HomeEducaciónDesde el Congreso, nuevo intento por reformar pensiones en la UM

Desde el Congreso, nuevo intento por reformar pensiones en la UM

Desde el Congreso, nuevo intento por reformar pensiones en la UM

Un nuevo intento por el Congreso del Estado para reformar el Régimen de Pensiones y Jubilaciones en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, fue presentado este miércoles 26 de junio por el diputado perredista Antonio Soto Sánchez.

En el punto número XXV de la orden del día a discutir en la sesión de ayer por los diputados, Soto Sánchez plantea la “lectura, discusión y votación en su caso, de la propuesta de acuerdo mediante la cual se exhorta a la comunidad universitaria para que se genere un consenso que permita modificar el sistema de pensiones y jubilaciones de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo”. El punto, cabe señalar, fue turnado a comisiones para su análisis y posible presentación ante el Pleno legislativo.

Cabe señalar que en la pasada LXXIII Legislatura, diputados de la bancada priísta fueron los principales impulsores de una reforma que apuntaba a la modificación del actual Régimen de Pensiones y Jubilaciones en la institución. En el 2015, el rector Medardo Serna González habría negociado recursos extraordinarios para la Casa de Hidalgo con legisladores ante el creciente déficit financiero, a condición de cambiar el régimen jubilatorio, lo que desencadenó la protesta de los sindicatos de Profesores y Único de Empleados (SPUM y SUEUM respectivamente).

En la visión de los legisladores de aquel entonces, la reingeniería administrativa con enfoque hacia las pensiones y prestaciones sindicales, argumentaba la presunta situación de privilegio y prebendas para los sindicalizados nicolaitas, que las dirigencias y grupos internos gremiales han rechazado en todo momento.

En junio del año pasado, los diputados lograron reformar el artículo 143 de la Constitución local, mismo que rige las funciones de la UM, para eliminar su carácter de institución descentralizada del estado, al igual que condiciona la entrega de recursos al número de alumnos inscritos y a la disponibilidad financiera de la administración pública estatal.

Este miércoles, en su intervención en tribuna. Soto señaló que ““En el transcurso de la actual administración federal, el 21 de diciembre del 2018, fue posible que la Universidad obtuviera recursos federales extraordinarios no regularizables por 500 millones de pesos, destinados exclusivamente al pago de servicios personales que le permitieron cumplir sus obligaciones financieras de fin de año, aunque bajo la condición de cumplir una serie de compromisos en materia de disciplina financiera institucional y de rendición de cuentas, además de revisar su sistema de pensiones y jubilaciones. Estos compromisos han sido cumplidos a satisfacción de la SEP con la excepción del último referido”, relacionado con el “fortalecimiento” al régimen jubilatorio, como lo plantean y con ése término los compromisos asumidos con la federación por el anterior rector, Medardo Serna González.

El legislador, de acuerdo al comunicado que remitió el Poder Legislativo, “calificó como evidente que el diseño estructural de dicho Sistema no es el más adecuado para los tiempos que corren y podría tornar inviable que la Universidad siga cumpliendo sus actividades sustantivas y los compromisos financieros para el pago de sus trabajadores activos y en retiro por jubilación o pensión”.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: