HomeLo más leídoDeuda en Michoacán, sin solución viable #Video

Deuda en Michoacán, sin solución viable #Video

Deuda en Michoacán, sin solución viable #Video

Rodrigo Caballero/ @RodCaballero

Morelia, Michoacán. La deuda en el Estado de Michoacán asciende a los 30 mil 470 millones de pesos, entre lo que se le debe a los bancos, los proveedores y los ayuntamientos sin que hasta el momento haya una solución viable.

La administración del ex-gobernador, Salvador Jara Guerrero, dejó endeudamiento por 17 mil millones de pesos con instituciones bancarias y 13 mil millones de pesos con proveedores de productos y servicios; así como 470 millones de pesos que le quedaron a deber a las 113 presidencias municipales.

Tras ratificar las deudas del Gobierno del Estado, el secretario de Finanzas, Carlos Maldonado Mendoza, aseguró que “se está trabajando” para proponer el mejor camino a fin de sanear económicamente a la entidad pero no presentó ningún proyecto definido.

Al salir de una reunión de trabajo con las comisiones unidas de Presupuesto y Hacienda en el Congreso del Estado, Carlos Maldonado únicamente le apostó a la austeridad de los funcionarios y dijo que tanto el gobernador de Michoacán como sus secretarios y subsecretarios se recortaron el 25 por ciento de su sueldo desde la primera quincena de octubre.

Sin embargo, aclaró que el Gobierno del Estado busca impulsar 25 proyectos de infraestructura con un costo de 11 mil millones de pesos, que consideró las prioridades del gobernador Silvano Aureoles Conejo y, presumiblemente, más deuda para los michoacanos.

Sector educativo gastó de más

No obstante, las deudas no son las únicas preocupaciones de la administración entrante puesto que también tiene que enfrentar el dinero extra que se gastó; sobre todo en el sector educativo.

El déficit presupuestario del Gobierno del Estado asciende a los 5 mil 200 millones de pesos de los cuales una gran cantidad fue destinada a la Secretaría de Educación en el Estado y la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

Ambas instituciones estuvieron ligadas a la administración de Salvador Jara y de la última fue rector hasta que pasó a la titularidad del Poder Ejecutivo.

“Si no ponemos orden en las finanzas, es decir, orden en la educación, orden en la michoacana ¿Cómo va a ir saneando las finanzas?” cuestionó el diputado de la Comisión de Hacienda y Deuda Pública, Carlos Quintana Martínez.

En esas circunstancias, el secretario de finanzas recordó que el Gobierno del Estado puede acceder -hasta por mil 900 millones de pesos- al Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM) a través del Banco Nacional de Obras (Banobras), previa autorización del Congreso del Estado.

Sin embargo, la fracción panista de la LXXIII legislatura aseguró que no aprobará un endeudamiento más si no hay garantías de la solución de la problemática. “No vale la pena darle aspirinas al daño” remarcó líder de bancada, Carlos Quintana.

Sumada a la negativa de la fracción blanquiazul, también el Partido Revolucionario Institucional (PRI) dio una rueda de prensa este miércoles 4 de noviembre para dar “un rotundo no” a cualquier intento de endeudamiento o reestructuración que genere más endeudamiento por parte del gobernador del Estado de Michoacán.

Con la negativa de ambas bancadas opositoras y su promesa de frenar acuerdos que traigan más deuda a los michoacanos, el camino del FAM parece inviable para la administración de Silvano Aureoles.

Gastar en escuelas                 

Por otro lado, y a pesar de la “bancarrota” que reconocen los propios legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), la administración de Silvano Aureoles continúa dando prioridad a proyectos educativos sobre el saneamiento de las finanzas; en específico a la construcción de las escuelas que prometió.

Según sus propias declaraciones, el Gobierno del Estado de Michoacán buscará un anticipo de sus participaciones en el llamado Ramo 28 hasta por 25 años; es decir, una solicitud de dinero por adelantado pero que no requiere aprobación del Congreso del Estado de Michoacán.

La idea es buscar los Certificados para Infraestructura Educativa anunciados hace apenas unas semanas por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, hasta por mil 800 millones de pesos que “técnicamente no constituyen deuda” dijo el secretario de finanzas.

Sin embargo, el propio secretario Maldonado reconoció que Michoacán se encuentra en el límite total de endeudamiento por lo que apenas se analiza si buscarán acceder a dicho recurso que además afectará las participaciones del Estado en un 25 por ciento.

Acceder a dichos recursos sin consultar al Poder Legislativo fue calificado como utilizar una “rendija legaloide” por el presidente de la Mesa Directiva, Raymundo Ortega Arreola, quien dijo que investigarán si ésto no implica una deuda que requiera permiso del Congreso del Estado.

Aunque consideró que las construcción de escuelas es necesaria puesto que se requieren proyectos que generen empleos, también aseguró que la adquisición de mil 800 millones de pesos implica deuda por lo que tendrán que revisar “con lupa” la forma en que bajen dichos recursos.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Programación y Presupuesto, Manuel López Meléndez, aseguró que tienen previsto revisar este tema con el secretario de Finanzas en reuniones de trabajo posteriores y que en un plazo de 15 días podrán tener resultados que analizarán con cuerpos técnicos del congreso y de la Secretaría de Finanzas.

No obstante, López Meléndez aclaró que la prioridad es resarcir los daños en materia administrativa que heredó esta administración puesto que, reconoció, la entidad se encuentra peor de lo que se imaginaban.

“En vez de tener una ilusión de salir de la problemática vemos que estamos en el hoyo” advirtió el legislador al señalar que ni en dos años podrán sanear la deuda michoacana.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: