HomeActualidadCubrebocas más caro del mundo tiene más de 3 mil diamantes y oro de 18 quilates

Cubrebocas más caro del mundo tiene más de 3 mil diamantes y oro de 18 quilates

Mientras millones de personas en el mundo se han quedado sin empleo y pasan por crisis económicas por el Covid-19 un empresario mando a hacer una mascarilla valuada en 1,5 millones de dólares.

 

Frente a la pandemia de coronavirus que sacude al mundo las mascarillas son un objeto de primera necesidad e indispensable para proteger la salud de todos, sin embargo, no ha sido posible evitar que se conviertan en un accesorio que a muchos les ha gustado confeccionar y adaptar a su estilo.

Fue el caso de los dueños y creadores de la joyería Yvel, ORna e Isaac Levy, la cual se encuentra en las afueras de Jerusalén. Los joyeros trabajan en un pedido especial, un cubebocas para protegerse del Covid-19 el cual es el más caro del mundo, valuado en 1.5 millones de dólares.

De acuerdo con los fabricantes de este tapabocas, cubre la nariz y boca con el más alto nivel de filtración, que proporciona la mascarilla (N-99) por lo que cumple con los más altos estándares de protección.

Lo único que lo diferencia de las mascarillas ordinarias es que lo adornan 3 mil 608 diamantes negros y blancos naturales y 250 gramos de oro puro de 18 quilates, lo que lo hace uno de los cubrebocas más lujosos del mundo. Pesa 279 gramos, casi 100 veces más que una mascarilla quirúrgica normal.

A pesar de que la identidad del comprador es anónima por el momento, se sabe que es un empresario de origen chino que reside actualmente en Estados Unidos, el cual pidió que se termine la pieza antes de fin de año.

Así quedará el producto final

25 joyeros y engastadores trabajan en la producción de la mascarilla, los cuales fueron seleccionados especialmente por la empresa y trabajan por turnos para terminarlo antes del 31 de diciembre.

 

“Bajo ningún concepto se retrasará la fecha de entrega. En estos días tan difíciles, cada pedido que recibimos es crítico para preservar las operaciones diarias de la empresa por un lado y, por el otro, traer divisas a este país que necesita toda la ayuda de empresarios como nosotros”, señaló el joyero.

 

Levy mencionó que está agradecido de que el pedido de esta mascarilla le haya dado suficiente trabajo para que sus empleados puedan realizar su trabajo en tiempos tan desafiantes como los actuales.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: