HomeEspecial fotográficoCantera Tropical; cumbia en (y para) los mercados

Cantera Tropical; cumbia en (y para) los mercados

Cantera Tropical; cumbia en (y para) los mercados

Entre los coloridos puestos de los tianguis de Morelia, los ruidos, la música y las palabras suelen ser fuertes, apabullantes y estridentes; estos lugares son recorridos a diario por Cantera Tropical, quienes dicen que van a los mercados “amenizarles el día, tanto a los comerciantes como a los visitantes”.

Con un poco de cumbia van haciendo paradas en puestos de comida o donde se les solicite; un bajo, un amplificador, una guitarra y un güiro son suficiente para poner a bailar a las personas, ya con una canción de Los auténticos Decadentes o una de Manú Chau, siempre al ritmo de cumbia tropical.

Alberto Melody, es la guitarra y la voz, y el anda: “Alegrando corazones, también trabajo en yo trabajo en una tienda y en una app del celular” Camina junto a Tavo García y Paul Bass (o Chino), cargando el equipo y buscando donde comenzar a tocar.

En un descanso, Tavo, quien toca el Guiro y acaba de ingresar a la agrupación platica: “Estamos aquí para amenizarles el día, lo mejor de la venta y si se pueden poner a bailar pues que disfruten nuestra música”

Para Alberto; esto es un trabaja que es da resultados día con día; les gusta y hacen feliz a las personas de los mercados: “Llevamos tiempo tocando en los mercados, antes nos costaba trabajo, y nos decían que nos quitáramos; ahorita estamos en un buen momento nos reciben bien, no estamos en la cumbre, pero para allá vamos. Nosotros estamos picando piedra y echando ganas, aquí seguimos…”

El Chino toca el bajo en la agrupación y carga con su “ampli” para todos lados; al preguntarle sobre su trabajo y su música, comenta: “Estamos a disposición de cualquier evento social, es cumbia para todo el mundo, en especial para mercados, ya sea en la calle o en la tarima”

Cuando Cantera Tropical termina de tocar no faltan algunos aplausos y otros chiflidos, las personas apoyan “a la causa”, algunos bailan y otros aplauden; algunos comerciantes regalan agua para los músicos cumbieros.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: