HomeEducaciónAcuerdo entre UM y federación implica que sindicalizados paguen costo de la educación con pérdida de sus derechos: analista

Acuerdo entre UM y federación implica que sindicalizados paguen costo de la educación con pérdida de sus derechos: analista

Acuerdo entre UM y federación implica que sindicalizados paguen costo de la educación con pérdida de sus derechos: analista

Con los acuerdos establecidos por la Rectoría de la Universidad Michoacana (UM) y las autoridades federales, firmados por el ex rector Medardo Serna González en diciembre del 2018, éstas no sólo no modifican las condiciones hacia la institución, “sino que le da continuidad a una política neoliberal que busca que los trabajadores paguen con la pérdida de sus condiciones laborales, el costo de la educación”, consideró el analista Eduardo Nava Hernández, en referencia a la revisión del Régimen de Jubilaciones y Pensiones que plantea el convenio en el que también participa como signatario el gobierno michoacano.

Nava recordó que este esquema “se aplica en la mayoría de las universidades del país”, con beneficios para un equipo de consultores que lo ha propuesto y del que no escapó la gestión de Serna González, quien en el 2017, refirió, contrató sus servicios con la intención de reformar las actuales condiciones de jubilaciones y pensiones, al buscar que los años de servicio pasaran de 25 a 35 años y con un límite de edad de 65 años, intento que no fructificó al topar con la resistencia sindical.

Según el catedrático de la Facultad de Economía e integrante del Frente en Defensa de la Universidad Pública (FDUP), la crisis en la institución proviene de recursos deficitarios aprobados por el Congreso local y la falta de transparencia de su ejercicio, donde reformar el esquema no es la solución, como ya ha ocurrido en universidades donde se dio la transición a un esquema de aportación de los propios trabajadores sindicalizados para generar un fondo de recursos que solvente pensiones y jubilaciones como el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) y que daría entrada a las administradoras o “afores”, en contra de sistemas “que se han manejado autónomamente hasta ahora” como es el caso de la UM.

Se han aplicado estos esquemas del SAR, en la mayoría de las 10 universidades que se encuentran en crisis en el país, “y han surgido sin embargo problemas muy graves por la falta de los subsidios” desde la federación y los gobiernos locales hacia las mismas, por lo que “es de temerse que con transparencia o sin transparencia, nuevamente no alcancen los recursos para este 2019”, argumentó en referencia a que el presupuesto ordinario sólo cubre gastos hasta septiembre y genera crisis cíclicas cada fin de año.

Para Nava, el momento que vive la UM sigue siendo “grave” al persistir el déficit financiero y en el que no prosperaron las expectativas puestas en las nuevas autoridades, tanto por el gobierno federal donde no se incrementaron los recursos para las universidades y además se advirtió que no habrá más apoyos extraordinarios, como por parte del escenario local, donde los diputados de Morena no lograron que se aprobara su propuesta de integrar un 6 por ciento de los recursos torales para el estado a la Casa de Hidalgo.

En cuando a la reforma estructural integral que comprometió Serna González y que deberá presentarse ante el Consejo Universitario a más tardar en marzo, Nava consideró que los tiempos son cortos para lograr reformar tanto la Ley Orgánica como los contractos colectivos de trabajo al buscar contener la contratación docente y reasignar la disponible en base a la compactación de grupos.

Confió en que como lo ha señalado el rector Raúl Cárdenas Navarro, se integre una propuesta de reforma en base al consenso y el diálogo con los sectores y los gremios de Profesores y Empleados (SPUM y SUEUM), cuya postura, consideró, será de rechazo a reformar el Régimen de Pensiones y Jubilaciones.

Celebró que los acuerdos con la federación pongan énfasis en mejorar esquemas de transparencia y rendición de cuentas, al igual que las dirigencias gremiales adopten “acuerdos muy precisos de que no es negociable el sistema de pensiones”, así como confió en que la Rectoría no caiga en la “tentación” de asumir una actitud unilateral y presentar su modelo de reforma integral, menos en un momento, consideró, que “se encuentra entre la espada y la pared” al aumentar la presión de los docentes en el seno del SPUM para no permitir la pérdida de conquistas como lo es el sistema de pensiones y jubilaciones.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: