HomePolíticaAtorados los acuerdos en el Congreso local, lucha de fuerzas traba la definición de temas

Atorados los acuerdos en el Congreso local, lucha de fuerzas traba la definición de temas

Atorados los acuerdos en el Congreso local, lucha de fuerzas traba la definición de temas

La lucha de fuerzas que se vive al interior del Congreso del estado mantiene atorados los acuerdos y con ello la definición de temas pendientes, entre ellos los nombramientos sobre diferentes cargos públicos, así como los temas económicos de interés para el gobierno de Silvano Aureoles Conejo.

En la recta final de la LXXIV Legislatura y luego de las elecciones locales en las que Morena obtuvo el triunfo por la gubernatura del estado, las fuerzas al interior de la Cámara han sufrido nuevo acomodo. La bancada guinda luego de caminar por más de dos años dividida, logró unificarse y finalmente actuar como bloque mayoritario.

Asimismo existen legisladores de otros partidos que han optado por concretar acuerdos con Morena, lo que ha venido a descobijar al Partido de la Revolución Democrática que, no logra concretar ya los asuntos que son de interés del Ejecutivo del Estado.

Por una parte el PRD está presionando para que antes del 18 de agosto sesione el Pleno del Congreso, a fin de someter a votación los dictámenes para la desincorporación de inmuebles propiedad del estado, la aprobación del programa de borrón y cuenta nueva en materia vehicular, y la expedición de licencias permanentes, esto con la intención de inyectar recursos a la administración de Aureoles Conejo en las semanas que le restan de vida.

En dicha sesión, los perredistas buscan colar la toma de protesta de Saúl Rodríguez Contreras como consejero del Poder Judicial propuesto por Aureoles Conejo.

Sin embargo, Morena rechaza el bloque de asuntos económicos para dotar de recursos al silvanismo, así como que sea el actual mandatario el que proponga al nuevo consejero del Poder Judicial, bajo el argumento de que Aureoles ya definió en su momento a uno en esa posición y ahora lo conducente es que la decisión corresponda al próximo gobernador.

De no concretarse la sesión para la desincorporación de inmuebles antes del 18 de agosto, el PRD ya no estará interesado en que salga el asunto, ya que debido al tiempo que llevan los trámites para la puesta en venta y subasta de los inmuebles -alrededor de un mes- ya no sería la actual administración la que ejerciera dichos recursos, sino la próxima.

En lo que corresponde a la designación de cargos, el acuerdo político se hace necesario ya que para las designaciones se requiere una mayoría calificada, es decir el voto de las dos terceras partes de los diputados.

El acuerdo en estos momentos es que Morena tiene mano para definir a la magistrada de la Segunda Sala Ordinaria del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado (TJAMICH), mientras que, el PRD tendrá mano en el de la de la Cuarta Sala Especializada en materia de Anticorrupción y Responsabilidades Administrativas del mismo Tribunal.

Por lo que toca a la Comisión de Derechos Humanos, el PRD tendrá mano en la designación del presidente, mientras que las consejerías serán repartidas entre las diferentes fuerzas políticas, aunque no resultan de mayor interés por ser espacios “menores”.

Por lo que toca al Instituto Michoacano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IMAIP), PAN, PRI y Morena tendrán un comisionado cada uno.
En la Auditoría Superior de Michoacán en donde habrá de designarse al auditor especial de normatividad y al especial de fiscalización estatal, un espacio corresponderá al PRI y el otro a Morena.

Sin embargo, no todos los legisladores están conformes con los acuerdos de repartición de espacios acordados por la Junta de Coordinación Política, ya que había quienes aspiraban dejar colocados a hijos y familiares antes de concluir la Legislatura.

Actualmente se encuentran configurados dos bloques al interior de la Cámara que mantienen la lucha de fuerzas sobre los temas que saldrán o no.

El primer bloque estaría conformado por la mayoría de la bancada del PRD, sólo con Antonio Soto en paréntesis, y la perredista Lucila Martínez que forma parte de la bancada del Partido Verde.

También forman parte los integrantes de la representación paralamentaria, Miriam Tinoco, Javier Paredes y Wilma Zavala, aunque esta última mantiene coqueteos con Morena; así como tres diputados de la bancada del PAN, Arturo Hernández, Antonio Salas y Hugo Anaya, con Gabriela Ceballos sin una definición específica; además de los priistas Adriana Hernández y Omar Carreón.

El segundo bloque estaría conformado por las bancadas de Morena y PT, con la suma del coordinador del Partido Verde, Ernesto Núñez; los priistas Eduardo Orihuela, Marco Polo Aguirre y Yarabi Ávila. Los panistas Javier Estrada, Oscar Escobar, María del Refugio Cabrera y David Cortés, también formarían parte.

En tanto que el segundo bloque ocupa la presidencia de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política, hasta el momento no se ha citado a reunión o a sesionar, esto con la intención de agotar el tiempo antes del 18 de agosto para cerrar el paso a los temas económicos de interés de Aureoles Conejo, según la valoración de diputados del primer bloque.

Existe otro tema interés de Morena: turnar al Pleno del Congreso la solicitud de juicio político en contra del gobernador Silvano Aureoles Conejo que promovió el diputado José Alfredo Flores Vargas, para lo cual, buscarían una sesión virtual intermedia antes del día 18, sin embargo tal posibilidad estaría condicionada por el bloque opositor a que se dé entrada a los dictámenes en materia económica.

En el segundo bloque la previsión es que el Pleno no sesione sino hasta la segunda quincena del mes.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: