HomePrincipalesApoyar a universidades y no suprimir régimen de jubilaciones, piden a AMLO
Con un click puedes recibir noticias gratis a tu WhatsApp

Apoyar a universidades y no suprimir régimen de jubilaciones, piden a AMLO

Docentes jubilados y en activo, demandaron al presidente Andrés Manuel López Obrador cumpla sus promesas en campaña de ejercer un real apoyo a las universidades públicas en crisis, como es el caso de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), y se deje de ver al Régimen de Pensiones y Jubilaciones como el causante del quebranto financiero institucional.

Agrupados en el Movimiento en Defensa de la Jubilación, el Estado de Derecho y la Autonomía Universitaria (MDJEDAU), los universitarios entregaron un expediente al mandatario durante la última visita que realizara a Michoacán, el pasado 7 de marzo, donde le describen el contexto bajo el cual se ha desarrollado la crisis en la institución, derivada de los recortes de gastos federales al sostenimiento del nivel medio superior o bachillerato que imparte la Casa de Hidalgo, al igual que los recortes sistemáticos que ha venido aplicado el Congreso del Estado desde 2016 a la institución.

El sostenimiento del Régimen de Jubilaciones y Pensiones en la UM, señalan, debe mantenerse inalterable con respecto a los marcos legales en el que se sustenta y no son ni la causa del déficit financiero en la Universidad, ni al parecer en las otras nueve instituciones que colapsaron en el año 2018 y que, en el caso de aquellas que lo reformaron, preguntan en el documento, “¿si esta es la solución porqué entonces las instituciones que desde hace tiempo modificaron sus modelos jubilatorios siguen en crisis?”.

Los recortes presupuestales, aducen los universitarios, se han sucedido desde el año 2016, “en el que a pesar de estar aprobado por el H. Congreso del Estado, un presupuesto ordinario de $2,946’764,032.00 (dos mil novecientos cuarenta y seis millones, setecientos sesenta y cuatro mil treinta y dos pesos M.N.), sin justificación legal y a través de un convenio marco firmado entre la SEP Federal, el Ejecutivo Estatal y la Rectoría de la UMSNH, se disminuyó en $501’725,677.00 (quinientos un millones setecientos veinticinco mil seiscientos setenta y siete pesos M.N.) equivalente al 17.03% del presupuesto aprobado”.

En el 2017, refieren, “aplicó otra reducción al presupuesto anual ordinario, por $391’407,625.00 (trescientos noventa y un millones cuatrocientos siete mil seiscientos veinticinco pesos M.N.) bajo el argumento de una supuesta penalización por el incumplimiento del C. Rector de la UMSNH respecto de los requerimientos de una reingeniería administrativa centrada en la reforma del régimen de jubilaciones y pensiones del personal académico y administrativo, la cual, de haberse realizado, se hubieran violado sus derechos contractuales constitucionalmente irrenunciables y que, además del déficit financiero, esta situación generó un ambiente de incertidumbre e inestabilidad en el trabajo académico y en la vida de la Institución, creando con ello reiterativamente crisis financieras que se manifiestan generalmente en los últimos tres meses de cada año, periodo en que las instituciones se ven impedidas de cumplir con sus tareas sustantivas y de la obligación de realizar los pagos de los salarios devengados a los trabajadores activos y jubilados”.

Tras manifestarle que, “nos encontramos preocupados y un tanto desilusionados porque, no obstante la promesa que en reiteradas ocasiones hizo durante su campaña en el sentido de que de llegar a la Presidencia de la República, apoyaría a las universidades públicas en crisis, esto no ha sucedido”, le señalan al presidente que si bien existió el apoyo por 500 millones de pesos como recursos extraordinarios para apoyar a la UM a finales del 2018, tanto no serán suficientes para evitar las crisis recurrentes de fines de año, al igual que entre los compromisos que asumió el anterior rector Medardo Serna González, a cambio de este recurso, “contiene una clara amenaza que obliga a la autoridad universitaria a presentar una reforma a nuestro modelo jubilatorio”.

En el expediente, le señalan a AMLO que “siguiendo con la política neoliberal en materia laboral y educativa las autoridades en la materia, omiten en el presupuesto destinado a nuestra Institución partidas para el sostenimiento tanto del bachillerato nicolaita como la de las casas de estudiantes, asimismo deja de contemplarse el pago de jubilaciones, esto, provocará que al final del año estaremos enfrentando un déficit de $996’232,460.50 (novecientos noventa y seis millones doscientos treinta y dos mil cuatrocientos sesenta pesos con cincuenta centavos), según las autoridades universitarias”.

En su parte final, el MDJEDAU señala que “desafortunadamente la corrupción, la violación sistemática a la autonomía universitaria, a su estado de derecho contenido en su Ley Orgánica, en los Contratos Colectivos de Trabajo y el derecho a la información están a la orden del día por parte de los representantes de nuestra Institución, quienes en contubernio con las autoridades federales y estatales se han empeñado en presionar para que  todos los trabajadores nos auto inmolemos permitiendo la mutilación de nuestro Contrato Colectivo de Trabajo como sería el caso de la modificación al régimen actual de jubilaciones y pensiones”.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: