodenominan como autodefensas, operan en ocho municipios: Tepalcatepec, Buenavista, Aguililla, Los Reyes, Tocumbo, Tingûindín, Tancítaro y Ario de Rosales.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: