HomeSeguridadCNDH emite recomendación al gobierno michoacano por condiciones de las cárceles para mujeres
Con un click puedes recibir noticias gratis a tu WhatsApp

CNDH emite recomendación al gobierno michoacano por condiciones de las cárceles para mujeres

Morelia, Michoacán.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, emitió recomendación al gobierno de Michoacán, debido a que consideró, en estos espacios de reclusión, existen deficiencias que violentan los Derechos Humanos de las mujeres privadas de su libertad.

En la Recomendación 74/2019 de la CNDH, dirigida al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, el organismo señala que su personal realizó diversas visitas a cuatro centros penitenciarios mixtos de esta entidad, mismos que no cuentan con condiciones adecuadas para la atención de las mujeres internas.

En el caso del Centro de Alta Seguridad para Delitos de Alto Impacto No. 1 Michoacán, que cuenta con una capacidad para 107 internas y una población de 78 mujeres, la CNDH destacó que las instalaciones presentan deficiencias en la planta alta, pues se observaron filtraciones de agua; no hay visibilidad al interior de las estancias ya que se encuentran obstruidas con cartones, cobijas y cortinas, además de estar cerradas con candados que las internas ponen.

En consecuencia, la luz natural y la ventilación no se filtra en éstas; algunas regaderas no estaban completas pues sólo tenían un tubo; contaban con resistencias para calentar agua y alimentos; además, se observó la presencia de instalación eléctrica hechiza, lo cual podría poner en riesgo la seguridad de ellas; había fauna nociva por preparación y venta de alimentos entre ellas, detalló la CNDH.

En lo que respecta al Centro de Reinserción Social Mil Cumbres (Lic. David Franco Rodríguez), que alberga a una población de 72 mujeres, el organismo no gubernamental estableció que cuenta con condiciones similares a las del penal de Alto Impacto, pero además, en el área de sancionadas los inodoros no funcionaban; asimismo, existe falta de mantenimiento en el área de visita íntima, ya que los colchones se encuentran en mal estado y no están recubiertos

En tanto, en el Centro de Reinserción Social de Uruapan, que cuenta con una población de 30 mujeres, la CNDH detectó que de las 32 estancias con 62 camas, sólo una estancia denominada de privilegio cuenta con servicio sanitario, con inodoro, lavabo y regadera, las demás usan un baño común que se encuentra completo.

También se observó que la preparación de los alimentos, que se encuentra a cargo del centro penitenciario, se realiza en deficientes condiciones de higiene; las internas señalaron que es deficiente en calidad y cantidad, además de que en algunos casos también es inequitativa por lo que en la repartición algunas pueden quedarse sin comida, aunado a que no se les dan utensilios para su consumo, ni las dietas prescritas.

En lo que refiere al Centro de Reinserción Social de Zitácuaro (Hermanos López Rayón), con una población de 12 mujeres, la CNDH detalló que el centro se encarga de la preparación de alimentos, en los que se observó deficientes condiciones de higiene durante la elaboración de éstos y no cuentan con utensilios para su consumo, ni con las dietas prescritas.

La Comisión Nacional ha observado que la mayoría de los centros penitenciarios que alojan a hombres y mujeres no reúnen las condiciones mínimas de habitabilidad e infraestructura adecuadas para ellas , como es el caso de Michoacán, donde hay 10 centros penitenciarios mixtos que albergan tanto a hombres como a mujeres, contraviniendo lo dispuesto en el artículo 18, párrafo segundo constitucional, que mandata “Las mujeres compurgarán sus penas en lugares separados de los destinados a los hombres para tal efecto”.

Las calificaciones obtenidas en el Diagnóstico Nacional 2018 para Michoacán fue de 6.54, debido a las deficiencias que impactan negativamente en el área femenil por la dependencia que existe con el área de varones.

La recomendación advierte que el Gobierno del Estado de Michoacán deberá a la brevedad, ejecutar políticas públicas tendentes a que se construya un centro femenil de reinserción social y, en dado caso que esto no pueda llevarse a cabo, considerar la existencia de dos direcciones independientes en los denominados centros mixtos, y que se cuente con una separación física, clara y total entre las mujeres y hombres privados de la libertad en dichas penitenciarías.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: