HomeGobiernoLa Conquista fue un rotundo fracaso, sentenció López Obrador

La Conquista fue un rotundo fracaso, sentenció López Obrador

La Conquista fue un rotundo fracaso, sentenció López Obrador

La Conquista fue un rotundo fracaso, sentenció el presidente Andrés Manuel López Obrador durante el evento para conmemorar los 500 Años de Resistencia Indígena.

Además, aprovechó para ofrecer perdón a las víctimas de la catástrofe originada por la ocupación militar española de Mesoamérica y del resto del territorio de la actual República Mexicana.

“La pregunta obligada es si las matanzas de miles de indígenas de Cholula, en el Templo Mayor, en la toma y masacre de Tenochtitlan, y los asesinatos de Moctezuma, Xicoténcatl y Cuauhtémoc y otras autoridades indígenas trajeron civilización a la tierra que Cortés bautizó como la Nueva España.

¿Valieron la pena tantas muertes, tanto pueblo arrasado, saqueado y quemado, tantas mujeres violadas, tantas atrocidades ordenadas por el mismo Cortés y por él relatadas en sus cartas al rey?”, cuestionó.

La respuesta es un no categórico. Puede matizarse, alegando que se construyeron durante la Colonia palacios y bellos templos, que se creó la universidad y había imprenta antes que en Estados Unidos, y que se registró un auge económico, sobre todo en la minería, pero todo ello, ni más, no es suficiente, y menos si se tiene en consideración que no fue en beneficio de todos”.

El primer mandatario sostuvo que no es fácil hacer un análisis objetivo sobre el proceso de ocupación militar y colonización española en nuestro país, ya que, consideró, son pocas las fuentes primarias.

“Aunque existen códices y relatos de los pueblos originarios posteriores a los iniciales acontecimientos, predominan las crónicas y escritos de soldados, historiadores y evangelizadores que tienden a justificar la invasión en nombre de la libertad, la fe, la superioridad racial o de la civilización, como ha sucedido siempre en hechos históricos de esta naturaleza en cualquier lugar del mundo”, dijo.

“Es por eso que considero hasta ofensivo y ocioso en estos tiempos volver a la vieja polémica de que los originarios de Mesoamérica, y en particular los mexicas, eran bárbaros, porque, entre otras cosas, comían carne humana; pensaban que el caballo era una bestia sobrenatural monstruosa, que los españoles fueron salvados en batallas por un hombre de a caballo que figuraba ser el apóstol Santiago, o que Cortés y sus soldados eran enviados de la divinidad, según la supuesta profecía indígena del regreso de Quetzalcóatl, o que la adoración de ídolos era una práctica demoníaca”.

López Obrador señaló que aunque es sabido que varios pueblos originarios como los totonacas, los tlaxcaltecas, los otomíes, los de Texcoco y otros, ayudaron a Hernán Cortés a tomar Tenochtitlan, este hecho no debe servir para justificar las matanzas llevadas a cabo por los conquistadores ni le resta importancia a la grandeza cultural de los vencidos.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: