HomeLo más leídoCon políticas sociales de EPN, México tardaría 644 años en abatir rezago educativo y 164 años carencias alimentarias

Con políticas sociales de EPN, México tardaría 644 años en abatir rezago educativo y 164 años carencias alimentarias

Con políticas sociales de EPN, México tardaría 644 años en abatir rezago educativo y 164 años carencias alimentarias

 Revolución TresPuntoCero

De continuar con el modelo de políticas públicas que hasta ahora han implementado varias dependencias y secretarías de Estado para combatir la pobreza extrema en que se encuentran 11.4 millones de mexicanos, se necesitarán 644 años para abatir el rezago educativo; 64 años para garantizar la salud; 348 años para que tengan acceso a la seguridad social; 78 más para que haya vivienda de calidad y para que más de 7 millones de mexicanos con carencias alimentarias dejen de padecerla, se necesitarán 164 años.

Lo anterior fue señalado por el senador Armando Ríos Piter, presidente de la Segunda Comisión de la Permanente, en el marco de la comparecencia de Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval) y de Rosario Robles Berlanga, titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), luego de que se aprobara un punto de acuerdo para que ambos funcionarios públicos acudieran al Congreso a explicar las cifras del análisis del Coneval que sostienen que en México hay 55.3 millones de personas en situación de pobreza; es decir, dos millones más que antes de que iniciara la administración de Peña Nieto.

“¿Como país, qué tanta paciencia o impaciencia tenemos para que esos millones de mexicanos dejen de ser pobres?”, cuestionó el legislador oriundo de Guerrero, quien declinó contender por la gubernatura de esa entidad en los comicios del pasado siete de junio, luego de la crisis al interior de su partido, el de la Revolución Democrática (PRD), tras los señalamientos contra el exgobernador, Ángel Aguirre Rivero, quien renunció tras la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos, de Ayotzinapa.

Salario de los 90…

El primero en ser cuestionado por los legisladores fue Hernández Licona. El secretario ejecutivo del Coneval explicó que aunque se ha podido documentar que hay avances importantes en la cobertura de diversas necesidades básicas de unos años a la fecha, en particular entre la población con menos ingresos, el reto para el gobierno federal sigue siendo el bajo ingreso de las familias, pues prácticamente no ha cambiado en más de dos décadas.

“De 1992 a 2014, el ingreso real de los mexicanos es prácticamente el mismo; es muy difícil pensar en reducir pobreza sistemáticamente y a largo plazo cuando tenemos poco avance en el ingreso…observamos que desde 2008, con la crisis financiera y el aumento de los precios, la capacidad de compra de los mexicanos fue a la baja”, detalló Hernández.

En su exposición, el funcionario argumentó que de acuerdo a la última revisión del Coneval, en ocho estados de la República se incrementó el índice de pobreza y pobreza extrema, resaltando Veracruz y Oaxaca, entidades que en años previos habían tenido reducciones significativas en el rubro; sin embargo, en el caso particular de Veracruz, el incremento de la pobreza extrema fue significativo en los últimos dos años.

Hernández Licona señaló que existen programas de apoyos productivos en la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), en la Secretaría de Economía (SE) y en la Sedesol, que suman 65 mil millones de pesos y de los que no se han visto resultados que ayuden a disminuir los índices de pobreza.

Tras poco más de dos horas de intercambio de datos, cifras y comentarios con los diputados y senadores integrantes de la Segunda Comisión, el secretario ejecutivo del Coneval se retiró para dar paso a la comparecencia de Rosario Robles.

Captura-de-pantalla-2015-08-25-a-las-23.33.14

Refrescos y transporte encarecieron canasta básica: Robles

Enfundada en un vestido negro y saco color beige, arribó al Senado de la República –escoltada por el senador Emilio Gamboa, coordinador del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI)- Rosario Robles Berlanga, titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), expresidenta del PRD, exjefa de gobierno de la Ciudad de México y experredista.

La titular de Desarrollo Social comenzó su mensaje argumentando que “estaríamos mal si pensáramos que la política social del gobierno se reduce a Sedesol, pues cuando hablamos de carencias hablamos de una visión transversal…la pobreza tiene su origen en múltiples factores, no en determinados programas y si no la vemos multifactorialmente no vamos a poder resolver este desafío”.

Robles sostuvo que la pobreza es determinada por el ingreso de las familias mexicanas y el precio de los alimentos, los servicios de la canasta básica, así como el crecimiento poblacional.

“El momento a partir del cual se establece el monto de la canasta alimentaria, es agosto de 2014, cuando los precios de los principales productos básicos, de los refrescos y el transporte, incluidos en la canasta, son muy altos y encarecieron de manera muy importante la medición”, afirmó Robles.

La funcionaria reconoció que la dependencia a su cargo no ha construido un modelo que le permita ser asertiva para combatir la pobreza en zonas urbanas como el municipio de Ecatepec, donde se registró un aumento de 3 % en los índices de pobreza –para llegar a cien mil pobladores en esta condición- y en la ciudad de Puebla, pues de acuerdo a la última medición de Coneval, 71 % de la población en pobreza se encuentra concentrada en las ciudades.

Exigencia de renuncia

Tras casi 40 minutos que la funcionaria ocupó para hablar de los índices antes citados del Coneval, iniciaron las intervenciones de los legisladores.

La primera en confrontar a Robles fue Lilia Aguilar Gil, diputada federal del Partido del Trabajo (PT). En su intervención, subrayó que el problema de la pobreza es consecuencia de una serie de políticas fallidas que datan del sexenio de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994).

“Aunque usted dijo que el debate de la pobreza debería ser ajeno a tintes políticos y partidarios, además de que tendría que tener una visión de Estado, en la realidad, los programas sociales, no solamente en esta administración, han sido utilizados para ir a buscar votos. La libertad política que vendría con una buena política social y de desarrollo, es indispensable para el desarrollo de un país, ¿no es esta una política asistencialista de transferencias, de regalar despensas, comida, basada en no crear capacidades sino de crear dependencia con el gobierno?”, cuestionó Aguilar.

Danner González, diputado de Movimiento Ciudadano (MC) apuntó que “este país vive entre la extrema riqueza de quienes tienen casas en Las Lomas, en Malinalco, Higa sido como Higa sido, y quienes no tienen nada en la sierra, en los cinturones de miseria y en las periferias de las grandes urbes”, por lo que urgió a que se corrija el rumbo y haya una verdadera coordinación entre los tres niveles de gobierno y las secretarías de Estado.

El senador Luis Sánchez, del PRD, tomó la palabra para exigir la renuncia de Rosario Robles Berlanga, tras argumentar que nuestro país atraviesa por una situación social y humanitariamente inadmisible y regresiva, a pesar de que se han invertido miles de millones de pesos en el combate a la pobreza.

“El conjunto de programas dispersos, burocratizados, asistencialistas, que atienden apenas el 28 % de quienes no tienen ingresos suficientes para adquirir una canasta básica alimentaria, en un entorno de corrupción, clientelismo político y en un grosero y elevado gasto corriente destinado a financiar operadores políticos que medran con las necesidades de millones de mexicanos y cuya función real es fortalecer el corporativismo y los intereses electorales del gobierno federal, del PRI y del Verde Ecologista, a lo largo y ancho del país”, dijo el perredista.

En su participación, la senadora del Partido Acción Nacional (PAN), Mariana Gómez del Campo reprochó a la funcionaria que los delegados de Sedesol, en funciones durante la presente administración, hayan fungido como operadores electorales y hoy sean diputados federales electos del PRI.

Para rematar la comparecencia de la titular de Sedesol, la diputada Lourdes Amaya recordó que en México la desigualdad es tan profunda que el 1 % de la población concentra el 21 % del ingreso total, mientras 6.7 millones de mexicanos sobreviven con un salario mínimo.

Ernesto Cordero, senador del PAN y exsecretario de Desarrollo Social y de Hacienda en el sexenio de Felipe Calderón, apuntó que entre 2010 y 2012 salieron de la pobreza extrema un millón 436 mil mexicanos y con la implementación de la Cruzada Contra el Hambre, únicamente lo han logrado 87 mil personas; “es decir, por cada mexicano que hoy su Cruzada rescata, antes se rescataban 16; 16 a uno, secretaria, es el marcador de su Cruzada Contra el Hambre”.

Captura-de-pantalla-2015-08-25-a-las-23.34.17

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: