HomeDerechos HumanosDemocracia ni paridad han sido suficientes para las mujeres: Circe López

Democracia ni paridad han sido suficientes para las mujeres: Circe López

Democracia ni paridad han sido suficientes para las mujeres: Circe López

Morelia, Michoacán.-La democracia no ha sido suficiente para las mujeres como tampoco lo ha sido la paridad, apuntó la activista Lucero Circe López Riofrío, de la organización Humanas Sin Violencia A.C. al recibir la presea Eréndira que otorga el Gobierno Estatal la mañana de este miércoles.

Cabe apuntar que López Riofrío y Humanas promovieron la Declaratoria de la Alerta de Género en Michoacán que finalmente fue emitida por la Secretaría de Gobernación en 2016.

Y como no siempre hay la ocasión para ser escuchada, la activista aprovechó el momento para cobrarle públicamente al Gobierno del Estado los adeudos que tiene con la organización desde hace más de cuatro años.

Con la presencia del gobernador Silvano Aureoles, y los presidentes de los poderes Judicial y Legislativo, Marco Antonio Flores Negrete y Pascual Sigala Páez respectivamente, la activista consideró necesario trabajar en la representatividad femenina en los espacios de toma de decisiones y con ello lo que se entiende por ciudadanía.

“La democracia desafortunadamente no ha sido suficiente para las mujeres como tampoco lo ha sido la paridad. El desafío es muy grande porque este sistema patriarcal nos va arrancando las ganas de seguir construyendo y hacernos más fuertes, justamente no se puede ser fuerte cuando hay tantas razones y causas en las que una quiere involucrase y transformar genuinamente esas desigualdades”.

Consideró que para esa transformación se necesita poder y recursos, “y justamente son esos elementos los que se limitan para las mujeres, aunque hay sus excepciones”.
Sobre la representatividad López Riofrío apuntó que a las mujeres no se les ha dado el reconocimiento que merecen, porque aún se sigue sin reconocer que la ciudadanía de las mujeres es valiosa e importante.

“Cada una de nosotras hemos trabajado desde diversos ámbitos para representar los intereses de las mujeres, desde diversas trincheras hemos solicitado y exigido dialogar, hablar, trabajar y poner en la mesa de la política pública a las mujeres, para construir una agenda política para la incidencia, y es que no entiendo que hay de malo en que sean las mujeres quienes nos representen y queramos ejercer el poder que tenemos, que hay de malo en que sean las mujeres las que manden, las que tengan una política integral, con recursos, con metas, con objetivos”.

Asimismo consideró alentador que existan intereses comunes, ya que permite encontrar mujeres comprometidas que van empujando desde diferentes espacios para que este mundo sea menos desigual.

“Un conflicto de intereses es la administración de los problemas, perpetuar el problema no implica solucionarlo sino vivir del mismo para impedir que gocemos las mujeres de una vida libre de violencia”.

También censuró “la posición perversa de juzgar sin fundamentar, descalificar, sin hacer, sin comprometerse”, lo que consideró que debilita no sólo la democracia sino también los derechos humanos de las mujeres “porque limita la posibilidad de contar con recursos públicos para que las organizaciones sociales civiles Pro-Derechos Humanos sigan contribuyendo a fortalecer no solo un sistema de acceso a la justicia, sino la consolidación de una cultura para la paz.

“Sólo a través de un gobierno abierto, en el cual se rinden cuentas y se transparenten los recursos como podemos evitar la corrupción y la impunidad que tanto nos ha dañado”.

López Riofrío defendió su feminismo, el cual dijo que es una de las decisiones más trascendentes de su vida, “no comprendo los nuevos feminismos esos que se asocian al patriarcado y al ejercicio del poder con la única finalidad de descalificar la radicalidad de las posiciones más desafiantes y honestas como es cuestionar al machismo, la violencia, la desigualdad, la heteronormatividad, el falocentrismo y el colonialismo del cuerpo de las mujeres, y que además estos temas no sean considerados como parte de una agenda política me resulta de verdad inconcebible”.

Refirió que el avance de los derechos humanos de las mujeres se sigue condicionado a la incomodidad de quienes conforman el poder y viven de este, “justificar la omisión y alentar un discurso moderado, no radical, que no hiera, que no incomode a los hombres ha implicado que estemos viviendo mayor violencia, la más feroz, la más brutal, la más significativa como el feminicidio y aun así sigue siendo justificada.

“En este tiempo también he visto a mujeres que usan la jerarquía patriarcal para frenar los avances y legítimas demandas de los derechos humanos de las mujeres como el aborto tarea pendiente pero que resta votos y que filtra ideologías conservadoras que atentan contra la vida de las mujeres”.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: