HomeActualidadA Leonardo Di Caprio “Le falta calle para hablar de Venezuela”: Fidel Barbarito

A Leonardo Di Caprio “Le falta calle para hablar de Venezuela”: Fidel Barbarito

El catedrático venezolano criticó la postura de Leonardo Di Caprio al denunciar la situación de Venezuela, lo calificó de “socialista burgués”.

 

El actor estadounidense Leonardo Di Caprio publicó en su cuenta oficial de Instagram un comunicado denunciando la “precaria” situación de abastecimiento de agua potable en Venezuela, afirmando que el 86% de los venezolanos no consideran confiable su suministro de agua potable.

 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

From @apnews: Venezuela’s economic collapse has left most homes without reliable running water.⁠ Venezuela’s water crisis is nothing new, but it’s started driving residents to extraordinary measures — banding together to rig their own water systems and even hand dig shallow wells at home. Water today is even more important as a way to protect against the pandemic.⁠ An estimated 86% of Venezuelans reported unreliable water service, including 11% who have none at all, according to an April survey of 4,500 residents by the non-profit Venezuelan Observatory of Public Services.⁠ Click the link in @apnews to read more. ⁠ #APPhotos Ariana Cubillos @aricub and Matias Delacroix @matiasdelacroix⁠

Una publicación compartida de Leonardo DiCaprio (@leonardodicaprio) el

Al respecto el catedrático y político Fidel Barbarito, comentó que esta es una de las tantas calumnias del imperialismo en contra del gobierno Venezolano. Barbarito afirma que el imperialismo suele utilizar figuras públicas con cierta credibilidad en el activismo, para poder desacreditar a los regímenes antiimperialistas.

 

“La clase dominante al no tener una clase política eficiente, en momentos de crisis como este, apelan a sujetos como DiCaprio con los cuales refrescar las patrañas con las que esperan prolongar su propia agonía”, declaró Barbarito.

 

Asimismo, el catedrático venezolano afirmó que Di Caprio es utilizado como legítima crítica activista, pues tiene cierta trayectoria en el activismo ambiental.

 

“DiCaprio es el típico socialista burgués —utilizando una categoría de Christopher Caudwell—, que puede estar familiarizado con cierto pensamiento que logra criticar a la sociedad moderna de forma tan gradual, que a pesar de desear ciertos cambios, termina dando manotones en el vacío”.

 

Barbarito afirma que no es la primera vez que se recurre a ataques mediáticos a través de figuras públicas para deslegitimar el régimen venezolano, por lo que no está haciendo “nada nuevo”. De igual forma, Barbarito critica a Di Caprio y “a los artistas de su tipo”, asegurando que critican situaciones que no han vivido y hablan de cosas que no conocen, por lo que corrobora que “les falta calle para hablar de Venezuela”. En este sentido también se refiere a que las críticas a Venezuela de parte de Di Caprio tienen que ver más con un deseo de autorrealización por “figurar como defensor de causas justas” que por la emancipación del pueblo venezolano.

Además, Barbarito cierra con la crítica de la visión del problema ambiental de Di Caprio, asegurando que el enfoque que maneja el actor sobre la crisis ambiental es una replica de los enfoques burgueses, por lo que Di Caprio lejos de ser un activista ambiental es un “mero resonador”. Barbarito afirma que la problemática ambiental tiene que ver más con el modelo de producción y desarrollo que con el consumo individual.

Por otro lado, Juan José Peña, experto en gestión ambiental, maneja otras cifras con respecto a la “problemática” de acceso al agua potable con los venezolanos. Según Peña alrededor del 85% de la población tiene acceso a las redes de distribución de agua potable, lo cual contradice la cifra dada por AP, cifra que compartió Di Caprio en sus redes sociales.

 

“El resto de la población se abastece mediante camiones cisterna, pilas públicas, pozos, manantiales, jagüeyes, ríos, lagos y otras fuentes naturales. Por otra parte, el Estado está obligado a proteger las fuentes de agua y disponerlas para el desarrollo humano, no para el enriquecimiento de empresarios como podría ocurrir en otros países. Por eso, acorde al artículo 304 de la Constitución de la República todas las aguas son bienes de dominio público de la nación”, puntualiza.

 

Peña afirma que las declaraciones de la AP son verdades a medias que se distorcionan para ser capitalizadas y servir a intereses ajenos a la garantía del estado de bienestar de la población venezolana.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: