HomeDerechos HumanosEn 2017, condiciones en penales de Michoacán obtuvieron calificación global de 8.4

En 2017, condiciones en penales de Michoacán obtuvieron calificación global de 8.4

En 2017, condiciones en penales de Michoacán obtuvieron calificación global de 8.4

Morelia, Michoacán.- Durante 2017, la revisión de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos realizada a los ocho Centros de Reinserción Social de Michoacán alcanzó una calificación global -en una escala de 5 a 10- de 8.40, puntuación ligeramente mayor a la lograda en 2016, cuando la inspección arrojó una calificación global de 8.06.

El reporte anual de la CEDH, establece que el Cereso Alta Seguridad para Delito de Alto Impacto Número 1, con una valoración de 7.34, es el penal con las condiciones más bajas en la entidad; incluso su calificación descendió en comparación con 2016, cuando registró una puntuación de 7.4.

De este centro penitenciario el rubro peor calificado es el que corresponde a Condiciones Materiales de los Espacios de Castigo con 6.46 de calificación.

El segundo centro penitenciario peor evaluado es el Cereso Lic. David Franco Rodríguez, conocido como “Mil Cumbres” el cual desmejoró sus condiciones al tener una calificación de 8.44 en 2016 a 8.15 en 2017.

En esta prisión el aspecto peor evaluado fue el Mantenimiento e Higiene de los Espacios de Castigo con una cualificación de 7.11.

Otro Centro de Reinserción Social que en 2017 bajó su calificación es el de Zitácuaro, que en 2016 alcanzó una calificación de 9.0 pero en 2017 descendió a 8.23. En este penal, las Condiciones Materiales en los Espacios de Castigo también resultaron ser las de más bajo puntaje.

El tercer centro con una de las calificaciones más bajas es el de Sahuayo, que en 2017 obtuvo una evaluación de 8.37, cantidad superior a la de 2016, cuando reportó una calificación de 7.87.

En la penitenciaría de Sahuayo, el sector peor evaluado es el de Actividades productivas que lleva a cabo el interno con una calificación de 6.56.
De los ocho centros de reinserción social analizados, el de Tacámbaro obtuvo la calificación más alta de 9.14, mientras que en 2016 su calificación fue menor al conseguir 8.31 puntos.

En segundo lugar se ubica el Cereso de Uruapan, con una calificación de 8.51; sin embargo en comparación con 2016, dicho centro bajó su puntuación, pues en ese año cerró con una calificación de 8.56.

En la tercera posición se ubica el Centro de Reinserción Social de Zamora, que mejoró notablemente sus condiciones al pasar de una calificación de 7.69 en 2016 a 8.48 en 2017.

El cuarto Cereso mejor evaluado corresponde al de Maravatío, el cual mejoró su situación en 2017 al lograr una puntuación de 8.42, mientras en 2016 su valoración cerró en 8.02.

La valuación de la CEDH expone que los indicadores con mayor calificación de manera general son: El respeto al horario y días de la visita íntima; las actividades recreativas que lleva a cabo el interno; la programación de actividades diarias para internos; la comunicación con el exterior y el respeto al horario y días de la visita familiar.

En contraparte, los indicadores con menor calificación corresponden a: Mobiliario en las aulas de clase; mantenimiento e higiene en los espacios de castigo; condiciones materiales de los espacios de castigo; atención integral, social, médica, psicológica y psiquiátrica y atención a enfermos mentales.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: