HomeLo más leídoDisparan, golpean y detienen arbitrariamente, así opera la Fuerza Ciudadana

Disparan, golpean y detienen arbitrariamente, así opera la Fuerza Ciudadana

Rodrigo Caballero/ @RodCaballero

Morelia, Michoacán.- La madrugada del sábado 21 de febrero un elemento de la Fuerza Ciudadana de la ciudad de Zamora accionó su rifle de asalto AR-15 en contra de Alberto Sánchez Palomar, un joven futbolista de 24 años. Tras la lesión, Alberto perdió su pierna.

El caso de Alberto es clave para describir la arbitrariedad y los abusos cometidos por la Fuerza Ciudadana ya que además de la lesión a su pierna, los elementos de seguridad se introdujeron al domicilio que se dirigía y golpearon a sus familiares. Ir a nota click

Cuando los policías comenzaron agolpear a su madre, narró Alberto: “Yo quise salir a defenderla… y cuando salgo a defenderla un policía me apunta con su pistola y pues yo me detengo, levanto las manos, y le pido que no me vaya a disparar porque no tengo armas”. Pero no se detuvo, le disparó en la pierna hiriéndolo de gravedad.

Casos como el de Alberto han derivado en 533 quejas en contra de la Secretaria de Seguridad Pública de Michoacán captadas entre el 2014 y lo que va del 2015 por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH).

De estas, al menos 128 quejas se le adjudicaron a las fuerzas Rural y Ciudadana, corporaciones que pese a su reciente creación han sido protagonistas de numerosos abusos contra la ciudadanía.

Sólo en 2014, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, recibió un total de 97 quejas de las cuales 71 se levantaron contra la Fuerza Rural y 26 contra la Fuerza Ciudadana.

A los elementos se les acusa de detención y retención ilegal, abuso de autoridad, uso arbitrario de la fuerza, lesiones, amenazas y cateos o visitas domiciliarias ilegales, así como de negar o prestar un servicio inadecuado.

El jueves 12 de febrero, decenas de ciudadanos captaron a elementos de la Fuerza Ciudadana en el Centro Histórico de Morelia, mientras golpeaban a un motociclista de Correos de México que se rehusó a darles “para el refresco”.

El video muestra el momento en el que el joven era golpeado brutalmente por los elementos y queda inconsciente tras recibir un rodillazo en la cara, frente a decenas de ciudadanos que presenciaban indignados el abuso. Ver video click

No obstante, al ser cuestionado al respecto el pasado 17 de febrero el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Javier Ocampo García, se deslindó de los actos de autoritarismo en los que incurren elementos de la Fuerza Ciudadana, “son actos personales”, dijo.

¿Instituciones deficientes?

La primera corporación creada el 10 de mayo del 2014 fue la Fuerza Rural, mientras que la Fuerza Ciudadana se estableció el 18 de agosto del año pasado durante el periodo de Alfredo Castillo Cervantes, como comisionado Especial para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán.

Castillo Cervantes, lanzó el 10 de mayo de 2014 una nueva estrategia de seguridad bajo el cargo de la Fuerza Rural, que dijo era “un nuevo modelo policiaco que atenderá las problemáticas de los michoacanos”.

Sin embargo, el comisionado se retiró de Michoacán un año después de su llegada cuando las balaceras de La Ruana en diciembre de 2014 y Apatzingán en enero de 2015 mostraron la debilidad de sus corporaciones policiacas.

Durante el 2015 se han registrado 31 quejas en la CEDH contra ambas fuerzas policiacas, 23 de los casos señalan como supuestos responsables de violaciones a derechos humanos a elementos de la Fuerza Ciudadana y 8 más al personal de la Fuerza Rural.

Cabe destacar que la Comisión de Derechos Humanos en la entidad está al frente de casos como el de Enrique Alonso Ledezma quien fue detenido y además golpeado por los miembros de la Fuerza Ciudadana también en la ciudad de Zamora.

Ledezma murió una hora después de camino al hospital debido a las heridas que le infringieron los policías. A pesar de ello, y de las recomendaciones que ha emitido la CEDH, ningún mando policiaco ha sido retirado de su cargo.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: