HomeOpinión 3.0Farsa del PAN en aprobación de deuda
Con un click puedes recibir noticias gratis a tu WhatsApp

Farsa del PAN en aprobación de deuda

Editorial Revolución.

Después de que el Congreso de Michoacán autorizara al Gobernador Silvano Aureoles contratar nueva deuda pública por 4 mil 90 millones de pesos, el líder de los diputados del PAN, Javier Estrada Cárdenas, dijo que su partido “demostró una vez más que está del lado de los michoacanos” al votar en oposición a la contratación de nuevos créditos; sin embargo, la realidad demuestra que los panistas fueron un factor clave para llevar las finanzas estatales a un nivel histórico  de endeudamiento a largo plazo.

El doble discurso del PAN lleva implícito un reconocimiento de que la contratación de nueva deuda no es lo mejor para Michoacán, por ello tienen que recurrir a la mentira y al engaño para no asumir la responsabilidad de lo que realmente hicieron en la sesión legislativa del pasado 30 de diciembre.

Durante todo el 2019  vimos a una bancada panista esforzada en lavarse la cara ante los michoacanos por haber votado a favor del paquete presupuestal tal como lo envió el Gobernador Silvano Aureoles al Congreso, incluidos nuevos impuestos y un presupuesto en cero para la Junta de Caminos. El diputado Arturo Hernández Vázquez, en calidad de presidente de la Comisión de Hacienda y Deuda Pública, se esmeró porque la propuesta del Ejecutivo pasara a votación del pleno sin que se le moviera ni una coma.

La bancada panista llegó al debate del paquete presupuestal  con un discurso en contra de que Gobierno del Estado contratara nueva deuda pública; sin embargo, en los hechos la Ley de Ingresos 2020, que incluía el endeudamiento,  fue aprobada en lo general con 28 votos a favor, y sólo 7 en contra de los diputados de Morena.

De acuerdo con el Artículo 251 de la Ley Orgánica y de Procedimientos del Congreso de Michoacán, solo los diputados que hayan votado a favor del dictamen en general podrán reservarse artículos con el propósito de modificarlos. Está disposición fue usada como coartada por 8 diputados panistas y 2 del PT para sumar votos a favor del proyecto de Silvano Aureoles, con el pretexto de reservarse todos los mismos artículos, el 1 y 26 de la Ley de Ingresos, con la supuesta intención de anular el endeudamiento en la votación en particular.

¿Por qué los panistas votaron a favor del dictamen en general, si todos reservaron los mismos artículos? Bastaba con que un solo diputado se reservara los artículos que contenían la contratación de nueva deuda y la reestructuración de la ya existente para que fuera sometida la modificación del artículo a votación del pleno; sin embargo,  Silvano Aureoles necesitaba contar con el voto a favor de las dos terceras partes (24 votos) de los diputados para que la autorización de nueva deuda cumpliera con lo que dispone el Artículo 114 de la Constitución.

Al momento de votar en particular por la modificación del  Artículo 1 y eliminación del 26, los panistas mostraron sus verdaderas intenciones y evidenciaron que su discurso sólo era una simulación: Antonio Salas abandonó el pleno antes de que iniciara la votación, y Gabriela Ceballos, obedeciendo la instrucción del perredista Norberto Martínez Soto, dejó el recinto justo cuando se estaban emitiendo los votos; con dos votos menos a favor de la reserva, 15 legisladores se pronunciaron  a favor de anular la deuda, y 18 en contra.

Para cuando se sometieron a votación los artículos tal como los mandó Gobierno del Estado; es decir, incluyendo en la Ley de Ingresos los 4 mil 90 millones de pesos que se obtendrán con la contratación de deuda, ya había tres votos en contra menos: los de los panistas Antonio Salas, Gabriela Ceballos y su coordinador parlamentario Javier Estrada.

La ausencia deliberada de los panistas transgrede el Artículo 264 de la Ley Orgánica del Congreso de Michoacán, que al pie de la letra dispone: “cuando llegue el momento de votar, el Presidente del Congreso ordenará que los diputados que se hallen fuera del salón concurran a votar, y ninguno de aquellos podrá salir de éste mientras la votación se desahogue…”

Y por si los hechos no fueran suficientemente contundentes, quedan las palabras expresadas por Arturo Hernández al calor del debate Legislativo, que ese día 30 de diciembre subió a tribuna para decir: “la propuesta de la deuda no refiere a que tenga que ser mala si viene directamente relacionada al crecimiento, la inversión, y al beneficio de los michoacanos”. Y para justificar esta postura se volcó a criticar lo hecho por el gobierno federal en un año, sin emitir ningún juicio sobre lo hecho en cuatro años por la administración de Silvano Aureoles.

En la  política ficción los diputados panistas pretenden engañarse a sí mismos cuando intentan hacernos creer que están del lado de los michoacanos, pero la realidad desnuda su verdadera naturaleza: siguen siendo los políticos que ponen el interés privado por encima del beneficio colectivo.

 

 

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: