HomePolíticaFormaliza Silvano Aureoles herencia de notarías en Michoacán

Formaliza Silvano Aureoles herencia de notarías en Michoacán

El gobernador Silvano Aureoles Conejo formalizó en agosto la herencia de notarías en Michoacán, designando a un total de 37 notarios adscritos que, en su mayoría tienen vínculos familiares con quienes legalmente aún fungen como sus titulares.

En 2020 el Congreso del Estado reformó la Ley del Notariado para dar vida a la figura de notario adscrito o sustituto, quien asume las funciones de los titulares ausentes de las notarías hasta en tanto estos retornen o bien sean designados por el Ejecutivo Estatal.

Es así como el pasado 13 de agosto, en el Periódico Oficial del Estado se publicaría la designación de casi cuatro decenas de notarios adscritos, en donde resaltan los vínculos familiares con quienes se han desempeñado en el cargo, prolongando la práctica de las notarías como un patrimonio familiar.

En el distrito judicial de Apatzingán fueron designados dos notarios adscritos; en el de Hidalgo, tres; Jiquilpan, uno; La Piedad, dos; Lázaro Cárdenas, tres; Los Reyes, dos; Maravatío, una; Morelia, once; Pátzcuaro, una; Puruándiro, una; Sahuayo, una; Tarímbaro, una; Uruapan, tres; Zamora, cuatro; y Zitácuaro, una.

En la notaria 113 fue asignado José Mauro Cisneros Romero, en la notaría de su padre José Mauro Cisneros Fonseca; Gabriel Vilchis Navarro en la 5 de su madre, Hilda Navarro Skinfield en Morelia; a Juan Nepomuceno Cano Tovar se le formalizó en la 7 de Morelia que ya venía encabezando, luego que si padre Juan Adolfo Cano Aceves renunciara en 2014; el exdirigente priista Fernando Orihuela Carmona determinó a su vez dejarle a su hijo Fernando Orihuela Estefan, el negocio en la notaría 132 de Morelia.

En Tarímbaro, en la notaría 158 queda como adscrito Héctor Gustavo Pantoja Abascal, hijo del notario Héctor Gustavo Pantoja Ayala, el cual alcanzó dicho encargo gracias a los oficios de su esposa, Rosa Hilda Abascal, quien fuera contralora en el estado y alcaldesa de Zamora.

La viuda de Xavier Ovando, la notaria 152 en el distrito de Morelia, Estela Carrillo Gallegos, concretó formalizar la responsabilidad en su hijo Xavier Caheri Ovando quien, ahora es adscrito.

Salvador Castillo Núñez, que arribó a la notaria 137 de Morelia por sus oficios como funcionario del gobierno de Víctor Tinoco Rubí, ahora hereda el negocio a su hijo Ignis Salvador Castillo Correa.

Otro caso más en Morelia, es el de Armando Arriaga Díaz designado adscrito en la notaria de su 12 de su padre, Armando Arriaga Narvarte.

En Jiquilpan, en la notaria 9, Enrique Gudiño Magaña pasa la estafeta a su hijo Luis Enrique Gudiño Acevedo; en la 130 de La Piedad, Javier Maya Morales hereda a su hijo Javier Ulises Maya Pérez.

Casos similares se observan en el distrito de judicial de Hidalgo, en la notaria 59 en donde en la notaria de Luis Jaime López Ochoa, se designa como adscrito a Carlo Aristóteles López Rico; 88 de Felipe Ruvalcaba Hernández, adscriben a Selene Sacnicte Ruvalcaba López; en la 110 de Jesús García Bucio, a Marisol García Martínez; en el distrito de Lázaro Cárdenas, en la 21 de José Peña López, a Andrea Peña Reyes; en la 63 de Ismael Eduardo Suárez Abrego, a César Luis Suárez García; en la 100 de Salvador Zúñiga Andrade, a Elsa Zúñiga González.

También en el distrito judicial de Los Reyes, el fenómeno de los “juniors” de las notarías es un hecho, en la 98 Juan Manuel Maldonado Valencia cede la responsabilidad a su hija María del Carmen Maldonado Villalobos que ahora es adscrita; en 175 de Rosa Eugenia García Vallejo, queda en manos de Carlos Cañas García; en la 99 del distrito de Maravatío, Rubén Alejandro Morelos Prado pasa la estafeta a su hijo Oscar Eduardo Morelos Chávez; en Morelia, la 81 de Vicente Luis Coca Álvarez, formalmente tiene ahora como adscrito a su hijo Moisés Coca Sánchez; en Pátzcuaro la 114 de Irma Vargas Fernández, a Wendy Reyes Vargas; en Sahuayo en la 39 de Manlio Gallegos Barragan, a Carlos Alberto Gallegos Peña; en Uruapan, la 79 de Gonzalo Fernández Méndez, a Tania Carolina Fernández García; la 116 de José Luis Damián Barajas, a Edgar Hiram Damián Bravo; en Zamora, la 83 de Ernesto Contreras Reyes, a Cyntia Contreras Correa; la 96 de Macario Rosas Zaragoza, a Eduardo Rosas Larios; y en Zitácuaro la 135 de Modesto Barragán Romero, a Salvador Alejandro Barragán Heredia.

Existen otras designaciones de adscritos en las que también los vínculos familiares están presentes, es el caso de la 123 de Morelia, en donde queda Mónica García Estefan queda como adscrita de su hermano Luis Carlos.

En la 53 de Zamora en donde el titular es Efrén Contreras Gaytán, fue designada como adscrita María Guadalupe Contreras Gaytán

Otras notarias en donde fueron designados adscritos, y que no se observa coincidencia al menos en los apellidos de los beneficiados con quienes eran titulares, son en Morelia la 15, 92 y 141, también está la 124 de Apatzingán, 8 de La Piedad, 4 de Puruándiro, 146 de Uruapan, y 78 de Zamora.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: