HomeOpinión 3.0El bueno, el malo y el feo en el debate por Morelia

El bueno, el malo y el feo en el debate por Morelia

Aunque no de manera oficial bajo la organización del Instituto Electoral de Michoacán (IEM), se realizó la noche del lunes un primer debate de los candidatos a la presidencia municipal de Morelia en el programa Yo Quiero Saber, del canal local CB Televisión. Si bien fue largo  y por momentos cansado debido a que son 8 los aspirantes a gobernar la capital del estado, este encuentro permitió a la audiencia tener una idea de quién es quién en la contienda electoral.

No nos detendremos aquí en la mención a candidatos que no tienen ninguna posibilidad de ganar,  porque al final se prevé que  sea una votación cerrada y terciada entre los candidatos de Morena, PRI, y la alianza PAN-PRD. Aunque el Partido Verde tiene en Marx Aguirre una buena carta que en las urnas puede ser el fiel de la balanza, ya que por su perfil más ciudadano le puede restar votos a cualquier partido.

El bueno

El candidato del PRI, Guillermo Valencia, llegó al debate sin ganas de debatir: con poco que proponer, se dedicó a reconocer las virtudes de sus adversarios y a exhaltar los logros del gobierno de Wilfrido Lázaro Medina, quién es su coordinador de campaña. Su participación en el foro se podría reducir a una apología del Priísmo, partido al que resaltó como una cantera de buenos funcionarios públicos.

En redes sociales,  Memo Valencia tiene acostumbrados a sus followers a un estilo frontal, envalentonado y hasta prepotente cuando de humillar a presuntos delincuentes se trata, pero ante las cámaras  de televisión se mostró  bajo su disfraz de chico bueno, mientras  afuera del estudio sus seguidores estuvieron a punto de liarse a golpes con las huestes de Alfonso Martínez.

La mejor manera de definir el desempeño del priísta es que estuvo agazapado ante sus adversarios, como temeroso de ir a la confrontación y estrellarse con el muro de sus hechos pasados; sin embargo, el ex alcalde de Tepalcatepec  no se fue en blanco y se topó con cuestionamientos referentes a sus presuntos vínculos con La Tuta. Él se defendió diciendo que esos rumores solo son guerra sucia, y pidió mirar hacia adelante.

El Malo

El villano favorito de prácticamente todos los candidatos fue Iván Pérez Negrón, porque la regla no escrita de los debates dice que se deben dirigir las baterías al más fuerte. Al diputado federal con licencia lo cuestionaron por su “deslealtad” política, ya que se formó en el PRI, después saltó al PES, y ahora es candidato de Morena. También le reprocharon con insistencia haber promovido la desaparición de un fideicomiso para financiar la atención a niñas y niños con cáncer, aunque éste lo desmintió y dijo incluso que su familia tiene una fundación para atender a menores que padecen esa enfermedad.

Iván Pérez Negrón se atrincheró en las acciones de la 4T, y desde ahí se defendió a cartulinazos de los embates de Alfonso Martínez, a quien le mostró gráficas para demostrar que la incidencia delictiva fue mayor durante su periodo como alcalde, le recordó que sus ahora aliados del PAN lo denunciaron por corrupción hace unos años, y hasta mostró a la audiencia un meme donde se ve a Poncho a manera de Pinocho.

El feo

El candidato del PAN y PRD, Alfonso Martínez, centró su desempeño en el debate a los ataques contra Iván Pérez Negrón, y Morena, para desacreditar las acciones del actual gobierno municipal que fue encabezado por Raúl Morón Orozco, a quien señaló por haber descuidado a la policía municipal y  los espacios públicos de Morelia.

Sin embargo, sobre Alfonso Martínez se cierne la sombra de corrupción en su gobierno, y durante todo el encuentro tuvo que esquivar señalamientos por el alto costo del parque lineal, sobre el supuesto enriquecimiento de funcionarios de su administración que ahora viven en Madrid, y por “abandonar” a las tenencias de Morelia.

Aunque el pronóstico es que la elección de alcalde de Morelia será muy cerrada entre los candidatos del PRI, Morena, y PAN-PRD, llama la atención que Guillermo Valencia y Alfonso Martínez no se tocaron en el debate, más bien intercambiaron felicitaciones por sus respectivos “logros”.

Si tuviéramos que elegir a un ganador del debate, sería Iván Pérez Negrón, porque desde el inicio sus adversarios lo colocaron en el pedestal del rival a vencer. Sin embargo, hay otras señales que Morena debe tomar en cuenta, por ejemplo: la condescendencia y hasta debilidad mostrada por Memo Valencia ante Alfonso Martínez alienta las especulaciones sobre una eventual declinación del priísta en favor del abanderado del PAN-PRD. En esta elección aún falta mucho por ver.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: