HomeDerechos HumanosImpunidad en Michoacán por proliferación de nombres en cuerpos de seguridad

Impunidad en Michoacán por proliferación de nombres en cuerpos de seguridad

Impunidad en Michoacán por proliferación de nombres en cuerpos de seguridad

Patricia Monreal / @Michoacan3_0

Morelia, Michoacán.-La proliferación y variedad de nombres con que operan las corporaciones policiacas en Michoacán son motivo de impunidad en los casos de violación a los derechos humanos, esto al dificultar que las víctimas las identifiquen con claridad al momento de presentar una denuncia o una queja.

Así lo evidencia la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en su Informe Especial Sobre el Uso Indebido de Adjetivos y Denominaciones de la Policía Estatal de Michoacán, finiquitado en marzo pasado.

Uno de los problemas detectados por el órgano garante, es que la variedad de denominaciones en dichos cuerpos de seguridad no siempre están previstas en la Ley lo que ahonda la dificultad de proceder jurídicamente cuando se registra violación a las garantías de los ciudadanos.

El fenómeno inició durante el 2014 y ha persistido hasta hoy día, tiempo en el que la Comisión ha observado que la Policía Estatal de Michoacán, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública, utiliza adjetivos o denominaciones diferentes, no permitidas, ni establecidas en la ley.

Tales denominaciones abarcan conceptos como “Fuerza Ciudadana”, “Mando Único”, “Mando Unificado”, “Policía de Proximidad”, “y Fuerza Rural”, entre otras, las que se emplean en los vehículos oficiales tipo patrulla y en vestimenta y uniformes de los elementos.

Esta situación ha generado “un ambiente de incertidumbre para la ciudadanía, ya que las patrullas están rotuladas con diferentes denominaciones y, en el peor de los casos, carecen de características de identificación”.

El tema de la coordinación en materia de seguridad, “no debe ser pretexto para generar conductas o actitudes que generen confusión en la sociedad”, a juicio de la Comisión.

Quejas-CEDH (1)

A partir de las quejas presentadas en las diferentes visitadurías contra cuerpos policiacos, el organismo autónomo ha detectado que hay una evidente confusión al momento de señalar las circunstancias de modo, tiempo y lugar, así como los tipos o clases de las unidades o vehículos tipo patrulla en que se transportaban los elementos policiales.

También al describir las vestimentas de los uniformados, los quejosos señalan su desconocimiento “sobre qué tipo de corporación fue quien los detuvo, los reviso o les infraccionó, ya que, dicen, visten de disímiles formas, manifiestan desconocer qué agrupación policiaca fue la que intervino en los hechos motivo de la presentación de la queja, debido a que han participado vehículos o unidades tipo patrulla rotulados con diferentes denominaciones, escudos o emblemas, y señalan que se observan a personas vestidas de civiles, otras como militares, otros más con vestimentas como las que utilizan los clubs de cazadores, en todo tipo de unidades, lo que genera desconcierto, pues no tienen cierto si se trata de elementos realmente de la policía del estado”.

Agrega que esta situación trae consigo temor y desconfianza para los ciudadanos que han sido víctimas de estas corporaciones, señalando que esta problemática se agudiza en los distritos y municipios que conforman el Estado.

El organismo agrega que la legalidad es uno de los principios que debe acompañar las acciones de los cuerpos policiales y de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán, “por lo tanto, la Policía Estatal de Michoacán, como institución del Estado, y como parte de los poderes públicos, debe estar sujeta a la ley. Toda autoridad tiene atribuciones, obligaciones y responsabilidades que atender, y como autoridad todos sus actos deben estar permitidos en la ley”.

En ese sentido señala que con motivo de la substanciación de los procedimientos de queja, se desprende que algunos de los vehículos patrulla que utilizan en sus operativos se encuentran con los números de matrícula oficial ocultos y, en el peor de los casos, sin balizar, no permitiendo con ello igualmente establecer la identificación de los agentes policiales que, apartándose de la ley, violentan los derechos humanos de las personas.

“Es inadmisible en el contexto jurídico constitucional interpretar la seguridad pública como posibilidad de afectar a los individuos en sus garantías; son inaceptables las conductas que propicien la proliferación de fenómenos que atenten contra la sociedad, así como de cualquier otro, como el uso de diversas denominaciones o calificativos de la Policía Estatal de Michoacán, que dificulten la identificación y favorezcan la arbitrariedad de los miembros de corporaciones policiales”.

De esta manera subraya que en este contexto de ambigüedad, se dificulta la plena identificación del servidor público infractor, se fomenta la impunidad, la arbitrariedad y la proclividad a la corrupción, lo que coloca al individuo en un estado de franca indefensión e incertidumbre.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: