HomeOrlando AragónDesde Europa exigen garantizar el derecho a la vida de los mexicanos #JusticiaParaAyotzinapa

Desde Europa exigen garantizar el derecho a la vida de los mexicanos #JusticiaParaAyotzinapa

Orlando Aragón Andrade

Becarios del CONACyT en Europa se manifestaron y leyeron el siguiente pronunciamiento ante las autoridades del Parlamento Europeo, del gobierno mexicano y francés, dentro de la inauguración IV Simponsio de Becarios del CONACyT en Europa como parte de la Acción Global por Ayotzinapa en Estrasburgo, Francia.

A continuación el pronunciamiento:

Nosotros, un grupo de estudiantes de posgrado en el extranjero, nos dirigimos a:

Los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, a sus familias a las víctimas de la masacre, a los que aspiran a ser estudiantes y profesores, a las autoridades estatales, municipales y federales, a los embajadores mexicanos, y a todos los mexicanos.

Para manifestar que compartimos el dolor, la impotencia y la rabia frente a la persecución, desaparición forzada y masacre de nuestros compañeros de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero, desde el 26 de septiembre de 2014. Misma que desde hace tiempo, en su lucha por el derecho a la educación gratuita, laica y popular, se ha visto reprimida y violentada.

El Estado mexicano ha sido condenado por jueces internacionales, en razón de su “participación directa e indirecta, por acción y omisión en la comisión de crímenes de lesa humanidad: asesinato, cárcel, torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, persecución de grupos o colectividades con identidad propia fundada en motivos políticos, desaparición forzada de personas y ataques contra defensores de derechos humanos”. Por ello decimos, ¡YA BASTA!

Exigimos que se haga justicia antes los crímenes perpetuados por el Estado Mexicano, que dejan de nuevo en evidencia la complicidad con la que trabajan las fuerzas policíacas, miliatares y políticas con el crimen organizado en México.

Las autoridades municipales, estatales y federales deben rendir cuentas. Pero no sólo por Ayotzinapa. Por todos los mexicanos y por todas las ocasiones que ha actuado de manera irracional, desapareciendo y asesinando ciudadanos en su derecho a demandar mejores condiciones de vida, por ello, exigimos que nos respondan: ¿Dónde están nuestrxs compañeros? ¿Por qué dispararon contra ellos? ¿Por qué no han actuado conforme a las recomendaciones y leyes internacionales de derechos humanos? ¿Qué esperan? Consideramos que no debe de obstaculizarse la aspiración de cualquier mexicano a una formación crítica, científica, democrática y popular al servicio del pueblo.

Misma que debe posibilitar una vida digna, sin pobreza y con oportunidades laborales. Todo Estado, operando en un sistema democrático, no puede permitirse realizar ni que se realicen actos de barbarie como los acontecidos en Ayotzinapa, por el contrario, tiene la obligación de proveer y cuidar que los derechos humanos, sociales, económicos, de tercera y cuarta generación sean respetados, proveyendo los recursos necesarios a las instituciones y demás aparatos estatales para que así sea.

apoyo Ayotzinapa en Estrasburgo, Francia

Sin embargo, a 46 años de la masacre estudiantil de Tlatelolco, la represión, la criminalización de las manifestaciones y el asesinato continúan siendo las herramientas más utilizadas por los malos gobiernos, trivializando la vida y convirtiendo la ciudadanía en una figura al servicio de grupúsculos de poder. Sí. Estamos consternados al ver que los derechos humanos en nuestro país son pisoteados e ignorados.

Puesto que a nuestros hermanos estudiantes, campesinos, profesionistas e indígenas, les es negada la participación en la construcción de una sociedad más justa, y muchas veces en ese intento se ven confrontados por el brazo opresor de los gobiernos. De la misma manera, su idea de progreso no considera la disidencia como forma de adelantar los marcos legislativos para poder incluir a una mayoría ciudadana, leit motiv de toda democracia.

De manera que lanzan ofensivas permanentes contra ella, recurriendo a medidas terroristas de Estado que no pueden permitirse en estos tiempos para ninguna población ni en ninguna circunstancia. Sólo un ejemplo de esto, la infiltración en protestas pacíficas de grupos encubiertos que alteran el orden público, para luego criminalizar a los protestantes. Sí. También nos preocupa la creciente, y descarada injerencia de los poderes fácticos en regiones enteras del país.

Los ciudadanos mexicanos estamos indefensos ante los “nuevos jefes” de estas regiones en las que “reglas”, como el ajuste de cuentas y el asesinato son consideradas castigos válidos para aquellxs ciudadanxs que levantan la voz, y se atrevena manifestar su desacuerdo. Bajo estas nuevas reglas, la deshumanización es una característica completamente extendida en todos los cuerpos de vigilancia y control. Haciéndose necesario que la sociedad, gobiernos y demás actores nos preguntemos ¿Es posible que “seres humanos” cometan estas atrocidades que leemos cada vez con mayor frecuencia en los medios? ¿Es posible que como sociedad lo permitamos? ¿Es acaso que queremos vivir en un México gobernado por la corrupción, por el crimen organizado y la violencia estatal y paraestatal?

Como estudiantes, científicos y ciudadanos mexicanos:-

Expresamos el más sincero respeto y admiración hacia nuestros colegas y hermanos que tienen la posibilidad de ejercer su derecho a la educación en nuestro país. El que estemos lejos no nos hace olvidar. La distancia y el tiempo no nos impiden aplaudir sus logros, abrazar sus anhelos y apoyar sus luchas.

-Lanzamos un llamado a no cerrar los ojos ante esta pérfida reconfiguración estatal y social. ¡NO podemos ni debemos voltear la cara hacia otro lado! ¡NO podemos hacer como si nada estuviera ocurriendo!

-Recordamos que debemos tener siempre presente que es obligación del Estado mexicano garantizar la integridad y el derecho a la vida a todos sus ciudadanos, es vital que el gobierno reaccione y responda ya, antes de que las consecuencias sean todavía más severas. La sociedad también es responsable de vigilar que eso suceda, y exigir, no sólo derechos, sino la posibilidad de responsabilizarnos por el rumbo de toda acción política institucional.

Frente a este argumento, también lanzamos una pregunta a la sociedad mexicana, quien debe hacer frente a esta situación de una manera homogénea y tajante:¿Qué estamos esperando todos para reaccionar y levantar la voz para exigir Justicia?

-No hay que olvidar que la educación es uno de los pilares formativos más importantes en la sociedad, y que ella y las instituciones que la imparten deben quedar fuera toda injerencia mercantil, más aun cuando viene con elementos de violencia estatal y/o paraestatal.

Desde cada uno de nuestros lugares nos sumamos a la lucha de los normalistas mexicanos, de los estudiantes que luchan por mejorar su acceso a la educación, de los profesores que buscan mejores condiciones para ofrecerla, de los campesinos que defienden su territorio y su cultura, de las luchas indígenas. Nos sumamos a todas y cada una de ellas. El gobierno mexicano no dejará de ser observado en su actuar, vigilamos y no olvidamos.

Justicia para Ayotzinapa, Todos somos Ayotzinapa, Memoria contra el olvido

¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!

¿Dónde están Abel García Hernández, Abelardo Vázquez Periten, Adán Abrajan de la Cruz, Alexander Mora Venancio, Antonio Santana, Benjamín Ascencio Bautista, Carlos Iván Ramírez Villarreal, Carlos Lorenzo Hernández Muñoz y César Manuel González Hernández.

apoyo Ayotzinapa en Estrasburgo, Francia3

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: