HomeGobiernoGobierno insiste en que DEA fabricó delitos contra Cienfuegos

Gobierno insiste en que DEA fabricó delitos contra Cienfuegos

Gobierno insiste en que DEA fabricó delitos contra Cienfuegos

El presidente Andrés Manuel López Obrador insistió que la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas por inglés) fabricó los delitos de lavado de dinero y narcotráfico al general Salvador Cienfuegos Zepeda, sin embargo, aceptó que se reabra el expediente contra el exsecretario de la Defensa Nacional, si se cuentan con otras pruebas.

“Si hay otras pruebas y hablan de reabrir el expediente, adelante, tienen que empezar de nuevo porque unas de las cosas que solicitamos antes de que se tomara la decisión o de que enviáramos el expediente a la fiscalía fue constatar que habían mandado todo y tenemos constancia de que enviaron todo, pero sí aparecieran nuevas cosas, adelante”, afirmó este lunes.

López Obrador aseguró que el gobierno de México hizo lo correcto al exonerar a Cienfuegos porque los señalamientos contra el exsecretario se sustentaron en una investigación con “irresponsabilidad (y) sin sustento”.

Sobre las declaraciones de una portavoz del Departamento de Justicia de EU que afirmó estar “profundamente decepcionados por la decisión de México de cerrar su investigación” en contra de Cienfuegos, el presidente aseguró que el gobierno de esa nación comprende que las autoridades mexicanas no podrían poner en entredicho su credibilidad.

“Es la ofensa a México, cualquier ciudadano mexicano que sea víctima de la fabricación de un delito debe ser protegido, no podemos permitir injusticias”.

Salvador Cienfuegos fue detenido el 15 de octubre de 2020 en el aeropuerto de la ciudad de Los Ángeles, California, por agentes de DEA por delitos contra la salud y lavado de dinero. A petición del gobierno de México, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos solicitó a la jueza encargada del caso, desestimar los cargos en contra Cienfuegos, lo cual fue aceptado.

El 18 de noviembre Cienfuegos fue entregado por las autoridades de Estados Unidos a autoridades de la FGR, quienes le notificaron que se abriría una investigación en su contra, aunque fue puesto en libertad ese mismo día.

El pasado jueves 14 de enero, la FGR determinó no ejercer acción penal contra el general luego de asegurar que nunca tuvo encuentro alguno con los integrantes de una organización delictiva ni de enriquecimiento ilícito.

El presidente López Obrador criticó desde ese momento las pruebas con las cuales la DEA “fabricó” delitos a Cienfuegos, por lo que instruyó a la Secretaría de Relaciones Exteriores publicar las pruebas que las autoridades de Estados Unidos enviaron a México.

“Lo que hicimos fue dar a conocer el expediente para que se supiera sin esconder nada, de que no hay elementos, de que en efecto se fabricó el delito o se fabricaron los delitos”, aseguró.

López Obrador dijo que con el caso Cienfuegos estuvo de por medio el prestigio de México, por lo que no se podía permitir que ningún gobierno extranjero socavara su dignidad y prestigio.

Sobre su relación con el gobierno saliente y el entrante de Estados Unidos, el presidente de México afirmó que es buena. “Actuamos bien, y esto no afecta las relaciones, son buenas las relaciones con el gobierno actual y con el que entrará en funcionamiento esta semana”, señaló.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: