HomeDerechos HumanosEntre 60 y 70 migrantes mueren al mes por tratar de cruzar la frontera de México con EUA

Entre 60 y 70 migrantes mueren al mes por tratar de cruzar la frontera de México con EUA

Entre 60 y 70 migrantes mueren al mes por tratar de cruzar la frontera de México con EUA

César Vázquez / @LetraMia

Morelia, Michoacán.-Cada día la migración no autorizada hacia Estados Unidos se vuelve más peligrosa, y no tiene que ver precisamente con las reformas migratorias o con la militarización de la frontera, tiene que ver con los riesgos que pasan los migrantes en el desierto. 

En este suceso cuatro de cada diez migrantes llega a morir en el intento, se suman también las condiciones criminales, luego que traficar con personas ya no es asunto de los polleros, estos se encuentran a disposición de un grupo criminal que controla todo el tráfico. 

“Si la gente sabe cuáles son los riesgos, es probable que los eviten, porque incluso los polleros de hace diez años ya no son los mismos, ahora están más subordinados, ya no está en manos de ellos cruzar la frontera”, detalló en entrevista Oscar Chacón, director ejecutivo de la Alianza Nacional de Comunidades Latino Americanas y Caribeñas (NALACC por sus siglas en inglés: National Alliance of Latin American Caribbean Communities).

Informó que los migrantes están tazados como vil mercancía, la gente que los transporta no los conoce y por lo tanto no tienen ningún apego de lealtad con ellos, les son totalmente extraños.

El fenómeno de migración obedece directamente a la situación de empleo, el cual ha disminuido ligeramente en los últimos cinco años, porque la migración tiene que ver con la dinámica laboral y con la satisfacción del modo de vivir en su lugar de origen, considerando que es más poderoso el grado de disminución laboral que el número de barreras que se pone para que continúe la migración. 

“Si tenemos que explicar por qué hay un decrecimiento de migración, tiene que ver con que sus familiares o amigos que radican en Estados Unidos les dicen que no vayan, que no hay trabajo, ello ha incidido en que baje el índice de latinos que intenta cruzar la frontera de Estados Unidos”, expuso el Oscar chacón. 

A este desempleo se suman los riesgos que han aumentado en miles de kilómetros que tiene que cruzar los migrantes latinos, sin excepción de los mexicanos, a lo que se agrega la militarización de la frontera. 

Alertó además a las autoridades que hay una nueva condicionante de migración, y tiene que ver directamente con el cambio climático, luego que aseguró, se tiene comprobado que por los efectos de los fenómenos naturales atípicos, que afectan a poblaciones humanas, se registra un aumento de migración, la cual no se da de manera inmediata, se da de cuatro a seis años posteriores a ocurrido un desastre, y todos los lugares afectados tienen una alta probabilidad de migración. 

Pese a que paulatinamente hay una menor migración, evidenció que según sus registros, por los restos de cadáveres encontrados en el desierto de Arizona, se tiene que este mal no ha disminuido, y que son entre 60 y 70 hallazgos que se registran mensualmente; de ellos el 60 por ciento de cadáveres son mexicanos, ello directamente relacionado con la cercanía entre ambos países. 

“Es un número alto porque las condiciones son inhóspitas, es en esta región donde hay más muertes por ambientes naturales, la gente no tiene idea de las temperaturas que van a encontrar, mueren por deshidratación o por hipotermia”, explicó Oscar Chacón.  

Según el activista, estas cifras de decesos tienen diez años con el mismo patrón, no ha disminuido, pero tampoco se tiene una política uniforme para poder mantener un dato fidedigno de cuántas personas mueren en el intento de llegar a la frontera norte de México. 

Pero es muy poca gente la que logra ser identificada, porque los mismos polleros, las misas redes de tráfico, les piden que se despojen de toda la documentación que llevan para que no sean identificados en caso de que los agarren, pero eso es contraproducente también para su seguridad. 

Recomendó para todos los que intentan migrar a EEUU por la frontera norte, pensárselo dos veces, luego que cada día la migración no autorizada se vuelve más desafiante, pasar el desierto en verano o e invierno es de las peores alternativas. 

Pese a estos riesgos, cada día son más comunes los niños migrantes que hacen solos la travesía, sin ningún familiar o conocido, y obedece a que uno de los padres o los dos ya están ‘del otro lado’ y quieren reunir a la familia. 

“Pero las historias que se desenlazan son muy tristes, muchos de estos niños terminan atrapados por las redes de criminales que lucran con la trata de personas, se ha llegado a dar los casos incluso en que los victimizan para fomentar el tráfico de órganos, estas historias son espeluznantes”.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: