HomeEducaciónConsejo Universitario, al margen del conflicto en la UM

Consejo Universitario, al margen del conflicto en la UM

Consejo Universitario, al margen del conflicto en la UM

El Consejo Universitario -considerado el máximo órgano de gobierno en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo-, cumple ya 49 días sin sesionar en medio de la crisis financiera y estructural que vive la institución.

Integrado por el rector como su presidente, además de los directores de las facultades y escuelas, un representante de los maestros y dos representantes estudiantiles por cada una de las facultades o escuelas y un representante de los empleados, el pleno del Consejo sesionó por última ocasión el pasado 27 de octubre, cuatro días antes de que estallara la crisis financiera con la falta de pagos a los trabajadores a la última quincena de dicho mes, y aun cuando se considera que se encuentra en sesión permanente, lo cierto es que no ha sesionado ni convocado, atribución que le corresponde al rector, quien por demás prácticamente desde que inició noviembre se esfumó de la escena pública.

La UM, se mantiene ya con 44 días de inactividad, debido a los paros de brazos caídos de sus profesores y empleados, quienes reclaman el pago de salario y mantienen una nula relación con la Rectoría, enfrentada con los gremios por su propuesta de modificar el Régimen de Pensiones y Jubilaciones en la institución.

De acuerdo con el artículo 29 del Estatuto Universitario, entre las atribuciones del Consejo se encuentra “gestionar el incremento del patrimonio universitario” (fracción IV); “reunirse inmediatamente que surja algún conflicto que impida el funcionamiento normal de la institución o de alguna de sus dependencias, y dictar todas las medidas encaminadas a resolverlo” (fracción VIII), como parece corresponder al actual momento que vive la institución.

Cabe señalar que la convocatoria para que sesione el órgano de gobierno recae en el rector, de acuerdo a las facultades que le confiere la fracción VI del Artículo 38 del Estatuto Universitario, el cual en su fracción III señala que debe “gestionar el incremento del Patrimonio Universitario”.

La última sesión

En la última sesión del Consejo, el rector Medardo Serna González dio cuenta de la situación financiera universitaria, donde destacó que se carecía de recursos económicos para el cierre del año e incluso para el pago de la segunda quincena de octubre; sólo la disponibilidad de 850 millones de pesos, cubrirá el pago de salarios sin sobresaltos para más de 7 mil trabajadores, dijo.

En la misma sesión, el tesorero Adolfo Ramos Álvarez, expuso la realidad que al momento enfrentaba la situación: No hay recursos en la institución, el presupuesto está prácticamente agotado con un ejercicio promedio de 250 millones de pesos mensuales como parte del gasto corriente.

Al cierre del 15 de octubre de 2017, expuso Ramos, “se han ejercido 2 mil 451 millones 657 mil 227 pesos; las arcas universitarias cuentan con únicamente 27 millones de pesos, por lo que no existe la partida que permita cubrir el pago de la segunda quincena del presente mes”.

Al inicio del año se estableció que el déficit en la Casa de Hidalgo para el 2017 sería de mil 093 millones 913 mil 964 pesos, aunque “gracias a una serie de acciones y medidas, incluido el Acuerdo de Racionalidad y Austeridad”, solamente se requieren 850 millones para el cierre del año.

Cabe señalar que en esa última sesión, se estableció una comisión de consejeros presuntamente a cargo de exhortar a los gobiernos federal y estatal, además de a los legisladores locales y del Congreso de la Unión, para que apoyen financieramente a la Casa de Hidalgo.

Los puntos que se abordarían en estos exhortos, son:

-Solicitar al Gobierno del Estado la aportación de recursos faltantes para pago de la segunda quincena de octubre.

-Pedir apoyo para el pago de promociones de profesores pendientes.

-Regularización de prestaciones no reconocidas por la Federación, pero que se cubren en cumplimiento a los contratos colectivos de trabajo.

-Invitación a los sindicatos de la UMSNH para sumarse a acciones de gestión y mostrar su solidaridad para mantener los trabajos normales en beneficio de los más de 50 mil estudiantes.

-Convocar a consejos universitarios de las otras universidades en problemas económicos para hacer causa común.

-Invitar al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo a una sesión de Consejo Universitario para abordar temas de interés de la Casa de Hidalgo.

-Solicitar al Gobierno del Estado la recuperación de los 400 millones no incluidos en presupuesto 2017 de la UMSNH y pugnar porque sean recursos regularizables.

El 6 de noviembre, hizo su aparición pública esta comisión, conformada por “una veintena de consejeros de la Casa de Estudios, conformado en su mayoría por directores de diferentes facultades, además de consejeros profesores y alumnos”, de acuerdo al comunicado 1094 de la Casa de Hidalgo.

Reunidos en el Salón Miguel Meza de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, para leer un documento donde prácticamente se seguían haciendo exhortos sin detallar ningún avance concreto sobre las funciones encomendadas, los directores Carlos Tena Morelos, de Biología; Héctor Chávez Gutiérrez, de Derecho y Ciencias Sociales; Virginia Hernández Silva, de Contaduría y Ciencias Administrativas; Judith Núñez Aguilar, de Arquitectura; y Rodrigo Gómez Monge de Economía, destacaron que el Consejo Universitario se encuentra en sesión permanente, para señalar que el rector Medardo Serna desde inicios del 2017 gestionaba los recursos “extraordinarios” para la institución, además de:

“Destacar el que las universidades públicas del país requieren de mayores recursos por parte del gobierno para atender a los millones de jóvenes que en ellas se forman y que son el principal motor de desarrollo económico, científico, tecnológico y social de nuestra nación.

“El llamado a docentes, empleados manuales y administrativos, alumnos y padres de familia a unirse en la defensa de la educación pública y de la Universidad Michoacana, que además es fuente de ingresos para 9 mil familias.

“Como cuarto punto, los representantes del Consejo Universitario llamaron a la solidaridad para que se sigan cumpliendo durante este trance económico, las funciones sustantivas de la Casa de Estudios a través de la unión, el trabajo, el diálogo y la suma de voluntades en torno a la Universidad y la educación pública”.

De acuerdo con el Reglamento Interno del Consejo Universitario, capítulo III, Artículo 10, “el Consejo Universitario, por el voto de dos tercios de sus miembros, podrá acordar constituirse en sesión permanente para despachar el asunto que dé motivo a tal decisión, pero en tal caso, no podrá ocuparse de otros asuntos.

Igualmente, para concluir una sesión permanente deberá ser aprobada por dos tercios de los miembros del Consejo Universitario presentes, hayase resuelto o no el asunto que la haya motivado”.

En su artículo 6, el Reglamento Interno señala que “en el año lectivo se verificarán como mínimo nueve sesiones ordinarias, previo citatorio que emita para tales efectos la Secretaría de la Universidad, por instrucciones del Rector”.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: