HomeLo más leídoÁreas históricas y de conservación en riesgo por el Libramiento Sur de Morelia

Áreas históricas y de conservación en riesgo por el Libramiento Sur de Morelia

Áreas históricas y de conservación en riesgo por el Libramiento Sur de Morelia

Rodrigo Caballero/ @RodCaballero

Morelia, Michoacán.-En la parte sur de Morelia, además del proyecto que conecta la Loma de Santa María en la parte donde se encuentra la zona residencial de Altozano, existe otro proyecto del Tramo 1 del Libramiento Sur que podría afectar zonas de conservación natural e histórica.

La denuncia del riego que trae dicho proyecto, impulsado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), fue hecha por habitantes del fraccionamiento Arcos de la Cascada quienes tienen en sus manos proyectos ciudadanos de conservación ambiental.

Xúchitl Vázquez Pallares, presidenta de la Fundación Natalio Vázquez Pallares y residente del fraccionamiento aseguró que la SCT realizó un cambio ilegal del uso de suelo en la zona en 2012, lo que provocó que el lugar cambiara de Densidad Baja a Densidad Media abriendo la puerta a proyectos de infraestructura “que no son aptos para este lugar” aclaró.

El Tramo 1 del Libramiento Sur de Morelia incluye un puente vehicular que está trazado justo a un lado del fraccionamiento, por encima de una cascada y un acueducto de 165 años de antigüedad declarado monumento histórico por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

De acuerdo con Xúchitl Vázquez, al proyecto vehicular se oponen las 20 familias que viven en el fraccionamiento pensado como un área de conservación ciudadana que cuenta con proyectos como huertos orgánicos, viveros y uso de energías alternativas.

Los vecinos declararon a Michoacán TresPuntoCero que el 11 de agosto de 2015, la delegación en Michoacán de la SCT, ingresó al fraccionamiento “de manera ilegal” a fin de realizar perforaciones para el estudio de la cimentación que llevará el puente vehicular.

Dicho puente es una de las decenas de proyectos del Libramiento Sur de Morelia que tendría un costo de mil 500 millones de pesos, de los cuales casi 500 millones son solamente para el Ramal que une Altozano y la parte sur de la ciudad.

Los habitantes del fraccionamiento consideran que un puente vehicular “en nuestro patio trasero tendría consecuencias graves en el modelo de conservación que tenemos” así como en las especies de flora y fauna que habitan la zona.

Ayuntamiento no ha escuchado

Cuando el proyecto fue aprobado, los vecinos buscaron audiencia con los presidentes municipales Fausto Vallejo Figueroa y Wilfrido Lázaro Medina, sin embargo no hubo contacto con ellos.

“El nuevo presidente municipal, Alfonso Martínez Alcázar, todavía no nos ha recibido pero está al tanto de la problemática, incluso prometió venir al fraccionamiento pero no lo ha hecho” aseguró Xúchitl Vázquez.

Sin embargo, en las últimas tres administraciones -incluido el tiempo en que estuvo al frente del Ayuntamiento Salvador Abud Mirabent- no ha habido ni una revisión del proyecto ni mucho menos modificaciones a través del Instituto Municipal de Planeación (Implan) organismo que tiene conocimiento pleno de la construcción.

Cabe destacar que Xúchitl Vázquez y los vecinos del fraccionamiento Arcos de la Cascada no son los únicos que se oponen a la obra, también se han incluido habitantes de siete fraccionamientos vecinos incluidos Real San Diego y Paraíso de la Huerta sumando un total de 70 mil personas en contra del puente.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: