HomeActualidadEl suicidio, la tercera causa de muerte de los adolescentes en México

El suicidio, la tercera causa de muerte de los adolescentes en México

El suicidio, la tercera causa de muerte de los adolescentes en México

Redacción / @Michoacan3_0

Morelia, Michoacán.-El suicido es la tercera causa de muerte de los adolescentes en México, aunque en la mayoría de los casos es prevenible, informó Emilia Lucio Gómez Maqueo, académica de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

Y es que, la depresión severa es, quizá, el dolor más insoportable que el ser humano puede tolerar durante largos periodos, pues es un trastorno del estado anímico en el que los sentimientos de tristeza, pesimismo, desesperanza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Suicidología, de la que es integrante, en 1998 las autolesiones, actividad relacionada con el suicidio, representó 1.8 por ciento de los problemas de salud mental entre los jóvenes y, de no atenderse, para 2020 será de 2.4 por ciento.

En términos generales, indicó, en el país existe una tasa de prevalencia general de suicidios de 6.5 por cada 100 mil habitantes. Se trata de un problema de salud pública multifactorial que sigue un curso más o menos definido (ideación, planeación e intento), en el que influyen factores de riesgo biológico, psicológico y social.

“En algunos casos el objetivo no es la pérdida de la vida, sino llamar la atención, acabar con el sufrimiento o vengarse de alguna figura de autoridad”.

En el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que se conmemora este 10 de septiembre, explicó que ese acto sigue un proceso de ideación, planeación e intento, “aunque no siempre es así; en ocasiones algunos individuos se drogan o embriagan y de manera impulsiva se suicidan, sin haberlo ideado”.

Asimismo, mencionó que hay diferentes momentos en el ciclo de vida de una persona que lo intenta; es decir, no es lo mismo que cometa este acto un adulto de 70 años con una enfermedad terminal, que decide hacerlo por temor al deterioro de su salud, a un joven de 14, que no tiene el entendimiento suficiente de su proceder y de las consecuencias.

Declaró que existen muchos los estudios que demuestran que el suicida pide ayuda de alguna manera, pero pasa desapercibido, particularmente en los adolescentes, y para lograrlo se requiere brindar atención a quienes acepten que han pasado por ese proceso; además, es necesario crear un centro de atención integral.

 

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: