HomeEspeciales 3.0Dos amigos ultimaron a Fernanda, querían medio millón por su secuestro

Dos amigos ultimaron a Fernanda, querían medio millón por su secuestro

“¿Y la hamburguesa está fría?”, preguntó Yair a través de whatsapp, “si güey, así me la chingo, fría”, respondió Patrick aludiendo al cuerpo de Fernanda que yacía en el baño de su casa. El primero de noviembre iba amaneciendo y los jóvenes de 18 y 19 años se ponían de acuerdo sobre qué hacer con los restos de su víctima.

Fernanda pidió permiso a su mamá para reunirse con dos amigos el pasado 31 de octubre, Yair le había comentado que Patrick estaba enfermo y que fueran a verlo. Los tres cursaron juntos la preparatoria, Yair y Fernanda en el mismo salón, y Patrick un grado más adelante.

De la desaparición de Fernanda dio cuenta a las autoridades su madre en la denuncia presentada el 31 de octubre, luego de recibir una serie de mensajes desde el teléfono de su hija, primero asegurando que dos hombres la seguían, luego que ya la tenían y que le exigían 500 mil pesos, que no diera aviso a las autoridades o la iban a matar.

El cuerpo de Fernanda fue localizado el pasado sábado en una zona cerril de Jesús del Monte, en Morelia, semidesnudo, envuelto en bolsas negras y cinta canela. La joven apenas contaba con 17 años de edad.

Este martes se realizó la audiencia de vinculación a proceso en contra de Yair por el delito de secuestro agravado dentro de la causa penal 1818/2021.

El cambio –en tres ocasiones- de la Sala de Oralidad para el desarrollo de la audiencia, prolongó la confluencia de las madres de Fernanda y Yair en el mismo espacio, postergando el inicio de los trabajos por casi dos horas.

El cuerpo delgado y aún adolescente de Yair, portaba camiseta y pantalón blancos. Es un joven moreno y de mediana estatura, su voz no es tímida, según lo evidenció al responder los cuestionamientos formulados por el juez Fernando Hernández Hernández.

Los elementos de investigación expuestos por la Fiscalía, cuentan la historia de lo ocurrido apenas hace unos días, cuando en el centro moreliano se festejaba con altares y peregrinaciones el día de muertos, a la par que a Fernanda le arrebataban la vida.

La declaración que Yair rindió ante el Ministerio Público cuenta su parte de la historia. Hará cosa de un año que Patrick le comentó su inquietud por realizar un secuestro, acción que planificaron en los siguientes meses.

El acuerdo habría sido secuestrar a una conocida que les tuviera confianza, primero habrían elegido a una mujer de nombre Perla, pero la opción fue desechada. Finalmente optaron por Fernanda.

Los padres de Patrick se habían ido unos días a Ixtapa por lo que él se encontraba sólo en su casa de la colonia Leona Vicario. El acuerdo sería citar a Fernanda argumentando que Patrick se encontraba enfermo, y que una vez en la casa de éste Yair asumiría el papel de secuestrador y su amigo el de víctima, así uno mantendría la confianza de ella.

La abogada defensora de Yair argumentó durante la audiencia, que su cliente padece el síndrome de asperger, y tiene indicios de atentar contra su propia integridad, esto para solicitar su protección dentro del penal en que está recluido.

La presunta condición de salud de Yair, resultaba ruta para justificar su comportamiento en el secuestro de Fernanda.

Conforme a sus declaraciones, el 31 de octubre se quedaron de ver con la joven en las afueras del mercado de dulces del centro moreliano, Patrick los recogió poco después en un Pointer gris, en la esquina de Guillermo Prieto y la Avenida Madero, a un costado del Burger King. Luego los tres se fueron a comer unos tacos.

A la casa de Patrick llegaron pasadas las cuatro de la tarde para ver una película de terror que Fernanda habría escogido. En el lugar Yair observó que en un cajón, su amigo ya tenía dispuesta la cinta y una pistola plateada; pasada hora y media tomó el arma y amagó a Fernanda y Patrick, ordenando a este último que la trasladara al baño y la atara a una silla de metal ahí dispuesta.

Encerrada su víctima en el baño –ubicado en la planta alta del inmueble-, Patrick le habría pedido a Yair ir a verificar si le había atado correctamente los pies, él refiere haber verificado las ataduras y que “por error” tocó los senos de Fernanda.

Ambos tomaron el celular de Fernanda y enviaron los mensajes a su madre para solicitarle 500 mil pesos de rescate, con la historia de los presuntos hombres que la seguían.

Más tarde, Yair salió del lugar para dirigirse al centro debido a las festividades que se realizaban. Cuando regresaba a la casa de su amigo lo encontró en el camino acompañado de otro joven que iba maquillado; en su declaración refiere que tal persona también llegó a ser prospecto a secuestrar.

Esa noche Yair se fue a su casa a dormir. La conversación que vía whatsapp sostuvo con Patrick la mañana del primero de noviembre, fue detectada por la Fiscalía en la revisión que realizó a su teléfono celular.

 

 “¿Y la hamburguesa está fría?”, preguntó Yair, “si güey, así me la chingo, fría”, le respondió Patrick quien lo urgió para verse.

 

Cuando Yair llegó a casa de su amigo había un hombre con él en la parte baja, Patrick tiene un negocio de renta de sillas, mesas y karaoke para fiestas, por lo que acompañaron a la otra persona a realizar entregas durante la mañana.

Al regresar por la tarde, Yair observó a Fernanda ya embolsada y envuelta con cinta; junto con Patrick la metieron en la cajuela del Pointer y salieron del lugar para definir en donde dejarían el cuerpo. En el trayecto pasaron a una ferretería a comprar thinner y a un negocio para que les realizaran la impresión de una fotografía.

Finalmente determinaron arrojar el cuerpo en algún baldío en Jesús del Monte. Cinco días después, cuando los restos fueron localizados, se detectó también el ticket de pago del negocio en que realizaron la referida impresión fotográfica con el nombre de Yair.

Tras la desaparición de su hija, Zulema -madre de Fernanda- revisó sus mails y redes sociales. El lunes por la mañana contactó a los dos jóvenes quienes negaron que se hubieran reunido debido a que a Patrick “lo habían operado del corazón”. Tal versión no duró mucho en venirse abajo.

En la revisión de las redes sociales de su hija, Zulema notó coincidencia entre la redacción de los mensajes que Patrick le enviaba normalmente a Fernanda, con la de los presuntos secuestradores: después de cada coma, no había espacio entre palabras, y la manera de expresarse era similar.

Cuando Patrick fue llamado por el Ministerio Público, se negó a proporcionar su teléfono para revisión, también rechazó firmar su declaración. Yair por su parte, si proporcionó su celular.

El siete de noviembre, Yair fue a la Fiscalía para solicitar su teléfono, ahí le ofreció un soborno al Ministerio Público para que lo dejaran a él y a Patrick fuera de la investigación por el caso de Fernanda, la respuesta no se hizo esperar, el joven fue detenido inmediatamente y se inició una carpeta de investigación alterna por el delito de cohecho.

La necropsia reveló que la muerte de Fernanda fue debido a asfixia mecánica por estrangulamiento; Yair rechaza que él haya participado en el homicidio, aunque en su declaración reconoce los hechos relacionados al secuestro.

Patrick no ha sido detenido aún.

Este mismo martes por la mañana, la Fiscalía realizó un cateo en el inmueble en que ocurrieron los hechos, ahí localizaron los tenis y el bolso de Fernanda, restos de cinta con cabellos y la silla de metal en el baño.

El juez decretó la vinculación a proceso, y la Fiscalía solicitó cinco meses para finiquitar las investigaciones y recabar todos los elementos necesarios. Será hasta abril de 2022 cuando se cite nuevamente a audiencia en el caso que se sigue contra Yair.

 

Joven de 17 años es secuestrada y asesinada en Morelia; su ex compañero, el presunto responsable

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: