HomeAmbienteEmpresa energética ofrece $2,700 por 27 mil hectáreas

Empresa energética ofrece $2,700 por 27 mil hectáreas

Empresa energética ofrece $2,700 por 27 mil hectáreas

Daniela  G. Santoyo/@dannigs3_0

(09 de enero, 2014).- 2 mil 700 pesos mensuales. Ésa es la cantidad que la compañía Fuerza Eólica de San Matías pretende dar a la tribu quilihua de Baja California por las 27 mil hectáreas que busca enajenarle.

La intención de esta empresa es construir en dichas tierras un parque eólico. Por ahora y desde 2010, tiene permiso ambiental de utilizar 250 hectáreas de esta zona para colocar ocho autogeneradores de energía eólica. Menos del 1 por ciento del espacio que pretende obtener.

No obstante, el 3 de noviembre del año pasado, la compañía presentó a los integrantes del Comisariado Ejidal de la tribu un contrato por el uso de las 27 mil hectáreas mencionadas durante 30 años. ¿Qué harán con las 26 mil 750 restantes? No se sabe. Es una de las razones por las que los indígenas rechazaron el convenio.

Sumado a esto, está el hecho de que la cantidad que Fuerza Eólica está dispuesto a pagar es mínima en comparación con los estándares internacionales y aún con los de otros parques eólicos en México.

Otra de sus preocupaciones es que, de acuerdo con los afectados, entre los ejidatarios hay 23 “blancos”, es decir, que no pertenecen a la tribu pero sí al Comisariado. Ellos podrían aceptar el contrato e ingresarlo como legal ante las instancias de gobierno.

Uno de los ejidatarios, Pablo Federico Gottfried Blackmore, es también el representante legal de la empresa en cuestión y fue quien solicitó el permiso concedido en 2010. De acuerdo con el padrón, que la tribu obtuvo del Registro Agrario Nacional, este individuo está registrado como uno de los comuneros que votará la firma del contrato.

Por ahora, los integrantes de la tribu preparan una queja para presentarla ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y buscarán ponerse en contacto con el Comisionado para el Diálogo con los Pueblos Indígenas –que pertenece a la Secretaría de Gobernación– para que intervenga a su favor.

Mientras tanto, el contrato está a la espera, ya que, por las reglas ejidales, debe ser aprobado por más de la mitad de los ejidatarios que, en total, son 49. Hasta ahora la mayoría de los votantes lo ha rechazado.

En la cláusula onceava del proyecto se indica que los quilihuas podrían practicar agricultura, ganadería o edificar en el terreno, siempre que no afectaran las edificaciones del parque eólico.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: