HomeLo más leídoDe 2013 a 2015, aumentaron suicidios en Michoacán

De 2013 a 2015, aumentaron suicidios en Michoacán

De 2013 a 2015, aumentaron suicidios en Michoacán

Morelia, Michoacán.- En el marco del Día Mundial para la Prevención Del Suicidio, celebrado cada 10 de septiembre desde el año 2013, el sector Salud en Michoacán reporta un aumento en los casos de suicidio en la entidad; el registro más reciente es de 3.6 casos por cada 100 mil habitantes.

En México, en la última década se ha observado una tendencia creciente en casos de suicidio, pues de 4.1 casos por cada 100 mil habitantes registrados en 2006, la cifra creció a 5.4 casos en el 2014 y 2015.

En el caso específico de Michoacán “tenemos un aliciente, es decir, no nos encontramos por encima de los 5 casos por cada 100 mil habitantes. Lo que fue 2013, 2014 y 2015, fueron de 3.1, 4.2 y 3.6 por cada 100 mil habitantes, respectivamente. Es decir, dentro de la media nacional nos encontramos por debajo, sin embargo, sí es alarmante el hecho de que el año pasado y a inicios de 2017 haya habido casos de adolescentes que se hayan suicidado particularmente en una secundaria de la capital del estado”, expuso Alejandro Mendoza Amaro, doctor adscrito a la Casa del Adolescente.

En Michoacán, señaló Mendoza Amaro, aproximadamente el 15 por ciento de los suicidios son cometidos por adolescentes que rondan entre los 10 y 19 años de edad, “lo cual nos hace ver que más que encontrar un aumento en el porcentaje necesitamos poner atención en las circunstancias y las características particulares de por qué se dio esta lista de jóvenes en el tema de suicido”, refirió el doctor Alejandro Mendoza.

En un análisis de las cifras registradas anualmente, Michoacán mantiene un balance de aproximadamente 150 casos por año, mayormente cometidos por hombres, aunque en 2008 y 2014, las cifras tuvieron un repunte de casi 200 personas que decidieron quitarse la vida.

De acuerdo al doctor Mendoza Amaro, las personas vulnerables a cometer un suicidio son aquellas que “sufren una condición de que no se sienten bien, que tienen mucha ansiedad, depresión, que su estado de bienestar lo han perdido, lo que quieren al quitarse la vida no es morir, sino dejar de sentir ese sufrimiento mental y psicológico”.

Debido a que el suicidio, socialmente es un tema considerado tabú, las autoridades sanitarias sugieren prestar atención a la sintomatología de una persona depresiva: “Si tenemos hijos adolescentes que vemos que no salen de su habitación, que comen mal, que no obedecen las reglas de casa, que a veces detectamos aliento alcohólico, hay que entablar diálogo y preguntar a nuestros hijos si alguna vez han pensado en quitarse la vida y escucharlos”, propone Alejandro Mendoza.

En caso de que la respuesta sea afirmativa, es urgente buscar ayuda profesional pero sin caer en alarmas o castigos que puedan afectar la condición del joven.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: