HomePolíticaAlfonso Martínez tuvo intereses particulares para declarar a la tauromaquia como Patrimonio Cultural

Alfonso Martínez tuvo intereses particulares para declarar a la tauromaquia como Patrimonio Cultural

Alfonso Martínez tuvo intereses particulares para declarar a la tauromaquia como Patrimonio Cultural

César Vázquez / @LetraMia

Morelia, Michoacán.-El primer interesado en que se aprobara un decreto que declara la Tauromaquia como Patrimonio Cultural Intangible de Michoacán, era el diputado panista Alfonso Martínez, pero obedeciendo a intereses meramente empresariales.

Esta ley era un obsequio para su consagrado suegro, Pedro Delgadillo Cuevas, quien labora como encargado del Centro Cultural Tres Marías, que este sábado inaugurará un museo taurino dedicado a Mariano Ramírez Miguel.

De acuerdo a los defensores de los animalistas, esta fue la intención del diputado presidente de la mesa directiva para aprobar dicho decreto, al que se le sumaron el resto de los 12 diputados que votaron a favor del gremio empresarial.

Sin embargo, es de recordarse que dicho decreto no entró en vigor, al hacer observaciones severas sobre el actuar de los políticos y sus pretensiones.

Según la respuesta que emitió Jara Guerrero, estampa que los diputados no consideraron que la fiesta taurina es un espectáculo violento, que contraviene con los derechos humanos de las niñas, los niños y los adolescentes.

En su respuesta, observa también que el Congreso del Estado no tiene facultad para decretar ‘elementos’ como Patrimonio Cultural Inmaterial, dado que esta potesta sólo le confiere a la UNESCO, a la que está suscrito el Estado Mexicano al ser parte de los estados vinculantes.

Señala además que los requisitos que establece la UNESCO para declarar Patrimonio Cultural Inmaterial son entre otros, que el elemento debe contribuir a lograr que se tome conciencia de su importancia y a propiciar el diálogo.

Para ello, la propuesta de inscripción del elemento se debe presentar con la participación más amplia posible de la comunidad, el grupo o, si procede, los individuos interesados y con su consentimiento libre, previo e informado, situación que en este caso generó todo lo contrario, porque durante la aprobación del Decreto 335, en el Recinto Legislativo hubo claras manifestaciones de inconformidad.

Y aunque el gobernador se dijo respetuoso de las decisiones que tome el Poder Legislativo, y con el propósito de continuar con el trámite legislativo, se inclinó por otorgar el Veto de Bolsillo para que no se declare la Charrería y las Fiestas Taurinas como Patrimonio Inmaterial de Michoacán.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: