HomePolíticaEPN vive 5 veces mejor que mandatarios europeos mientras un mexicano muere cada hora por hambre

EPN vive 5 veces mejor que mandatarios europeos mientras un mexicano muere cada hora por hambre

EPN vive 5 veces mejor que mandatarios europeos mientras un mexicano muere cada hora por hambre

Revolución3.0

(24 de marzo, 2015. Revolución TRESPUNTOCERO).- “El alza del precio del pan puede equilibrar la oferta y la demanda del pan, pero no resuelve el hambre de la gente”, sentencia el ecónomo humanista Julio Boltvinik Kalinka.

En Chiapas, Fidelia Rodríguez tiene dificultades para mantener a su familia, al mes obtiene 2 mil 450 pesos por 9 horas de trabajo diario. Ella trabaja en una tienda de ropa, y su salario no logra cubrir ni siquiera sus necesidades básicas. Si ella enferma, no tiene un seguro médico que la proteja, y tampoco le pagarán los días que falte al trabajo, de ella depende su hijo, su madre y su abuelo”.

En Chihuahua vive Cecilia Culebro, madre soltera que trabaja medio tiempo en una maquiladora y algunos días lava y plancha ropa ‘por encargo’. Y afirma “mi situación económica es realmente difícil, porque mi salario es muy bajo, miserable diría yo. Varios días al mes no hay absolutamente nada para comer. De valor no tengo mucho, solamente un anillo de oro, así que decidí empeñarlo, la primera vez no lo logré porque eran filas interminables de gente que buscaba hacer lo mismo con sus alhajas, después lo hice, nunca logré desempeñarlo porque el salario solamente me alcanza para comer dos veces por día y no todos los días”.

En salario mínimo en México es el más bajo de América Latina. Se encuentra por debajo de países como Haití, Guatemala, El Salvador, Honduras y República Dominicana, convirtiéndose así en el más bajo de América Latina.

“Los salarios mínimos deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos”, versa el artículo 123 de la Constitución. Sin embargo esto no se cumple según la diputada Beatriz Zavala Peniche, quien advierte, “en un entorno tan adverso como el que se vive en México, el aumento del 4.2% del salario mínimo para este año no se adapta a la realidad, ese porcentaje no se acerca en lo más mínimo a recuperar el poder adquisitivo, que mes a mes pierden miles de familias mexicanas”.

Captura de pantalla 2015-03-23 a la(s) 22.53.47(click en la imagen para ir a la nota)

Para 2015 se fijó el salario mínimo para el Área Geográfica A en 70.10 pesos diarios; mientras que para el Área Geográfica B en 66.45 pesos diarios (68.8 pesos diarios desde abril 2015).

“Hay cientos de miles de asalariados, de personas que tienen un trabajo formal que obtienen como ingreso una cantidad que no les alcanza ni para cubrir el costo de la canasta básica”, afirma Peniche. Y agrega “es urgente que el salario recupere su poder de compra y que se cumpla con el mandato constitucional al menos en la parte de superar la pobreza alimentaria de miles de familias”, afirma Peniche.

La diputada comenta “en la actualidad la situación económica de las familias va de mal en peor, lo que provoca que vaya en aumento el problema del presidente sobre su falta de credibilidad, la cual no va a recuperar con decálogos que no se cumplen, sino con medidas que tengan impacto real en los bolsillos de la gente”.

Y expone que el ejecutivo no debió generar mayores impuestos, ya que “el Servicio de Administración Tributaria (SAT), se ha ensañado con los contribuyentes, lo que sin duda alguna provocará un mayor ensombrecimiento en la economía del país”.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), “el problema del salario mínimo en México, al no llegar siquiera a cubrir las necesidades básicas, lleva a un mayor sentimiento de injusticia y desigualdad reflejándose no sólo en la violencia organizada, de pandillas o el narcotráfico, sino en el tejido social”.

“Esto ocurre porque vemos el 40% de los trabajadores no logra obtener el mínimo necesario para sostener a sus familias, porque la relación entre el salario mínimo y el valor de la línea de pobreza per capita, que demuestra lo que se puede comprar, es baja con 0.66%, cuando debe ser superior a 2 puntos”, informa la OIT.

Según el académico Boltvinik Kalinka, “el problema central de los salarios mínimos en México, es la subordinación de la política salarial al progreso económico, que está por demás mal entendido ya que sacrifica a uno de los factores de la producción que, para variar, sigue siendo la clase trabajadora”.

“Es una realidad que el sacrificado siempre será el trabajador, cuando lo justo sería que la responsabilidad del progreso y desarrollo económico corriera a cargo de todos los actores sociales, teniendo una participación igualitaria en el momento de asumir  la función social que nos haga dignos de ser mexicanos.”, puntualiza el académico.

La investigadora Clara Jusidman, señala que “el estancamiento del salario mínimo en el país se debe, entre otros factores, a la pobreza material, pero también con la pobreza en la formación y educación, en la cultura, en la salud física y en la social, en donde problemáticas como la inseguridad y la falta de generación de soluciones por parte del ejecutivo son las que llevan al abismo al país”, agregando que “los salarios bajos son las causas del deterioro en la calidad de las tareas asignadas socialmente a las familias, en la formación de los seres humanos y su calidad de vida”.

Captura de pantalla 2015-03-23 a la(s) 22.55.33(click en la imagen para ir a la nota)

La socióloga Adela Zafiro, sentencia “uno de los derechos humanos fundamentales es el derecho a un salario razonable que permita una vida digna. Patrick Belser, economista miembro de la OIT ha dicho que ‘el preámbulo de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo identifica la garantía de un salario vital como una de las condiciones para la paz universal y permanente basada en la justicia social’. En ese sentido, todos los trabajadores deben percibir un tipo de sueldo directamente proporcional a su capacidad y esfuerzo dentro del entorno laboral, y que con éste puedan mantener una existencia decente”.

Zafiro señala, “Peña Nieto mantiene elevados niveles de cinismo para mantener una vida hasta cinco veces más cómoda que cualquier mandatario europeo de países desarrollados. Si se observa el descaro en la aceptación de un avión extremadamente caro, no es difícil imaginar que los lujos a los que se ha acostumbrado dentro de los Pinos, son altamente excesivos, sumados a los de su familia, quienes han demostrado no solo desinterés e indiferencia por el pueblo, sino también que no les importa que internacionalmente sean catalogados como los principales promotores del acabose de este país, porque mientras la señora Rivera cena en Nueva York y Peña Nieto pasea en Londres, 23 mexicanos mueren por hambre y desnutrición a diario, casi uno por hora”.

Y agrega “si tienes una familia de 5 miembros, y un salario de menos de 70 pesos al día es posible que alguno de ese grupo muera por desnutrición; en la provincia se turnan para comer, el que comió el lunes, no lo hace hasta el miércoles, si es que se puede, y no me refiero a personas del campo, porque ahí la situación es aún más precaria, hablo de las ciudades, ese es el país que Peña Nieto desconoce y al que está aniquilando en colaboración con sus bancadas aliadas en Congreso”.

Sobre el tema el senador Mario Delgado se pronuncia, “el principal paso es tratar los derechos laborales como derechos humanos. Se tiene que actualizar el salario mínimo general para que éste satisfaga las necesidades de los mexicanos, pero no solamente las básicas, sino en las necesidades normales, porque ya no sabemos qué necesidades son normales en este país, donde prácticamente todo es anormal”. Y puntualiza que el salario mínimo debe ser capaz de proveer la educación de los niños y adolescentes.

Según informes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), la pobreza en la zona urbana del país tuvo un crecimiento de 0.2% en los últimos dos años, que incluye a 40.6% de la población, es decir 4 de cada 10 mexicanos que viven en las ciudades se encuentra en condición de pobreza.

Un informe del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) especifica que “en el país existe un fenómeno de precarización del empleo y eso es una de las causas fundamentales que genera pobreza, porque el salario real se ha mantenido estático y a la baja, en éste ha habido una pérdida de poder adquisitivo, punto fundamental de la pobreza”.

El Observatorio Social de la Universidad de Guadalajara (UdeG), sostiene que el salario mínimo debería ser de 250 pesos y no de poco más de 60 pesos, cifra mantenida actualmente. Hoy un 60% de la población tiene ingresos inferiores a los 2 mil pesos mensuales, siendo la principal carencia la nula seguridad social, que afecta al 71.8% de la población y es la que más aumentado.

La Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL), declaró el año pasado que México es uno de los países de la región donde el salario mínimo no muestra una recuperación en la última década.

Asimismo se asegura que México es uno de los países de la región donde el salario mínimo no muestra una recuperación en la última década y si bien a mediados de los años noventa se detuvo el sostenido descenso que experimentaba desde los años ochenta, la última década está pautada por su relativa estabilidad.

Captura de pantalla 2015-03-23 a la(s) 22.56.24(click en la imagen para ir al video)

 
Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: