HomeActualidadDesaceleración económica y crecimiento de 1.3%, tendencia previsible para Michoacán en el 2019: analista

Desaceleración económica y crecimiento de 1.3%, tendencia previsible para Michoacán en el 2019: analista

Desaceleración económica y crecimiento de 1.3%, tendencia previsible para Michoacán en el 2019: analista

La economía estatal registra una desaceleración que permite prever un impacto negativo en su crecimiento anual que podría ubicarse en -1.3 por ciento, tendencia en la que influyen factores de impacto reciente como las movilizaciones magisteriales o el desabasto de la gasolina pero que también refleja que desde hace 24 años, tanto el gobierno como el sector productivo estatal “no decidieron apostar en apalancar y complementar la economía local mediante el comercio exterior”, como es en el caso concreto del campo, que debiera ser una de las fortalezas, y sin embargo “es más fuerte en la exportación de fuerza de trabajo que en la exportación de mercancías”.

En 2018, dijo, “la captación de divisas por remesas ascendió a 3 mil 300 millones de dólares, mientras que por exportación de mercancías sumó 2 mil 900 millones de dólares”, en tanto el comportamiento de las actividades primarias, industriales y de servicios muestran “resultados raquíticos”, aunque en el caso de esta última, fue el sector que soportó a la economía estatal y evitó su desplome total.

Así lo señaló el analista Heliodoro Gil Corona, del Colegio de Economistas del Estado, al presentar su estudio “Contracción de la economía de Michoacán”, en donde destacó que en general no hay rubro que no muestre una desaceleración en este momento en el país, caída que señaló deriva en el caso concreto del estado, en una economía con poco crecimiento o bien éste es irregular. Citó que en 1997, el Producto Interno Bruto Estatal (PIBE), se ubicaba en 10.7 por ciento, en tanto que baja 1.7 por ciento en el 2002 y hasta el 2016 registra un repunte con un crecimiento de 4.1 por ciento, para iniciar a partir de ahí una desaceleración de 3.1 por ciento y una tendencia de 2.0 por ciento en el registro de 2018.

Para el académico de la Facultad de Economía de la Universidad Michoacana, de acuerdo al Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal del INEGI julio-septiembre, la actividad económica en Michoacán bajó de 2.6 por ciento a 2.0 por ciento en el 2018 y en el contexto nacional pasó de ocupar el lugar 18 en el 2017, a la posición 17 en el 2018, donde las actividades relacionadas con el campo se desplomaron al pasar de una tasa de crecimiento de 4.8 por ciento en 2017, a un decremento de -1.1 por ciento en el 2018 en el periodo enero-septiembre que registra el INEGI.

Sobre la actividad industrial, el analista destacó que se advierten condiciones de estancamiento, al pasar de una tasa de -3.1 por ciento a una de apenas 0.6 por ciento de 2017 a 2018, donde sólo la industria de la construcción creció respecto a la minería, la generación de energía eléctrica, agua y gas además del sector manufacturero. En las actividades del campo, indicó que en el tercer trimestre de julio a septiembre de 2018, reportaron una caída de 0.3 por ciento en el mismo periodo del 2017, a -8.9 por ciento en el 2018, con lo que Michoacán pasó en este rubro del lugar 16 en 2017 al lugar 30 en el 2018 a nivel nacional.

Un alto costo de la deuda pública estatal, estimado en 3 mil 600 millones de pesos anuales, además de la falta de ahorro, son factores que influyen de manera determinante al igual que el escenario nacional, para impulsar una recuperación económica en Michoacán, escenario en el que sumó y calificó como “preocupante” el desplome de la inversión pública estatal “que disminuye de un incremento nominal de 103.8 por ciento a una tasa de -93.9 por ciento de 2017 a 2018”, que representa un descenso de “5538.5 millones de pesos a 32.8 millones de pesos en el mismo periodo, cuando  lo que se requiere son inversiones por 4 mil millones de pesos al año para poder crecer un 3 por ciento.   

Dentro de los factores adversos que se prevén mantener en el 2019, señaló, señaló como “una pésima situación económica” en enero y febrero en la que incluyó los bloqueos a tramos ferroviarios y plantones en centros comerciales por parte de las movilización de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), a lo que sumó el desabasto de gasolinas, por lo que estimó que la economía apenas si alcanzará 1.3 por ciento en su crecimiento.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: