Sin embargo, la cosa no quedará sólo en multas económicas a las federaciones de los aficionados que emitan expresiones en contra de un determinado jugador por su color de piel, preferencia sexual, entre otros aspectos.

A partir de este 15 de julio, si un equipo se ve en la necesidad de abandonar el partido por manifestaciones racistas en contra de alguno o varios jugadores, la FIFA dará como ganador al club o selección afectado por un marcador de 3-0.

Esta medida sólo aplicará en torneos organizados por la FIFA, es decir, en Mundiales (ya sea de selecciones o clubes), juegos amistosos y de eliminatoria mundialista.

Sin embargo, para que un equipo obtenga el triunfo en la mesa tendrán que cumplirse un proceso. El primer paso es que se le advierta a la afición a través del sonido local para que cese con los cánticos. Después el silbante podrá detener el juego y mandar a los jugadores a los vestidores.

Si los incidentes continúan, entonces el árbitro dará por finalizado el partido y aplicará el triunfo al equipo víctima de las agresiones verbales de los aficionados. “Si un partido es interrumpido definitivamente por el árbitro debido a comportamientos racistas y/o discriminatorios, será declarado perdido por vía administrativa”, indicó la FIFA en su nuevo código disciplinario.

La Serie A es una de las principales ligas en el mundo en la que se presentan más manifestaciones discriminatorias por el color de la piel, sin embargo, hasta el momento sólo aplicara sanciones económicas y vetos a los estadios.

En diciembre de 2018, la Serie A le cerró el estadio al Inter de Milán por los cánticos hacia Kalidou Koulibaly, jugador del Napoli, a quien también suspendió dos partidos y Carlo Ancelotti amenazó con retirar a su equipo en caso de encontrarse con casos similares.

Por otro lado, la FIFA anunció que lanzarán un nuevo sitio de internet legal.fifa.com en donde podrás encontrar las principales decisiones de sus instancias disciplinarias y los diferentes nombramientos.