HomeAmbienteLa contaminación de plástico en los océanos daña a una bacteria que nos ayuda a respirar
Con un click puedes recibir noticias gratis a tu WhatsApp

La contaminación de plástico en los océanos daña a una bacteria que nos ayuda a respirar

Los animales del mar no son los únicos seres a los que perjudica el plástico que llega a los océanos. Un reciente estudio publicado en Communications Biology, las bacterias responsables de producir una décima parte del oxígeno que respiramos también se ven dañadas.

“Descubrimos que la exposición a sustancias químicas filtradas por la contaminación plástica interfiere con el crecimiento, la fotosíntesis y la producción de oxígeno de Prochlorococcus, la bacteria fotosintética más abundante del océano”, declara el doctor Sasha Tetu, autor principal del estudio e investigador de la Universidad Macquarie (Australia).

La contaminación de plásticos causa a los ecosistemas marinos un daño valorado en más de 13 mil millones de dólares cada año, y se estima que en 2050 habrá en los océanos más plástico que peces.

“Nuestros datos muestran que la contaminación por plásticos puede estar teniendo impactos más allá de los conocidos en las aves o en las tortugas. Si de verdad queremos entender el impacto global de la contaminación por plásticos en el entorno marino y encontrar la forma de mitigarla, necesitamos considerar su efecto en los microbios fotosintéticos”,comentó  Sasha Tetu, investigadora en la Universidad de Macquarie y autora principal del estudio.

El equipo de investigadores también expuso en el laboratorio a dos tipos de estas bacterias recogidas a diferentes profundidades en el océano a dos productos de plástico bastante comunes: bolsas de supermercado y esterillas de PVC. Los aditivos de estos plásticos contienen una compleja mezcla de componentes orgánicos e inorgánicos, de los que los investigadores observaron 5.799 presentes en ambos productos: zinc, manganeso, níquel y cobre fueron algunos de los componentes encontrados.

De igual manera descubrieron que todos estos químicos dañaban el crecimiento y las funciones de las bacterias, alteraban sus genes y afectaban a la cantidad de oxígeno que producen.

“Esta contaminación puede filtrar diversos aditivos químicos en ambientes marinos” , detallá la doctora Lisa Moore, quien también es autora del estudio.

Con información de Muy interesante 

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: