HomeLo más leídoContradictorio históricamente otorgar Presea Morelos a Suárez Inda

Contradictorio históricamente otorgar Presea Morelos a Suárez Inda

Contradictorio históricamente otorgar Presea Morelos a Suárez Inda

Patricia Monreal / @Michoacan3_0

Morelia, Michoacán.-La posibilidad de que el Ayuntamiento de Morelia otorgue la presea Generalísimo Morelos al cardenal Alberto Suárez Inda, es –por decir lo menos- contradictorio, tomando en cuenta los hechos históricos de la muerte del Siervo de la Nación, su excomulgación y la omisión del Papa Francisco en su visita a Michoacán sobre una de las figuras emblemáticas históricas en el estado y el país.

En general la clase política no quiere enemistarse con Suárez Inda por lo que prefieren abstenerse de hablar sobre el tema, pese a ello sí hay quien en ese ámbito se pronuncia al respecto, así como lo hacen otros actores sociales.

La diputada Rosa María de la Torre Torres, presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales del Congreso, señaló que si bien la iglesia no es lo que era hace 200 años, una presea de este tipo es para reconocer una figura por su labor social de manera contante y sonante.

“Si no hablaran por ejemplo del padre Solalinde yo podría decir que sí, que es correcto el reconocimiento, porque además de su ministerio de fe él ha hecho aportaciones a una causa como la de los derechos de los migrantes, ha sido un defensor de los derechos humanos y de la integridad física de los migrantes.

“Me parece que este tipo de preseas debe reconocer logros sociales y cívicos más que religiosos. Yo respeto la postura del Cardenal como un líder religioso y de doctrina, pero más allá de la doctrina y la fe ¿cuál ha sido la aportación social o cívica que ha hecho para ser merecedor de este tema?, no se deben entregar simplemente por merecimientos religiosos, de doctrina y acciones de fe, sino por acciones sociales y cívicas evidentes”.

Además del de Solalinde, otro ejemplo traído a cuento por la legisladora fue el de Samuel Ruiz, “él además de ser un líder religioso, obispo y el príncipe de la iglesia –como dicen en el Vaticano-, también hizo una labor social por el reconocimiento de los pueblos indígenas, pues valdría la pena que se le reconozca por esa aportación.

“Estamos hablando de preseas de organismo laicos, debe haber una separación de Estado e Iglesia, no puedes premiar a alguien por su doctrina religiosa cuando vives en un estado multicultural, pluriétnico y multireligioso”.

Por su parte Teodoro Barajas Rodríguez, gran maestro de la Gran Logia Lautariana de México del Rito Nacional Mexicano, apunta que hace mucho tiempo los gobiernos perdieron el decoro, “no me sorprende tanto que ahora se prevea otorgar la presea en este sentido porque se desconoce la historia y la ley, el estado laico cada vez se evapora más”.

El también periodista señaló que Suárez Inda merece respeto en su papel de jerarca católico y se le puede reconocer su afinidad al Papa, sin embargo en el caso de la Presea Morelos consideró que resulta un contrasentido entregarla a un representante de la Iglesia que protagonizó el proceso sumario en contra de Morelos.

Recordó que el Siervo de la Nación fue maltratado por las autoridades eclesiásticas, e incluso el Papa Francisco omitió mencionarlo en su visita a Morelia pese a que Morelos “fue quien sentó las bases fundacionales del Estado Mexicano, lo dota de las características propias de un Estado”.

Consideró que entregar la presea a Suárez Inda tiene mucho de oportunismo, “me parece que hay más talentos en Michoacán en materia de cultura y política”.

A su vez Ismael Acosta García, presidente del Consejo Masónico Estatal, señaló que se deben respetar las instituciones y su carácter laico, “estamos en una colectividad social donde si bien la religión forma parte, no se justifica lo que se pretende hacer con la Presea Generalísimo Morelos”.

Consideró que galardonar al cardenal Alberto Suárez Inda en Morelia, sería similar a lo hecho por el Senado de la República al otorgar la Medalla Belisario Domínguez al empresario Alberto Bailleres González, “va contra todos los principios libertarios y de justicia social, las cosas deben ir en su justo medio”.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: