HomeActualidadCombatir la sequía en el Bajo Balsas requiere de 52 mdp: Investigador

Combatir la sequía en el Bajo Balsas requiere de 52 mdp: Investigador

Combatir la sequía en el Bajo Balsas requiere de 52 mdp: Investigador

Rodrigo Caballero/ @RodCaballero

Morelia, Michoacán. El combate de la sequía que enfrenta la Región del Bajo Balsas en el Estado de Michoacán requerirá de alrededor de 52 millones de pesos, esto a fin de garantizar la seguridad alimenticia de la zona, así lo aseguró el investigador Eduardo Lombardi.

En entrevista para Michoacán TresPuntoCero, Lombardi aseguró que la región, sobre todo en los municipios de La Huacana y Churumuco, requiere de un gran apoyo de aportaciones estatales y federales para dar alimento a los campesinos que así lo requieran.

“Todavía estamos a tiempo de generar un plan para combatir los meses de mayor problemática que son marzo, abril, mayo y junio cuando no habrá lluvia ni la cosecha que se perdió en 2015” refirió el investigador del Grupo Balsas para Estudio y Manejo de Ecosistemas A.C.

En esta asociación también participan investigadores como la doctora Ana Burgos del Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental (CIGA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) quien determinó que la sequía del Bajo Balsas es la peor registrada desde 1930.

Con base en un diagnóstico, realizado por investigadores y los propios ejidatarios de la zona, se determinó que la falta de agua es tan grave que provocó la pérdida del 80 por ciento de la producción de sorgo, maíz, jamaica y ajonjolí que son los principales cultivos en el Bajo Balsas.

“En este año no hay reservas (de alimento) nosotros sembramos para autoconsumo y venta pero ahorita nos quedamos sin nada” denunció Eleuterio Quiroz, un ejidatario de Churumuco que perdió prácticamente toda su cosecha por la falta de lluvias en la zona.

Sin embargo, los pequeños productores como Eleuterio no son los únicos con pérdidas en sus parcelas, también las cooperativas que exportan jamaica y ajonjolí registran números rojos debido a los bajos volúmenes de cosecha.

Marcoeri Guzmán Aguirre de la Unión Regional de Cooperativas “Arroyo San Pedro Jorullo” aseguró que de las 40 toneladas de jamaica y ajonjolí que cosecharon en 2014 ahora solamente cosecharon 3 toneladas, es decir, apenas el 7 por ciento de lo que obtuvieron un año atrás.

Aunque el problema principal es la falta de lluvia, Eduardo Lombardi aclaró que también las lluvias fuera de temporada del Huracán Patricia empeoraron la situación ya que, por ejemplo, el poco sorgo y ajonjolí que se cosechó terminó enlamado luego que las lluvias mojaran los sitios en los que los campesinos lo pusieron a secar.

A pesar de ello aún no vemos las consecuencias más graves de la sequía ya que, según el investigador Alejando Lombardi, se esperan crisis sociales, políticas y ambientales si no se actúa a tiempo.

Alerta temprana

Desde mediados de septiembre de 2015, el Grupo Balsas en coordinación con el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (CECTI) emitieron una alerta temprana luego de detectar una disminución de entre 30 y 40 por ciento en los niveles del agua de los 65 pozos que monitorean año con año.

“A finales de la época de lluvia los pozos están llenos y esta vez no estaban llenos, inclusive ya había ríos secos, preguntamos a los campesinos ‘hubo cosecha’, no, no hubo cosecha entonces se emite la alerta temprana” narró Lombardi en entrevista para Michoacán TresPuntoCero.

Esto permitió que decenas de asociaciones campesinas, cooperativas y empresas locales comenzaran a buscar una solución mediante reuniones a las que poco a poco se integran funcionarios de los tres niveles de gobierno.

De acuerdo con los investigadores, las instituciones lidian con desconocimiento del tema y falta de presupuesto para actuar, por eso proponen una base de soluciones creadas por las mismas comunidades a fin que trabajen sobre ellas.

“Entendemos que los funcionarios van entrando, algunos nos dicen ‘déjame siquiera sentarme en la silla’ y les contesto ‘por mí te puedes revolcar en la silla todo lo que quieras pero esta problemática se te viene encima’” comentó Lombardi.
Empleos temporales aliviarían crisis

Actualmente, los coordinadores del Grupo Balsas, así como las cooperativas que participan en el proyecto para combatir la sequía en la zona, buscan impulsar el Programa de Empleo Temporal en la región a fin de aliviar la crisis al menos durante los primeros meses.

En coordinación con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), intentan impulsar proyectos que contraten a la mayor cantidad de gente posible para darles recursos que garanticen la seguridad alimenticia.

Cabe destacar que son unas 20 mil familias las que se enfrentan a la sequía en los municipios de Churumuco y La Huacana, por lo que “es indispensable crear una red de apoyo entre las comunidades, no sólo para enfrentar esta crisis sino cualquier crisis” afirmó Lombardi.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: