HomeActualidadEl guarda animal, un trabajo arduo y de riesgo

El guarda animal, un trabajo arduo y de riesgo

El guarda animal, un trabajo arduo y de riesgo

Con 376 especies y 2 mil 318 ejemplares, el Zoológico Benito Juárez de Morelia, es unos de los más importantes del país y América Latina.

Los visitantes pueden ver y conocer a 23 especies de primates, 110 especies de aves, 10 diferentes tipos de felinos, destacando la pareja de tigre blanco y de bengala; 90 especies en el acuario y las 67 especies del herpentario.

Entre las funciones del Parque Juárez están las de conservar e incrementar la existencia de animales en cautiverio; difundir y orientar al público sobre las características de las diferentes especies; promover convenios e intercambios con instituciones nacionales e internacionales; realizar investigaciones tendientes a conocer y mejorar las condiciones de vida de la fauna silvestre, entre otras.

Una de las partes importantes para cumplir con esto es el mantenimiento del Zoológico, principalmente las tareas que realiza el personal del área de guarda animal, para cual el parque cuenta con 26 de ellos: nueve en felinos, siete en rumiantes, dos en primates, dos en área infantil y seis en aves.

Revolución 3.0 Michoacán tuvo la oportunidad de conversar con uno de los guarda animal con más experiencia, Humberto González Guzmán, quien además es el encargado del área de felinos y osos.

Relata que la actividad del guarda animal comienza a las 7:00 de la mañana, hace la limpieza de las áreas de estancia de los animales y los alimenta, tareas que deben estar realizadas preferentemente antes de las 10:00 de la mañana, hora en que se abre el zoológico a los visitantes.

Humberto nos explica que en el caso de los felinos, por seguridad, se encierran y alimentan por la tarde, el resto de los animales se alimentan por la mañana.

El guarda animal es el primero y el último en tener contacto con el animal durante día, si detecta un comportamiento fuera de lo normal u observa alguna anomalía física en él o en sus heces, de inmediato lo reporta al jefe a cargo del área animal para una intervención oportuna del médico veterinario.

 “Nosotros diariamente al momento de limpiar y sacar a los animales al área de exhibición o albergue, vemos a los animales en qué condiciones salen, si alguno está triste, si tiene alguna secreción nasal o alguna situación fuera de lo normal”.

“La mayoría de los animales duermen separados, lo que nos permite ver si alguno de ellos no tragó, si alguno de ellos defecó de manera anormal, o cualquier tipo de situación anómala se la reportamos al jefe de atención a mamíferos, él es quién decide cuál es el procedimiento médico a seguir”.

Una de las tareas de Humberto como coordinador de osos y felinos es la de revisar todas las cantidades y niveles de químicos del agua en la estancia de la osa Yupik.

“Debemos llevar un registro diario de los parámetros del agua por la mañana antes de sacar a Yupik y también por la tarde, tenemos que llevar una bitácora de los registros de cloro y PH, entre otros, además de la cantidad de todos los químicos que utilizamos”.

“El guarda animal no solo limpia y alimenta al animal, también nos exigen llevar registros, como en este caso checar el agua, aplicar químicos, registrar cantidades.”

El riesgo del guarda animal es latente, un descuido puede ser fatal, cuenta que hace ya varios años uno de sus compañeros del grupo que él tiene a su cargo no aseguró bien la reja de un leopardo, el felino se introdujo al área y atacó al trabajador mientras hacía la limpieza.

No fue fatal el ataque, sin embargo fue una lucha cuerpo a cuerpo entre leopardo y humano, finalmente el trabajador logró soltarse y escapar. Como resultado tuvo más de 50 suturas en pecho, espalda y sobre todo en la cabeza.

Los guarda animales están conscientes del riesgo que su trabajo implica por la cercanía que tienen con ellos, en los más de 25 años que Humberto lleva trabajando en el zoológico nunca se ha presentado un accidente fatal y así quiere que se mantenga, por lo que siempre esta concentrado y alerta en su trabajo.

   

 

 

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: