HomeDerechos HumanosEn México 5 mil alumnos dejan la escuela diariamente; “el gran capital busca peones poco preparados para explotarlos”

En México 5 mil alumnos dejan la escuela diariamente; “el gran capital busca peones poco preparados para explotarlos”

En México 5 mil alumnos dejan la escuela diariamente; “el gran capital busca peones poco preparados para explotarlos”

 / Revolución TresPuntoCero

 Según cifras del informe “Escuela de Excelencia”, de la Secretaría de Educación Pública (SEP), a diario 5 mil alumnos dejan la escuela, quienes son “captados por la vagancia, el trabajo derivado de la necesidad o el crimen”.

Según un informe de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la deserción escolar genera elevados costos sociales y privados. Los que derivan de disponer de una fuerza de trabajo menos competente y más difícil de calificar y su efecto en el crecimiento económico.

Ya que existen costos privados, que generan la reproducción de las desigualdades sociales, la pobreza y su repercusión en la integración (o desintegración) social; su impacto sobre la población infantil y adolescente. Asegurando que al carecer del conocimiento, de la formación y dirección necesarias, son susceptibles de incurrir en conductas de riesgo que trastocan su seguridad, integridad física, salud, libertad e incluso, su vida.

La pedagoga Astrid Salazar afirma, “la niñez y la adolescencia, en los estratos más bajos de la sociedad, se asocia con la preparación del ingreso a las actividades adultas y al hecho de tener que trabajar, permanecer en el sistema educativo sería un privilegio poco común en las familias pobres, si el aumento de la deserción es considerable, es porque principalmente se debe medir con el factor pobreza, habiendo poco más de 50 millones de pobres en el país, las cifras cuadran”.

Y agrega, “los estudios y las cifras no colaboran en nada, nos damos cuenta de la triste realidad y lo olvidamos, se necesitan acciones contundentes, no electoreras, que hablen de ‘hacer en un futuro’, aquí en el país, pese a todo está demostrado que existe el capital necesario, lamentablemente capacidad y voluntad de los gobiernos no, esta problemática seguirá aumentando, además se le debe sumar que el gran capital, busca peones mínimamente preparados para su explotación, de ahí la inexistencia de preocupación gubernamental, reflejada en hechos”.

Explica que, la deserción escolar obedece a diversas causas, pero es común que sólo una de éstas sea identificada como la que originó la decisión de abandonar los estudios.

Las causas principales, son:

Personal. Porque la persona no quiso o no le gustó estudiar: 37.4%.

Económica. Falta de dinero o porque tenía que trabajar: 35.2%.

Escolar. Porque la escuela está muy lejos o no hay: 2.3%.

Familiar. La familia ya no le permitió a la persona continuar estudiando o por ayudar en las tareas del hogar: 2.4%.

Matrimonio y unión. La persona no continuó sus estudios por haber contraído matrimonio o haberse unido en pareja: 5.8%.

Terminó sus estudios. Sí concluyó una carrera (de cualquier nivel) o dejó los estudios en el grado o nivel que tenía como objetivo alcanzar: 5.4%.

Otra causa: 3.1%.

Datos de la SEP dan a conocer que un total de un millón 47 mil 718 jóvenes y niños, inscritos en el sistema escolarizado, en el ciclo escolar anterior abandonaron sus estudios, es decir, que por cada día de los 200 que conforman un año educativo, 5 mil 238 niños no lo finalizaron”.

En el nivel primaria, de los 13 millones 526 mil 632 niños inscritos, 81 mil 159, dejaron de estudiar; en secundaria de 5.8 millones de alumnos inscritos, 309 mil 217 no concluyeron sus estudios; en el caso de la preparatoria (bachillerato), 484 mil 493 jóvenes dejaron inconclusos sus estudios; en el caso de los universitarios, la secretaría informa que 172 mil 800 jóvenes truncaron su educación.

Según UNICEF, una de las principales causas de la deserción escolar, en cuanto a menores, se relaciona con la pobreza y el trabajo infantil, estimándose que 556 mil niños entre los 5 y los 11 años trabajaban, esto además de la falta de apoyo de los padres y de los maestros para aprender; incluyendo las causas de abandono de los niños indígenas, quienes en muchas ocasiones tienen el obstáculo administrativo de no tener acta de nacimiento.

Para el organismo, la deserción también se produce debido al fracaso educativo, que siente el alumno. Ya que según pruebas internacionales, la mitad de los alumnos de 15 años (44.2 %) no entienden bien lo que leen, 2 de cada 3 (65.9 %) no maneja adecuadamente las matemáticas y la mitad (50.1%)  tienen insuficientes conocimientos y habilidades en ciencias (química, biología, física).

Aunque UNICEF lo atribuye al bajo nivel de inversión educativa en el país. México invierte por estudiante de niveles básicos $11, 400 pesos al año, el más bajo entre todos los demás países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

“Quien no alcanza al menos 12 años de escolaridad y adquiere la condición de egresado de la educación media superior, tiene pocas oportunidades de insertarse en el mercado laboral y obtener empleos de calidad, a fin que pueda mejorar en parte, su condición de vida y su situación de pobreza. Lamentablemente las consecuencias se suman a la postre, ya que, se empobrece el capital cultural que posteriormente transmitirán a sus hijos, trayendo consigo la desigualdad educativa y social, de una generación a otra”, afirma Salazar.

Tags
Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: