HomeAmbienteDragón Mart todavía no tiene permisos, pero ya está vendiendo espacios comerciales

Dragón Mart todavía no tiene permisos, pero ya está vendiendo espacios comerciales

Dragón Mart todavía no tiene permisos, pero ya está vendiendo espacios comerciales

(27 de febrero, 2014).- En reunión de trabajo, la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Senado de la República aprobó un punto de acuerdo para solicitar a Juan José Guerra Abud, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que determine si compete a esta dependencia federal conocer el proyecto del complejo comercial Dragon Mart en Cancún, Quintana Roo.

El mega proyecto denominado Dragon Mart desde el año pasado ha generado controversia, pues  se pretende que sea un centro comercial en que mexicanos y extranjeros puedan exhibir y vender sus productos directamente.

Esta obra ha tenido significado la deforestación de 192 hectáreas de selvas en la cercanía de Puerto Morelos, en el norte del estado de Quintana Roo, en un área donde la ley limita el uso de suelo a áreas naturales, turísticas y mineras, con mínima construcción de vivienda: máximo cuatro viviendas por hectárea.

Además, se han hecho peticiones a la Secretaría de Economía para conocer el estatus actual del proyecto, sin embargo no ha existido respuesta.

Hace un año se ingresó el trámite para realizar una obra nueva según un documento que aparece en la página oficial del proyecto, pero ya se han vendido espacios comerciales y se ha promovido ante el Instituto de Impacto y Riesgo Ambiental del Estado de Quintana Roo (INIRA) una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), ya que este Instituto negó la consulta pública obstruyendo así el derecho a la información y a la consulta ciudadana.

Finalmente, dejando de lado los impactos ecológicos, los opositores al proyecto sostienen que permitir la construcción del Dragón Mart en Quintana Roo traería consecuencias económicas desastrosas para la industria nacional, pues sería como “darle el tiro de gracia” a las industrias mexicanas ya de por sí afectadas por la invasión de productos chinos.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: