HomeOpinión 3.0Juchári Uinápekua: Nuestra Fuerza es la Unión
Con un click puedes recibir noticias gratis a tu WhatsApp

Juchári Uinápekua: Nuestra Fuerza es la Unión

Juchári Uinápekua (Nuestra Fuerza) es una categoría filosófica central del pensamiento p´urhépecha contemporáneo, un concepto fundamental que sintetiza historia, filosofía, cultura, idioma y unión del pueblo p´urhépecha.

Etimológicamente Juchári Uinápekua significa Nuestra Fuerza, proviene de la palabra Juchá (Nosotros) que representa a la comunidad y de Uinápeni (Fuerza) que es la esencia del guerrero p’urhépecha. Sin embargo, más que un significado etimológico, mantiene profundas raíces filosóficas e históricas.

Contemporáneamente, emergió el 23 de noviembre de 1979 a propuesta de la comunera de Santa Fe de la Laguna Yolanda Ramírez León, quien en un contexto de movilizaciones en defensa de los recursos naturales y por la restitución de más de 1500 hectáreas de tierras comunales de Santa Fe de la Laguna, al ardor de una marcha en la capital de Michoacán propuso “¿No sési japirini arhíni Juchári Uinápekua? ¿no estaría bien lanzar la consigna, Nuestra Fuerza?… y fue coreada simultáneamente en plena avenida madero ¡Juchári Uinápekua!, ¡Juchári Uinápekua!, ¡Juchári Uinápekua!”  (Fuente: Máximo Cortes Raúl / Filosofía p’urhépecha conceptualización de Juchári Uinápekua).

En la historia, Juchári Uinápekua simboliza más de 525 años de resistencia, lucha y dignidad del pueblo p´urhépecha; representa las luchas contra la dominación de la Triple Alianza Mexica de los Señoríos Tenochtitlan, Texcoco y Tacuba que sometieron a más de 400 pueblos, Señoríos y Ciudades-Estado pero que nunca lograron vencer a la Triple Alianza P’urhépecha de los Señoríos de Pátzcuaro, Ihuatzio y Tzintzuntzan; Recuerda los combates de diversos pueblos p’urhépecha contra la conquista española que se resumen en la muerte de setenta peninsulares abatidos (Florescano Enrique / Historia General de Michoacán). Evoca  las rebeliones contra el mal gobierno español durante la colonia, mediante las rebeliones de Pátzcuaro de 1767 y 1767 donde más de 500 pueblos lucharon contra la corona española, donde nació la consigna ¡Muera el Mal Gobierno! que después retomo Miguel Hidalgo, contemporáneamente recuperó el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional y el Congreso Nacional Indígena (Mendoza María / Los tumultos de Pátzcuaro 1766-1767); Representa la defensa del territorio, los bosques y los recursos naturales del General p´urhépecha Casimiro Leco Churu en la Meseta P´urhépecha; Rememora la lucha por la tierra comunal y ejidal de Primo Tapia y las comunidades de Naranja, Tarejero y Tiríndaro así como de  Liga de Comunidades y Sindicatos Agraristas durante  la década de los 20 del siglo pasado; Conmemora la lucha de Elpidio Domínguez y Santa Fe de la Laguna por la tierra y el trabajo comunal; Recobra la lucha por el socialismo de los p´urhépecha y Amafer Guzmán de Tarejero y líder estatal del Movimiento de Acción Revolucionaria; Revive el derecho en insurrección del llamado “abogado de los indios” Efrén Capiz y al unión de Comuneros Emiliano Zapata; Trae al presente la “autonomía sin permiso de nadie” de Juan Chávez, entre otros muchos referentes empíricos de resistencia, lucha y dignidad.

La categoría Juchári Uinápekua, creación de la mujer p´urhépecha, refleja también el pensamiento, las historias, las inspiraciones y las luchas de las mujeres p´urhépecha, quienes han participado activamente en todos los grandes procesos sociales de Michoacán; Revela como en la época prehispánica,  las mujeres p´urhépecha fueron un factor imprescindible de aculturación y de unión entre los recién llegados uacúsecha y los p´urhépecha agrícolas ya asentados previamente; Resalta la figura de Quenomen, originaria de Uruapan y de condición humilde, quien en un contexto histórico precolombino adverso, logró  convertirse en Señora de Zacapu, cambiando el sistema de mando; Descubre que durante la Conquista en Michoacán,  la primer línea de resistencia y lucha fue encabezada por las mujeres, quienes fueron las primeras en enfrentar a los españoles e iniciar movimientos de lucha, reclamando a los gobernantes y guerreros uacúsecha por no defender las riquezas y el territorio de Tzintzuntzan, increpando a los principales su falta de acción y cobardía, lo que no hicieron los varones, fue iniciativa de las mujeres.  (Cortes Juan Carlos / La Conquista de Michoacán); Destella en tiempos contemporáneos,  los trabajos de las mujeres en la lucha agrarista  quienes en distintas comunidades organizaron Ligas Femeniles, jugando un papel destacado, creando redes de apoyo al movimiento por la expropiación a latifundistas,   creando cooperativas para su propio sostenimiento familiar,  luchando contra el fanatismo religioso y  combatiendo al alcoholismo o realza como en la década de los 80´s  del Siglo XX, las mujeres de Santa Fe de la Laguna, terminaron con el monopolio de los hombres en las asambleas generales y en la toma de decisiones,  siendo el eje de la lucha mientras diversos líderes estaban encarcelados, entre otros muchos ejemplos de dignidad y lucha de la mujer p´urhé.

En el pasado reciente, Juchári Uinápekua es la consigna más representativa y simbólica de las comunidades que luchan por su libre autodeterminación, autonomía y autogobierno como Nurio, Cherán, Tanaco, Pichátaro, San Felipe de los Herreros, Arantepacua, Comachuén,   Sevina, San Benito y Cuanajo (Lucas Hernández Amaruc / El origen de Juchari Uinapikua y la apropiación de nuevos elementos identitarios en el trayecto autonómico del pueblo p´urhépecha).

En la cosmovisión, Juchári Uinápekua forma parte de la “Kaxúmbekua” (Honor Comunitario), como parte de los valores inmersos en la moral y la aspiración de la mujer y hombre p´urhépecha, además de que se armoniza con los valores de Juchári Ánchekuarhikua (Nuestro Trabajo), Juchári  P’urhéjkukua (Nuestro Espíritu Guerrero), Juchári Jakájkukua (Nuestra Cosmovisión), Juchári Mimíxekua (Nuestra cultura) y se encuentra presente en los pensamientos de   Juchári Echéri (Nuestro Territorio), Juchári Uandákua (Nuestra Palabra) y Juchári Jurámukua (Nuestra Autonomía), entre otros valores y pensamientos (Márquez Joaquín Pedro / Concejo  Kurhíkuaeri K’uínchekua).

En la cultura, gracias a la bandera p´urhépecha, construcción histórica del pueblo p´urhépecha, la categoría Juchári Uinápekua se ha extendido en escuelas, comunidades, eventos cívicos, políticos, culturales y deportivos, y en una  multiplicidad de  movimientos sociales, la frase nacida de la lucha organizada de Santa Fe de la Laguna  “encierra toda la herencia cultural de un pueblo no vencido y que hoy repiten los pueblos hermanos que luchan por su liberación” (Autoridades Civiles y Comunales de Santa Fe de la Laguna / Ceremonia de la Toma de la Bandera P’urhépecha).

En el idioma, Juchári Uinápekua representa la síntesis de un idioma originario, singular y sin parentesco lingüístico en Mesoamérica, a partir del cual se articula la cultura p’urhépecha y que, en momentos históricos determinantes, sirve como una herramienta de lucha, para organizarse, coordinar la estrategia y la táctica y concertar acuerdos sin la injerencia de los extraños.

Paralelamente la frase Juchári Uinápekua llena de vigor y ánimo a los p´urhépecha que la pronuncian. Desde sus inicios se mantiene como una triada que se repite cada vez con mayor vigor y que revitaliza el cuerpo y el espíritu guerrero.

En el discurso histórico del pueblo p´urhé, Juchári Uinápekua, Nuestra Fuerza es también recuperar lo nuestro, nuestro proyecto “la historia propia, la lengua propia, una creencia religiosa propia, una educación propia, una medicina propia, una organización social propia, un sistema de contar propio, una astronomía, filosofía, música, poesía, tecnología y escritura propias” (Talavera Fernando / 500 años de resistencia).

Juchári Uinápekua: Nuestra Fuerza, es la unión de pueblo p´urhépecha para la resistencia y la lucha, unidos los p´urhépecha pueden afrontar y vencer cualquier reto, lucha o tarea, la misión histórica de los españoles, los colonialistas, los liberales, los conservadores, los positivistas y los neoliberales, y en general del Estado mexicano, ha sido dividirnos y vencernos aisladamente.

Todo movimiento social y político, es un movimiento de correlación de fuerzas (Hernández Gerardo / Arte, lucha y resistencia de Elpidio Domínguez), bajo este marco, es preciso comprender que Nuestra Fuerza, es la unión y lucha de pueblo p´urhépecha.

Resistencia, lucha, dignidad, esperanza y unión, eso y muchas cosas más es Nuestra Fuerza.

¡Viva Juchári Uinápekua!

Twitter: @PavelUlianov

Instagram: pavel ulianov guzman

Email: pavel-ulianov@hotmail.com

Facebook: www.facebook.com/PavelUlianov

YouTube: www.youtube.com/channel/UCt6bLfOjk_pxQneF5jRUqVQ

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: