HomeOpinión 3.0Carlos Herrera, sufrirá el efecto Anaya y Meade

Carlos Herrera, sufrirá el efecto Anaya y Meade

Por Juan Espinoza Madrid

Morelia, Michoacán.- Los perredistas que vivieron el proceso electoral pasado, recuerdan con molestia la determinación de tener que apoyar en un principio a Ricardo Anaya y después, a media campaña, se le ordenó al perredismo y a la estructura gubernamental votar por José Antonio Meade, ambos personajes con los cuales no se identifican los militantes del PRD.

La determinación referida, provocó que miles de perredistas dejaran de apoyar a Antonio García Conejo en su candidatura al Senado de la República, teniendo como resultado que fuera electo como primera minoría, y eso gracias a los votos del PAN.

La decisión mencionada no solo ocasionó que los perredistas desistieran de apoyar a García Conejo, sino que se volcaron a votar por Andrés Manuel López Obrador, en buena medida, eso explica porqué Michoacán fue una de las entidades que más apoyó al tabasqueño.

Hoy sucede algo similar al proceso electoral federal pasado, los perredistas no sienten propio a Carlos Herrera, no hay identidad partidaria ni política, mucho menos hay coincidencia ideológica, lo que explica que Herrera haya iniciado su precampaña solo, sin estructura en tierra, lo cual ya fue detectado, por ende, le ordenaron al Senador García organizarle reuniones con algunos perredistas.

Lo mismo sucede con el priismo y el panismo, no sienten propio a Carlos Herrera, en realidad lo reciben a regañadientes, sin embargo, aprovechan la situación para exigir mas candidaturas para ellos a costa de los perredistas; esa estrategia les está funcionando a los “aliados” del PRD, pero eso no garantiza que esos partidos se vayan a desbordar en hacer campaña para Herrera.

La precampaña de Carlos Herrera no prende, y el motivo es lo mencionado en líneas anteriores, podrá ser un personaje jovial y dinámico, pero no genera empatía ideológica ni política, su discurso no es precisamente de esos que pone la piel chinita, no tiene discurso de un hombre de Estado.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: