HomeSeguridadDeclaraciones de sicarios obtenidas bajo tortura podrían dejar en libertad a Abarca y su esposa

Declaraciones de sicarios obtenidas bajo tortura podrían dejar en libertad a Abarca y su esposa

Declaraciones de sicarios obtenidas bajo tortura podrían dejar en libertad a Abarca y su esposa

Revolución TresPuntoCero

La supuesta participación del Ejército y  la Policía Federal en la desaparición de los 43 estudiantes podría ser calificada de “inconsistencia”, por lo que la detención del presidente municipal de Iguala y su esposa no tendría fundamentos. De esa forma, el desenlace del caso Iguala podría ser la liberación de estos dos personajes.

“Se denuncia que los presuntos sicarios detenidos, que confesaron la entrega de los estudiantes, fueron torturados y que su declaración no necesariamente fue legal. Y eso preocupa porque  podría ser uno de los elementos para luego dejar en libertad a la pareja municipal”, declaró René Bejarano.

Bejarano se enteró , por medio del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4) de Chilpancingo,  de que policías y personal de Ejército sabían de la salida de los normalistas de Ayotzinapa hasta su desaparición. Lo que pondría en duda la versión manejada por la PGR, pues la participación de federales y militares dejaría ver que no fue una acción realizada solo por los gobiernos municipales de Iguala y Cocula.

“El secretario de Marina está fungiendo como secretario de gobernación, sus declaraciones rebasan el ámbito de sus competencias y parecieran recibir el discurso diazordacista que durante mucho tiempo se utilizó para perseguir la disidencia, al señalar   que no se trataba de un movimiento estudiantil en el 68 sino de una conjura internacional en contra del gobierno mexicano. Es un discurso muy similar y que provenga de los mandos del ejército y de la armada preocupa más porque hablaría de una sustitución del poder civil, políticamente hablando por el poder militar y armado, lo cual es muy preocupante porque es el principio de deterioro de la instituciones”.

El principio del deterioro de las instituciones fueron las desapariciones, las ya incontables muertes, la violencia establecida en la cotidianidad de todos los mexicanos, ahora,  los discursos que pretenden mantener intacta la imagen del gobierno sólo se suman a las evidencias de que México es un Estado fallido.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: