HomeOpinión 3.0Carta abierta de un habitante de Aguililla, Michoacán

Carta abierta de un habitante de Aguililla, Michoacán

Inicio estas letras pidiendo a Dios todo vuelva a la normalidad a nuestro pueblo querido, adorado y adorable Aguaje.

Hoy sufres, estás herido de muerte, tus calles lucen vacías, tu plaza, el alma de tus entrañas sufre igual que cada uno de nosotros. Nos duele en lo más profundo de nuestros corazones mirarte así, pueblo querido.

Esto es como un mal sueño, una pesadilla, algo que nunca ni por la mente nos pasó nos fuera a suceder. Quisiera poder ayudarte pero me siento impotente porque no puedo.

Con lágrimas en los ojos que me salen de lo más profundo de mis entrañas te digo mi pueblo: No te mueras, no te rajes, aquí estamos muchos acompañándote.

Me siento tan triste, mira cómo tu gente se va a otros pueblos y ciudades; yo las comprendo porque sufren al dejar sus casas que con tanto esfuerzo han construido y se lloran y se lamentan pero tienen que salir a buscar el sustento de sus familias.

Tengo tanta fe, como hijo de Dios, que esto pasará pronto. Les pido a todos los ‘aguajecos’ desde todas las partes, donde se encuentren, oren por nuestra tierra, donde están los recuerdos, las enseñanzas de nuestros padres, donde tú mi Aguaje querido nos viste crecer.

Hoy estás herido pero sanarás mi tierra dorada, estas letras me salen del alma para ti mi Aguaje, orgulloso me siento ser ‘aguajeco’

Julio Valencia Zamora, aliad “La Pólvora”, habitante de El Aguaje, municipio de Aguililla.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: