HomeLo más leído“Agradezcan que no somos de los que desaparecen”; federales detienen e incomunican a 50 normalistas en Chiapas

“Agradezcan que no somos de los que desaparecen”; federales detienen e incomunican a 50 normalistas en Chiapas

“Agradezcan que no somos de los que desaparecen”; federales detienen e incomunican a 50 normalistas en Chiapas

 / Revolución 3.0

La aprobada Reforma Educativa, promueve el ingreso a la docencia a personas que tengan cualquier licenciatura, sin que hayan cursado la impartida en las Normales Superiores de Maestros, quienes tienen la especialidad para impartir clases a menores de educación básica y media superior, lo anterior fue una de las principales inconformidades del magisterio, incluyendo a los normalistas, ya que han asegurado que, son otros los que acaparan las plazas que a ellos les corresponden.

“A la sociedad le han vendido la idea que los normalistas somos unos holgazanes incultos que peleamos por todo y al inconformarnos porque les estén dando a otros nuestras plazas, nos dicen que ellos sí las merecen porque están mejor preparados y tienen mayores ganas de trabajar cuando la mayoría obtuvieron los títulos en menos de un año, sin estudiar una carrera, por medio de escuelas patito, a las que el gobierno les ha dejado el paso libre en todo Chiapas”, asegura Guadalupe Hernández a Revolución TRESPUNTOCERO, joven estudiante de la Escuela Normal De Licenciatura En Educación Primaria ‘Dr. Manuel Velasco Suárez’.

INSUMA es un ejemplo de una de las varias empresas que en dicho estado ofrecen sus servicios, asegurando que ‘con 14 años de experiencia’, otorgan un título de licenciatura en preescolar y nivel primeria, estudiando ‘tan sólo cuatro meses’, asistiendo durante ese periodo nada más el día sábado de nueve de la mañana a dos de la tarde. Dicha empresa tiene sucursales, además de Chiapas, en Guanajuato, Aguascalientes, Estado de México, Campeche, entre otros estados.

“Ese tipo de instituciones los preparan para un examen, no para educar, jugar con los niños, atenderlos, enseñarles, las estrategias para captar su atención, cómo incentivarlo, lo que sí hace una Normal Superior, entonces estos jóvenes al poco tiempo están solicitando un espacio y muchas veces prefieren dárselo a ellos que a quienes sí nos preparamos y no es porque ellos sean mejores, sino porque no es posible que prefieran entregar plazas a personas con 4 meses de preparación, y no ha estudiantes que llevan la especialidad para inculcar no solamente conocimientos, sino también ética y principios que ayuden a los menores a ser mejores personas ese tipo de conocimientos y estrategias educativas no las aprendes en cuatro meses, es por ello que decidimos luchar hombro con hombro junto a los maestros que se encuentran en Tuxtla Gutiérrez”, asegura Hernández.

Es así como las manifestaciones del magisterio, a partir de mayo han sido con frecuencia acompañadas de los jóvenes estudiantes, quienes denuncian que la apertura a egresados de universidades y escuelas particulares cierra espacios a los profesionales de la educación básica.

Ellos aseguran que no buscan que les ‘regalen’ o les ‘vendan’, las plazas, sino buscan que existan las garantías para competir por un lugar en el sistema de educación básica, ya que abrir la convocatoria a egresados de universidades, han cerrado los espacios a los normalistas que sí están preparados para ejercer la profesión.

Alfonso M., alumno de la Escuela Normal Rural Mactumactzá, asegura a Revolución TRESPUNTOCERO que fue desde abril que se abrió a la participación de universidades y escuelas particulares a la obtención de una plaza en educación básica; “dichos egresados no mantienen el perfil para ser maestros de primaria, ellos ven un sueldo ‘seguro’, quincena a quincena, además de prestaciones, fáciles de obtener, lo único que podemos esperar es una educación insuficiente y frágil”.

La Escuela Normal De Licenciatura En Educación Primaria ‘Dr. Manuel Velasco Suárez’, ubicada en Huehuetán, Chiapas, ha sido una de las instituciones que desde inicio del año pasado se ha mantenido en lucha permanente debido a diversas demandas. En septiembre de 2014 un nutrido grupo de padres de familia y alumnado realizó una huelga de hambre frente al palacio de gobierno, en Tuxtla Gutiérrez, el motivo fue la falta de recursos para la institución, sin embargo la única respuesta, que no fue por parte de ningún representante del gobernador, llegó de la diputada Magdalena Torres, quien solamente se comprometió a ‘insistir’ para que el gobierno ‘descongelara’ los recursos dirigidos a educación superior.

Sin embargo para enero no había sucedido nada, nuevamente volvieron a manifestarse pero no obtuvieron respuesta alguna, en marzo volvieron a marchar buscando la respuesta de autoridades municipales y estatales, para que les proporcionaran además de un plan de trabajo y una estrategia, las mejores ya realizadas a la escuela normal, pero siendo un acto pacífico, se volvieron a retirar, ya que no obtenían acuerdos que generarán respuesta y se diera paso a una mesa de diálogo.

“Era imposible que atendieran a mis compañeros, cuando se trata de exigir la modificación o eliminación de la Reforma Educativa y/o fondos para que exista un ambiente óptimo, infraestructura, calidad en la educación y mejores programas, el gobierno se hace el desentendido y envía sus fuerzas armadas, viles sabuesos corruptos y criminales a herir, levantar o incluso desaparecer maestros que buscan mejores condiciones de estudio, para que el día de mañana ellos puedan otorgar mejores condiciones de trabajo; mis compañeros luchan por un espacio, porque estamos convencidos que tenemos amor a nuestra profesión y tenemos la formación que se requiere para ser un maestro y no un simple ‘sustituto’, que realizará sus actividades de forma automática, sin tener la vocación, porque no está viendo que trabaja con niños, incluso a muchos universitarios les incómoda tratarlos, sin duda alguna esto derivará en malformaciones educativas”, comenta Alfonso.

El 14 de julio pasado, un grupo de aproximadamente 50 normalistas, pertenecientes a la Normal De Licenciatura En Educación Primaria ‘Dr. Manuel Velasco Suárez’, se reunieron para viajar a la ciudad de Tuxtla Gutiérrez y unirse en una marcha con sus compañeros maestros, después de tomar dos autobuses de servicio público, fueron detenidos en un operativo conjunto con la Policía Federal, Policía Estatal Preventiva y Policía Municipal.

Carlos J., estudiante de dicha normal, asegura a Revolución TRESPUNTOCERO que alrededor de las cuatro de la tarde se manifestaron sobre el tramo carretero Tapachula-Huixtla, a la altura del crucero de Huehuetán, para después trasladarse a la central camionera, en busca de dos autobuses que los trasladaran a la capital del estado para manifestarse contra las reformas educativas, pero poco tiempo después las distintas corporaciones policiales los detuvieron a ellos, gracias a la participación de poco más de 120 elementos federales, estatales y municipales.

“Éramos poco más de 50 alumnos a quienes nos detuvieron y llegaron a la Fiscalía Regional Fronteriza, de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), muchas personas que lo vieron nos siguieron en sus carros para vigilar que no nos quisieran ‘desaparecer’, nosotros siempre estamos vigilados por la gente que nos apoya, porque en cualquier momento el gobierno nos puede mandar a matar, por exigir nuestro derecho a la educación y un mejor empleo”, asegura Carlos.

A su vez comenta que al llegar a la Fiscalía los mantuvieron alejados sin poder comunicarse con sus familiares y “temimos que nos fueran a imputar otros delitos, como es costumbre de las policías o nos fueran a torturar, a mis compañeras cuando las detuvieron, las tocaron de una forma totalmente incorrecta y que las afectó, debido al miedo de que pudieran ejercer algún tipo de violencia física o sexual, en el traslado nos decían que debíamos aprender a no meternos en problemas, que por mal copiar lo que otros hacen luego terminamos en la cárcel, y que debíamos de agradecer que no eran de los que desaparecen”.

Fueron las llamadas de los vecinos y de quienes ubicaron hacía donde se llevaron a los estudiantes, fue que los padres hicieron acto de presencia y se mantuvieron desde el día de los hechos, sin moverse del lugar, sin salir a comer o si quiera un rato a descansar, la madre de un alumno asegura a este medio que “no quisimos despegarnos de ahí, con lo que le pasó a los jóvenes de Guerrero aprendimos a que debemos luchar por nuestros hijos, sabíamos que ellos iban a manifestarse, y por eso estuvimos atentos, a nosotros un Ayotzinapa no nos va pasar, por eso estamos aquí, no podemos ni pestañear, no sea que los quieran desaparecer”.

Finalmente, debido a que no hubo un daño directo a la empresa camionera, tampoco de otro tipo, la PGR los dejó en libertad, y se aseguró que no se les detuvo en ningún momento, sino que fueron trasladados para “desahogarse las diligencias ministeriales” porque impedían el acceso y salida a terminales de autobuses.

“Los efectivos del grupo interinstitucional integrado por la PGJE Chiapas, Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC) y Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), recobraron la tranquilidad en la zona” de autobuses que los normalistas pretendían abordar el martes, señaló la dependencia.

Sin embargo, los normalistas aseguran que los encerraron y que existió privación de su libertad, además de insultos verbales, que aun cuando los mencionaron no fueron tomados en cuenta. “Nos tratan peor que criminales, no pasó mucho tiempo antes que le brindaran ayuda a los empresarios y nos detuvieran, si así mantuvieran vigilados a los peores delincuentes del país, la seguridad de este país sería de gran calidad, pero las policías solamente sirven para reprimir a quienes buscan destapar injusticias”, comenta Carlos.

“Somos jóvenes que tenemos que exponer nuestras vidas a fin que el gobierno federal y estatal nos brinde algo que por derecho nos corresponde: educación de calidad. Estamos desesperados porque no existe diálogo y cooperación para que nuestro centro educativo pueda capacitarnos, a manera que nuestro empeño y conocimientos se vean reflejados en los índices de aprovechamiento de los futuros alumnos, es ahí donde invitamos a la sociedad a pensar antes de acusarnos, porque no pedimos más que una infraestructura y programas que nos hagan ser mejores maestros; un pueblo que se vuelca en contra del propio pueblo haciéndole caso al enemigo (gobierno), es mucho más fácil de aniquilar y lo estamos viviendo”, asegura Carlos.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: