HomeInternacionalEs hora de la unidad y la esperanza: Cuba y Venezuela

Es hora de la unidad y la esperanza: Cuba y Venezuela

Es hora de la unidad y la esperanza: Cuba y Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante la clausura del XV Consejo Político del ALBA-TCP, precisó que en todos los años de su gobierno, siempre han tenido el apoyo de los gobiernos y pueblos del ALBA y de la Cuba revolucionaria.

Raúl y Maduro presidieron en La Habana acto de solidaridad con Venezuela: `Es la hora de la unidad y la esperanza´

José Raúl Concepción, Dianet Doimeadios Guerrero, Ladyrene Pérez – Cubadebate.- El General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, y del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, presidieron el acto de solidaridad con la nación bolivariana que se desarrolló este lunes en el Palacio de Convenciones, de La Habana.

En la actividad, donde participaron representantes de la sociedad civil cubana, se ratificó el apoyo de la Patria Grande al pueblo de Chávez, que sufre las maniobras desestabilizadoras de la derecha y las oligarquías del mundo.

Ante un plenario completamente lleno, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, comenzó su discurso diciendo que “entre cubanos y venezolanos existe una relación de amor y cariño de verdad, solidaridad compartida”. Aseguró que se sentía feliz de estar en la patria de Martí y Fidel, donde ha recibido “el respaldo del pueblo cubano, muestras de amistad y fraternidad verdaderas, ante las amenazas impuestas por el tribunal de inquisición, por el ministerio de colonias (OEA)”.

El mandatario agradeció a la juventud cubana y a la clase obrera por sus palabras en defensa a la soberanía venezolana, cuyos representantes expresaron en los primeros minutos del acto. “La diplomacia del futuro es la diplomacia de los pueblos”, vaticinó.

“Han pasado 69 años de chantajes, coacción o violencia directa, y en todo este tiempo la historia de la Organización de Estados Americanos es la del bochorno más grande de las oligarquías frente a los intereses imperiales”, aseveró.

Recordó que un día como hoy, 125 años atrás, el Apóstol de Cuba creó el Partido Revolucionario Cubano, rememoró la historia de la Patria Grande. Habló del Fidel Castro que no olvida y por el cual siente una admiración profunda. “La revolución de la dignidad y la independencia del Siglo XX tuvo un Fidel Castro Ruz, síntesis de todos los tiempos”, afirmó.

Nicolás Maduro resaltó logros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América: “En apenas 13 años, el ALBA está marcada por la fuerza de la unidad y la solidaridad. Puede mostrar una obra concreta en la educación, en la salud. Bajo el abrazo del ALBA se han alfabetizado más de 4 millones de latinoamericanos, se han desplegado más de 50 mil médicos en los campos y ciudades de América Latina y el Caribe, con ella surgió PETROCARIBE, un instrumento que le da estabilidad energética y financiera a 18 naciones”.

Expresó que la izquierda latinoamericana es una fuerza con raíz profunda, que “juntos representamos la más maravillosa energía espiritual que se haya levantado sobre la región” y que ni la OEA ni los imperialistas impedirán que la Revolución Bolivariana prosiga su camino victorioso.

Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, informó sobre los resultados del XV Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América- Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), efectuado este 10 de abril en la capital cubana.

El Canciller se refirió a las cuatro declaraciones que aprobaron los ministros reunidos en la isla, documentos que abordan temas cardinales para la región: la soberanía de Venezuela y de toda Nuestra América, el aliento al pueblo ecuatoriano y su Revolución Ciudadana, el respaldo necesario para la Nicaragua sandinista, la defensa de la dignidad y los legítimos intereses de nuestros hermanos insulares del Caribe.

Bruno afirmó que el ALBA rechaza las maniobras desestabilizadoras que se llevan a cabo contra Venezuela, condenó la actitud del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, el promotor de la injerencia contra el gobierno legítimo de Nicolás Maduro.

Además, el Consejo Político del ALBA-TCP se pronunció contra la conducta de la OEA, organismo que intenta restaurar el neoliberalismo en las revoluciones progresistas de América Latina, mientras se mantiene en silencio ante los problemas migratorios de la región y el muro fronterizo que Donald Trump construirá en la frontera estadounidense con México.

En tanto, dijo Rodríguez: “Respaldamos a la Revolución Bolivariana, que ha reivindicado los derechos y la dignidad de millones de seres humanos dentro y fuera de sus fronteras, agradecemos su generosa solidaridad y sus esfuerzos a favor de la unidad y la integración de nuestra región, al tiempo que compartimos sus ideales de democracia, justicia social y amparo a los oprimidos en cualquier parte del mundo”.

También la Alianza reconoció los esfuerzos del Presidente bolivariano para mantener la estabilidad política mediante el diálogo y evitar la violencia. “Preservar la independencia de Venezuela es preservar la independencia, unidad, estabilidad y desarrollo de la región. ¡Es la hora de la unidad, de la paz y la esperanza!”, concluyó el Canciller.

En el acto de solidaridad, que duró más de dos horas, estuvieron presentes también, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; David Choquehuanca, secretario general del ALBA-TCP; Delcy Rodríguez, canciller de Venezuela y Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba. Así como los ministros de Relaciones Exteriores y funcionarios de los países miembros del mecanismo regional.

Nicolás Maduro comenzó su discurso diciendo que la relación entre Cuba y Venezuela es de amor. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

En la actividad participaron representantes de diversos sectores de la sociedad civil cubana. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Maduro aseguró que ni la OEA ni los imperialistas serán los que corten el camino victorioso ni la riqueza moral de la Revolución Bolivariana. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Mensaje enviado por el Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega

Mensaje enviado por el Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, al XV Consejo Político ALBA-TCP, celebrado en La Habana, Cuba, el 10 de abril de 2017, leído po Sidhartha Marín, Ministro Asesor del Presidente de Nicaragua para Políticas y Asuntos Internacionales.

Querido compañero Bruno Rodríguez,  Canciller de Cuba,

Querida compañera Delcy Rodríguez, Canciller de la República Bolivariana de Venezuela,

Hermanas y hermanos, Ministros y Jefes de Delegación,

El abrazo fraternal, revolucionario, unidos en el compromiso por un mundo mejor, de nuestro Presidente, el Comandante Daniel Ortega, y de nuestra Vicepresidenta, compañera Rosario Murillo. Ellos han preparado este mensaje que leeremos ante este importante Consejo Político del ALBA.

Nos reunimos con fraternidad revolucionaria, nuestroamericana y caribeña, en esta ciudad de La Habana, en esta Cuba heroica, de Raúl, de Fidel, de su glorioso pueblo; Cuba, símbolo permanente de firmeza indoblegable y de dignidad extraordinaria, de luchas y victorias que nos representan a todos los pueblos libres del mundo.

Este Consejo Político del ALBA se reúne en momentos de mayores amenazas a la seguridad y la paz de todos los pueblos del planeta. Nos reunimos en esta ciudad, patrimonio de la humanidad, mientras los imperialistas de la tierra desatan guerras, nuevos ataques, incrementan violaciones al Derecho Internacional, y multiplican el peligro, las catástrofes humanitarias, poniendo en mayor riesgo la estabilidad de gobiernos y pueblos, cuyo derecho a una vida digna y segura, se destruye sin clemencia.

Este Consejo Político de nuestra ALBA-Amanecer se reúne en el espíritu indeclinable y formidable de sus fundadores, Fidel, Hugo, Comandantes eternos de la Revolución imprescindible, en nuestro continente.

Y aquí estamos para reflexionar y debatir desde esa diversidad que nos caracteriza, y esa unidad que nos conforma, y nos confirma, como única y original bandera para las batallas fundamentales de estos tiempos.

Nos reunimos para reflexionar, dialogar y pronunciarnos sobre todas las crisis, y reafirmar con absoluta coherencia que, fieles a nuestros principios, ideales y valores, los pueblos aquí representados, seguimos procurando esperanza, alegría, bienestar y derechos esenciales e inherentes a la vida, en cada uno de nuestros sagrados territorios.

Queremos ratificar nuestra solidaridad con la hermana República Bolivariana de Venezuela, con su Presidente constitucional, el querido compañero Nicolás Maduro, con el PSUV, y con todo su pueblo, quienes han sabido enfrentar con la hidalguía propia de su espléndida historia e idiosincrasia, las más oscuras campañas y las más perversas amenazas contra su dignidad nacional. Nuestro respaldo al Presidente Nicolás Maduro, y a todo su pueblo, segur@s de que esa fuerza espiritual que les conocemos, irá consolidando nuevas victorias.

Nuestra firme solidaridad con Cuba, de Martí, de Fidel, de Raúl, en estos tiempos de desafíos, cuyo alcance todavía no podemos medir, pero sí prever, anticipar y continuar resistiendo, luchando para seguir venciendo.

Nuestro saludo fraternal al compañero Lenín Moreno, a las familias y al pueblo del Ecuador, por esa hermosa victoria de la Revolución Ciudadana, que aplaudimos y ce-lebramos con alegría de herman@s.

Nuestro abrazo, siempre en unidad histórica con los pueblos de este Caribe que nos reúne a tod@s, y en heroico reconocimiento de todos los tiempos de una historia común, de colonialismo oprobioso, esclavitud infame, y alma gigante, capaz de trascender la ignominia y enfrentar chantajes y agresiones con la mirada valiente en el horizonte común.

Nicaragua se ha pronunciado en los distintos foros y eventos internacionales con posiciones claras sobre los distintos eventos que alteran todavía más la paz en el mundo. Hemos rechazado categóricamente la virulencia de las políticas imperiales que constituyen la principal amenaza a la madre tierra, a la naturaleza, al clima, a la seguridad, la cultura y la vida, en todos los confines del planeta.

Hemos sido claros al demandar justicia y equidad, en el funcionamiento de los Organismos Internacionales que consideramos deben refundarse, para estar al servicio de tod@s, sin exclusiones o inclinaciones que cierren puertas al diálogo y a la solución pacífica, política y civilizada, de todas las controversias.

Vivimos tiempos oscuros. Tiempos de tormentas. Tiempos de diluvios. El ALBA se convierte en arca de alianzas y arca de unión, que nos permite esbozar ideas claras, luminosas, que despierten más y más la conciencia de Nuestra América-Caribeña. Queremos avanzar, con todos nuestros magníficos referentes, liderazgos, experiencias, desde el protagonismo de nuestros pueblos, activando todas las formas posibles de participación y movilización, con las banderas y símbolos que nos han hecho fuertes, dignos y pródigos en esperanza y realidades transformadoras.
El ALBA, este día, nos reúne en La Habana, lugar de nacimiento de las revoluciones latinoamericanas y caribeñas, y nos reúne en solidaridad y unidad para fortalecernos y seguir venciendo.
El Gobierno de Nicaragua, en este encuentro fraternal de nuestro Consejo Político, reafirma su categórico rechazo y condena a la irracional y desequilibrada pretensión injerencista de un grupo de retrógrados Congresistas norteamericanos que persisten en el afán, maligno y siniestro, de bloquear económicamente a nuestro País, reintroduciendo la llamada NICA-ACT. Enfrentaremos esta perversidad, avanzando perseverantes en unidad por el bien común.

El Gobierno y pueblo de Nicaragua, mantendrá su buen rumbo. Seguiremos adelante, en nuestro modelo cristiano, socialista y solidario, en alianzas, diálogo, consensos y unidad nacional, para continuar afianzando estabilidad, y alcanzando logros económicos y sociales, con el protagonismo decidido de todos los sectores del pueblo nicaragüense.

Desde este encuentro fraternal en La Habana, el Gobierno de reconciliación y unidad nacional de Nicaragua, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, y las familias nicaragüenses, ratificamos nuestro compromiso con un mundo de paz, dignidad y bienestar de los pueblos, un mundo y una América Latina y Caribeña donde prevalezca el respeto a la soberanía, autodeterminación, y a los modelos políticos y sociales que los pueblos decidamos en cada circunstancia.

Desde esta mesa de encuentro fraternal y complementario, declaramos que en Nuestra América, en Venezuela, en Cuba, en todo este continente rebelde, digno, valiente, y consecuente con nuestro legado heroico, seguiremos luchando y acumulando triunfos, reafirmando el vigor y la gloria de nuestros pueblos, hechos, como decía nuestro gran Rubén Darío, para la libertad.

Muchas gracias, querid@s compañer@s.

Entre cubanos y venezolanos existe amor y cariño de verdad, solidaridad compartida

Así expresó el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, en el acto de solidaridad con esa nación sudamericana que se efectúa en el Palacio de Convenciones de La Habana

Granma

El presidente venezolano Nicolás Maduro aseguró sentir «mucha alegría por estar en la patria cubana y recibir muestras de fraternidad y amistad verdadera», en el Acto de Solidaridad con la hermana República Bolivariana de Venezuela, que se celebra en el Palacio de Convenciones en La Habana en el marco del XV Consejo Político del ALBA-TCP.

«Entre cubanos y venezolanos existe amor y cariño de verdad, solidaridad compartida», refirió el mandatario, quien ha recibido del pueblo cubano y de todas sus organizaciones sociales un gran apoyo.

«Agradezco por todas esas expresiones, como las de la juventud y la clase obrera cubana, todas las recibimos como un refuerzo. Este Consejo Político del ALBA sigue señalando un rumbo en la lucha por la dignidad de nuestros pueblos, en la que nada se nos ha regalado», añadió Maduro en acto efectuado este lunes en la tarde en La Habana.

El presidente de la patria de Bolívar recordó que este 10 de abril se conmemora otro aniversario del Partido Revolucionario Cubano. «Le correspondió a José Martí ordenar la doctrina, la estrategia y tomar el liderazgo, reorganizar las fuerzas en un siglo de XIX de batallas y de búsquedas. Siglo XIX fundacional, de buscar la igualdad y el derecho a la vida de nuestros pueblos, que solo conocían las masacres coloniales, su dominio absoluto y hegemónico», precisó.

Dijo también que nuestros pueblos solo conocieron el colonialismo, el racismo y tres siglos de dominación, de exterminio, de esclavitud de nuestros ancestros africanos, antes de sufrir el yugo imperialista.

«Si el siglo XIX tuvo un Bolívar, un Sucre, un Ayacucho, un Martí, que se transformó en ejemplo de lucha, el XX fue el siglo de la irrupción del imperialismo estadounidense; siglo lleno de episodios de intervenciones, la política de las cañoneras, del garrote, de enlace de las oligarquías de nuestros países con los intereses de la elite imperialista que siempre ha dirigido los destinos de Estados Unidos», acotó.

Maduro explicó además que la OEA es la organización que nació como heredera de las Conferencias Panamericanas que Martí denunciara, en las cuales se expresaron las políticas hegemónicas que Estados Unidos había trazado sobre nuestro continente.

«Han pasado 69 años de chantajes, coacción o violencia directa, y en todo este tiempo la historia de la OEA es la del bochorno más grande de las oligarquías frente a los intereses imperiales», expresó.

CUBA TIENE QUE SENTIRSE ORGULLOSA DEL EJEMPLO QUE HA EMANADO

A Venezuela le ha tocado vivir lo mismo que los cubanos vivieron en los primeros años de la Revolución Cubana, comentó el mandatario Nicolás Maduro. Durante los años 1959-1962, la OEA fue el escenario donde se preparaba la agresión contra Cuba, todo orquestado por el gobierno de los Estados Unidos; y así comenzaron un proceso de acoso y hostigamiento mediante campañas mediáticas, políticas y diplomáticas. Tales acciones llevarían al canciller de la dignidad Raúl Roa García a marcar a la OEA como el ministerio de colonia de los EE.UU., agregó.

Cuba no había sido expulsada antes de la organización porque ellos aspiraban que con la invasión de Playa Girón se constituyera un gobierno títere en la Isla, y ahí iba a salir entonces la OEA a reconocer la legitimidad de ese gobierno y justificar el llamado de una intervención norteamericana sobre el pueblo cubano, señaló.

Pero Cuba demostró la fuerza de rebeldía, demostró que sí se podía enfrentar al imperialismo, dijo Maduro. Luego de la victoria en 72 horas, –una victoria extraordinaria, mágica que representó la primera derrota del imperialismo en tierras americanas–, se agigantó el prestigio de Fidel y de la Revolución Cubana ante los pueblos del mundo, afirmó.

Entonces comenzaría otra campaña para separar a la Isla del resto de América y que se evidenció cuando todos los gobiernos latinoamericanos, excepto México, rompieron relaciones.

Nicolás Maduro reconoció que siente una admiración gigantesca por Fidel, Raúl y todos los hombres y mujeres que no dejaron caer la bandera de la dignidad, porque la Revolución Cubana fijó un tiempo histórico de lo que era posible y lo que era necesario hacer para que nuestros países –siempre subestimados desde el norte– fueran encontrando su propio camino. «Cuba marcó una época. Por eso, tiene que sentirse orgullosa del ejemplo que ha emanado y de la fuerza espiritual, política y moral que le ha impreso a los pueblos del mundo».

Asimismo, Maduró indicó que la fuerza del ALBA es la fuerza de todos y que con 13 años de realización, esta organización ha puesto en práctica el concepto de cooperación, a pesar de las dificultades.

Si la OEA en 69 años ha estado marcada por el dolor y la sangre de invasiones y golpes de estado, el ALBA en apenas 13 años está marcada por la fuerza maravillosa de la solidaridad y la unión. Como ejemplo, ahí están los cuatro millones de latinoamericanos y caribeños que han sido alfabetizados durante la última década, los otros cuatro millones que con el apoyo de la ciencia médica cubana fueron operados en la misión Milagro, así como los más de 50 000 médicos formados en Cuba y que hoy están desplegados por América Latina y el Caribe, además de la creación de PetroCaribe que ha asegurado la estabilidad energética a todos los países del ALBA, sostuvo el presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Desde su creación, el ALBA fue creación e invención colectiva, no es una madeja de relaciones protocolares sino del encuentro real de los pueblos, y 13 años después, es una fortaleza que le dice a todos los que pretenden homogenizar nuestro continente: Con nosotros no han podido y no podrán.

Igualmente, expresó que Venezuela está en la mira desde hace tiempo, desde la llegada de la Revolución Bolivariana y el surgimiento de un liderazgo que lo cambió todo. En 18 años la Revolución Bolivariana ha soportado embestidas de todo tipo, y recordó que mañana se celebra otro aniversario del intento de golpe de Estado perpetrado al Comandante Hugo Chávez, golpes de estado estamos enfrentando ahora en Venezuela y lo está dando la derecha oligárquica.

Pero de todos los golpes que hemos soportado en Venezuela, reconoció Maduro, el más duro fue la pérdida física de nuestro comandante Hugo Chávez, padre de una revolución tan joven como la bolivariana. Recientemente ocurrió la siembra del Comandante en Jefe, Fidel Castro, líder de una Revolución ya madura que tenía a un pueblo, a Raúl.

Maduro recordó que una de las últimas órdenes que le dio el Comandante Hugo Chávez fue acercarnos al gobierno de Estados Unidos en la última era de Obama, pero desde el Departamento de Estado nunca existió una respuesta conciliadora.

Ya después, el 9 de marzo del 2015, el propio Obama firmó el infame decreto para declarar a Venezuela como una amenaza a la seguridad de Estados Unidos, y abrirle así las puertas a una aventura intervencionista de los imperialistas en cualquier momento.

«Ahora en Estados Unidos hay una situación más riesgosa y amenazante para los pueblos de América Latina, porque el poder está en manos de extremistas, como lo demuestra la reciente decisión de bombardear la hermana República Árabe de Siria, pasando por encima del Consejo de Seguridad de la ONU y con resultados desastrosos. Eso prueba como hoy se están tomando las decisiones en el poder estadounidenses, lo cual debe llamarnos a la reflexión y a la alerta», argumentó el mandatario venezolano.

«Hemos visto como se han alineado las derechas en diversos países latinoamericanos, incluso utilizando y fomentando la violencia, las cuales representan las nuevas corrientes extremistas que gobiernan y toman decisiones en Estados Unidos», añadió al respecto Maduro.

Igualmente, el presidente venezolano aseguró que sigue manteniendo su llamado al diálogo, pero los imperialistas han dado la orden de no establecer conversaciones de paz.

«Hemos buscado siempre el diálogo sincero, la búsqueda de puntos comunes, pero desde Washington han dicho que cero diálogo, con el objetivo de reventar el país y propiciar una intervención».

Además, Maduro recordó en todo momento la inmortalidad de Fidel, ejemplo de lucha contra los poderes de dominación e injerencismo. «Quién recuerda el nombre de los que expulsaron a Cuba de la OEA, nadie. Y en cambio todo el mundo recuerda el legado de Fidel Castro. Esa es nuestra grandeza».

El dignatario agradeció también a Cuba por el apoyo de sus colaboradores en tierras venezolanas, «por su papel salvando vidas, en la alfabetización, la cultura y el deporte. Agradecemos por la formación de profesionales venezolanos durante todos estos años. Como dice Evo, Cuba es campeona mundial de la solidaridad».

Asimismo, reconoció la importancia de la unidad latinoamericana, palpable, por ejemplo, en la creación del Banco del ALBA, que «debe crecer en aceleración constante de proyectos e inversiones. Tenemos que tomar las riendas del desarrollo integral de nuestros países», afirmó.

Por su parte, refirió que la era pospretrolera en Venezuela ya ha echado a andar. «Estuvimos 100 años dependiendo de nuestro petróleo, solo extrayendo y esperando que cayeran los dólares. Ahora vamos adelante con una economía diversificada e integrada hacia toda nuestra región en una red de inversiones», dijo.

Por último, fue enfático al señalar que ni la OEA ni los imperialistas serán los que corten el camino victorioso ni la riqueza moral de la Revolución Bolivariana.

Maduro: El espacio para el desarrollo de los pueblos es el ALBA

ACN

Como un espacio para el desarrollo de los pueblos definió hoy el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), en contraposición a las pretensiones de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El mandatario bolivariano intervino en la clausura del XV Consejo Político del bloque, efectuado esta jornada en la capital cubana, y que concluyó con un acto de solidaridad con la nación suramericana, que vive el hostigamiento de esa institución encabezada por Luis Almagro.

Maduro llamó a un despertar en la región, a compartir esfuerzos al amparo de proyectos que mantengan la delantera en los procesos progresistas, y a construir una economía diversificada, con una red de comercio y desarrollo que genere riquezas para los países del área.

La OEA no resolverá los problemas económicos regionales, ni dará bienestar a nuestros pueblos, sentenció el gobernante, y vaticinó que en la “era post-petrolera”, a ningún desarrollo accederán aquellas naciones subordinadas a intereses imperiales y oligárquicos.

Maduro recordó que la historia de la OEA es el bochorno más grande de subordinación a Estados Unidos, mientras que citó el desempeño de PetroCaribe, creado por el ALBA-TCP, el cual ha asegurado durante los últimos 13 años la estabilidad energética, fiscal y financiera a 18 Estados de la región.

Esbozó al bloque integracionista como una fortaleza para unir a todos frente a quienes pretenden demonizar al contiene.

Con nosotros no han podido, ni podrán, aseguró, al recordar que el proyecto bolivariano y los gobiernos progresistas han soportado embestidas de todo tipo, y “de todas hemos sacado enseñanzas y lecciones”.

Mencionó que desde la partida física del Comandante Hugo Chávez, hace cuatro años, Venezuela ha pasado por circunstancias adversas, y agradeció el apoyo recibido en el campo internacional por los gobiernos y pueblos del Caribe, en especial Cuba.

El Presidente venezolano dijo sentirse admirado por la obra del líder de la Revolución, Fidel Castro, y su hermano Raúl, por la firmeza en los tiempos más duros en los que la Isla estaba aislada en el continente.

Ellos no dejaron caer las banderas de dignidad de la Cuba revolucionaria, agregó.

Significó que la izquierda latinoamericana es una fuerza con raíz profunda, y que “juntos representamos la más maravillosa energía espiritual que se haya levantado sobre la región”.

En especial, resaltó la fuerza del ALBA-TCP, que durante más de una década ha permitido la unión de los pueblos centroamericanos y caribeños con la práctica de la solidaridad, la complementariedad y la demostración de lo que es posible con la cooperación.

El ALBA-TCP nació con el impulso de Fidel y Chávez, como alternativa al ALCA que proponía el imperio norteamericano para subyugar a los pueblos latinoamericanos, rememoró.

La Alianza ha mostrado a la región una obra concreta en programas de la educación y la salud, destinados especialmente a campesinos y personas humildes, abundó.

Maduro agradeció las expresiones de solidaridad y apoyo del pueblo y las organizaciones cubanas, ante las amenazas de la OEA, solidaridad que también fue refrendada en una de las cuatro declaraciones emitidas esta jornada por el XV Consejo Político del ALBA-TCP.

Presidente Maduro: El Alba es un mecanismo de encuentro real bajo la solidaridad de los pueblos

Caracas, 10 Abr. AVN.- El presidente de la República, Nicolás Maduro, expresó este lunes que la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) es un órgano integrador forjado bajo los principios de solidaridad y hermandad entre los pueblos del continente.

«El Alba desde su fundación, fue creación, fue encuentro de una relación de respeto de solidaridad de búsqueda más allá de sus posibilidades», dijo Maduro durante el cierre del XV Consejo Político de esta organización que se celebra en La Habana, Cuba, y es emitido en transmisión conjunta de radio y televisión.

«El Alba es una fortaleza para venir todos al encuentro y para decir, a quienes pretenda hegemonizar nuestro continente, que con nosotros no han podido y con nosotros no podrán, inalcanzable, trabajando en el desarrollo común», agregó el jefe de Estado.

En este sentido, enfatizó e que los programas educativos del Alba han logrado alfabetizar a más de cuatro millones de personas en toda América Latina y el Caribe, así como ha desplegado más de 50 mil médicos en el continente, para prestar servicios de salud en el continente.

«El Alba ha sabido transitar su propio camino, inventar en el mejor sentido robinsoniano, ha sabido crear en la mayor fuerza de invención, su propio camino (…) El Alba, en apenas 13 años, está marcada por la fuerza de la solidaridad, de la unión, en acción. El Alba puede mostrar a los pueblos de nuestra región, más allá de los gobiernos y países que la conforma, el Alba puede demostrar una obra completa, concreta», expresó el presidente Maduro.

Al respecto, destacó la creación de PetroCaribe, mecanismo que ha fortalecido un nuevo esquema de intercambio favorable, equitativo y justo entre las naciones de la región caribeña, que contribuye a garantizar el acceso regular a los recursos energéticos.

«PetroCaribe le ha asegurado en tiempos de paz, en tiempos de turbulencia, en tiempos de crisis, en tiempos de crecimiento económico, en tiempos de descrecimiento económico, en los últimos 13 años, la estabilidad energética, fiscal y financiera a todos los países del Caribe que se han incorporado a esta organización nacida del espíritu creador del Alba (…) Petrocaribe es un instrumento del Alba», recalcó.

Señaló que los 18 países que se encuentra dentro de PetroCaribe, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe y del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, son las naciones mayor nivel de desarrollo humano y de estabilidad.

«Es una fórmula mágica creada por el amor de dos genios de nuestra América, la genialidad de Fidel Castro y Hugo Chávez Frías, de crear este mecanismo de impulso, de soporte, de desarrollo, energético y económico», puntualizó.

Consejo del Alba servirá para coordinar estrategias, asegura canciller ecuatoriano

Entrevista con Guillaume Long, canciller de Ecuador

Gabriela Ávila Gómez – Granma

El XV Consejo Político del ALBA-TCP es la ocasión propicia para conversar en confianza y pensar en estrategias conjuntas como bloque integracionista, afirmó el canciller de Ecuador, Guillaume Long.

Durante una entrevista este lunes en La Habana, Long refirió que en la jornada se debe ratificar la Declaración de Caracas, aprobada el pasado mes de marzo en la capital venezolana durante la XIV Cumbre del ALBA-TCP.

Al referirse a las elecciones presidenciales en su país, en las cuales salió victorioso Lenín Moreno por el movimiento Alianza PAIS, el canciller agradeció a los países del ALBA-TCP por ser los primeros en extender sus felicitaciones.

Después de 10 años de Revolución Ciudadana era muy importante continuar en la senda del desarrollo, con el objetivo de lograr un Ecuador con una mayor justicia social, y que siguiera cosechando grandes triunfos, apuntó.

De acuerdo a Long, los últimos dos años fueron complejos para su país por una serie de factores: la disminución de los precios de las materias primas y el petróleo, así como el terrible terremoto del pasado 16 de abril, que en términos económicos representa un costo de 3 500 millones de dólares para la recuperación.

Sin embargo, acotó el canciller, como dice el presidente Rafael Correa, no solo en los buenos momentos es que se debe evaluar a un gobierno, sino también en las situaciones complejas.

El pueblo supo premiar en las urnas nuestra gestión en momentos de dificultad y salimos adelante, afirmó Long, quien explicó que dicho proceso electoral fue impecable, de acuerdo a todas las misiones internacionales que la asistieron.

A pesar de esto, dijo, un pequeño sector de la oposición no reconoció su derrota y ha generado zozobras y actos de violencia condenables, que le hacen daño al país y a la democracia que hemos logrado construir.

El canciller adelantó que los próximos cuatro años de mandato de Lenín Moreno deben representar una continuidad en nuestro proyecto histórico que es la Revolución Ciudadana.

La fuerza demostrada por Venezuela irá consolidando nuevas victorias

Sidhartha Marín Aráuz, asesor presidencial para temas internacionales de Nicaragua manifestó que nos reunimos en el espíritu de Chávez y Fidel, para ratificar nuestra unidad con Venezuela, su pueblo y su Partido Socialista Unido, que han sabido resistir las más oscuras campañas contra su dignidad

Granma

Nos reunimos con fraternidad revolucionaria en esta Cuba heroica, símbolo permanente de luchas y victorias para todos los pueblos libres del mundo; nos reunimos en el espíritu de Chávez y Fidel, para ratificar nuestra unidad con Venezuela, su pueblo y su Partido Socialista Unido, que han sabido resistir las más oscuras campañas contra su dignidad, manifestó Sidhartha Marín Aráuz, asesor presidencial para temas internacionales de Nicaragua.

Mi país –destacó– se ha pronunciado en los diferentes foros y eventos que promueven la paz en el mundo. En ellos, hemos rechazado amenazas hacia la madre tierra, la cultura y la vida en todos los confines de la patria. Y hemos demandado, asimismo, justicia y equidad.

Vivimos tiempos oscuros, tiempos de diluvios en los que el ALBA se convierte en un arca de alianza y unión, que nos permite esbozar ideas luminosas, expresó durante el acto en apoyo al país bolivariano.

Y es el ALBA la que nos reúne hoy, y nos compromete a continuar activando todas las formas posibles de movilización en respaldo a Venezuela, seguros de que esa fuerza irá consolidando nuevas victorias, señaló.

Ratificamos nuestro compromiso con un mundo de paz –aseguró–, con una América Latina donde prevalezca el respeto a la soberanía y a la autodeterminación de los pueblos.

En su intervención, Marín Aráuz leyó un mensaje del presidente nicaragüense, Comandante Daniel Ortega, y su vicepresidenta, Rosario Murillo, que ratifica su solidaridad con Venezuela y saluda la victoria del candidato de Alianza País, Lenín Moreno, en las elecciones de Ecuador.

Asimismo, corroboró su «firme solidaridad con Cuba» en estos «tiempos de desafíos, cuyo alcance todavía no podemos medir».

Rechaza Nicaragua proyecto injerencista en el Congreso de Estados Unidos

El proyecto de ley busca aplicar cláusulas injerencistas a los préstamos que solicite la nación centroamericana

Sergio Alejandro Gómez – Granma

El rechazo a un proyecto de ley en el Congreso de Estados Unidos que busca aplicar cláusulas injerencistas a los préstamos que solicite Nicaragua estuvo presente en el XV Consejo Político del Alba que sesiona este lunes en La Habana

«El gobierno de Nicaragua, en este Encuentro Fraternal de nuestro Consejo Político, reafirma su categórico rechazo y condena a la irracional y desequilibrada pretensión injerencista de un grupo de retrógrados congresistas norteamericanos», refirió Sidhartha Marín Aráuz, asesor presidencial para temas internacionales de la nación centroamericana.

El diplomático añadió que, a pesar del rechazo internacional, algunos legisladores persisten en su afán de bloquear económicamente a su país con la reintroducción de la llamada NICA-ACT.

El proyecto de ley, cuyo nombre es NicaraguanInvestmentConditionalityAct (Acta de Condicionalidad a la Inversión en Nicaragua), fue presentado por la ultraderechista republicana Ileana Ros-Lehtinen, conocida por sus ataques contra Cuba, y el demócrata Albio Sires.

Lo que se pretende es que Estados Unidos vote en contra de los préstamos que el gobierno de Nicaragua solicite ante entidades financieras multilaterales hasta que no obtenga compromisos del gobierno sobre supuestos “cambios democráticos”.

La iniciativa desconoce por completo la contundente victoria del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo en los comicios de noviembre del año pasado, cuando obtuvieron más del 72 % de respaldo popular.

La NICA-ACT ya había sido presentada en septiembre del año pasado y logró pasar por la Cámara, pero no alcanzó el voto en el Senado.

«Enfrentaremos esta perversidad avanzado perseverantes en unidad por el bien común», señaló el funcionario nicaragüense.

Marín leyó además un mensaje de las autoridades nicaragüense mostrando su solidaridad con Venezuela, que enfrenta también maniobras injerencistas apoyadas por la OEA, y saludando la victoria del candidato de Alianza País, Lenín Moreno, en las elecciones de su país.

Asimismo, ratificó su «firme solidaridad con Cuba» en estos «tiempos de desafíos, cuyo alcance todavía no podemos medir».

Con la Venezuela Bolivariana, contra la intervención extranjera

La pupila insomne

La Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad está recogiendo bajo el títuloEn Venezuela, ¡No pasarán! los pronunciamientos en que intelectuales de diversos países patentizan su solidaridad con la Revolución Bolivariana ante las agresiones de Estados Unidos y su desgastado instrumento colonial para América Latina, la OEA. Aquí mi contribución junto a otras.

Con la Venezuela Bolivariana, contra la intervención extranjera. Por Iroel Sánchez

En poco tiempo, gracias a su Revolución Bolivariana, Venezuela convirtió la renta petrolera que antes escapaba a Wall Street en salud, educación y viviendas para sus hijos y energía solidaria para millones de hombres y mujeres humildes del Caribe y Latinoamérica.

Grave e imperdonable pecado que ha llevado a que la inquisición planetaria que encabeza la Casa Blanca la condene, que vuelvan los golpes de estado al Sur del Río Bravo y que los tribunales mediáticos no cesen de juzgar a la víctima como victimaria.

El último capítulo de esta farsa es la pretensión de utilizar la desacreditada OEA, consuetudinaria tribuna de dictadores y mentiras, en instrumento para legitimar una intervención extranjera en la tierra de Simón Bolívar.

Permitir que avance ese siniestro objetivo sería retrotraer a Latinoamérica a los tiempos del “Yes, Sir”. Hagamos saber que en esta hora de enormes peligros para la paz, salvar la Venezuela Bolivariana es también salvar la esperanza de un futuro de independencia y justicia social para América Latina y el Caribe.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: