HomePolíticaLa paridad es indispensable para el fortalecimiento de la democracia: Raúl Morón

La paridad es indispensable para el fortalecimiento de la democracia: Raúl Morón

Redacción / @Michoacan3_0

Morelia, Mich.- Raúl Morón reconoció que la lucha de las mujeres de izquierda en Michoacán ha permitido visualizar la enorme importancia de humanizar la forma y los contenidos de hacer política a través de la integración de la mujer y de lo femenino a través de incrementar la acción sobre las necesidades sociales, ambientales y humanas, y dar respuestas más concretas a la pobreza de colectivos, a la destrucción ambiental y dar paso a sistemas de desarrollo más integradores de la dimensión humana, solidaria, justa y equitativa.

Tras sostener una charla con la ex rectora Silvia Figueroa y la ex secretaria de Gobierno, Guadalupe Sánchez, Raúl Morón destacó que los derechos ciudadanos de las mujeres y su representación política permiten plantear una ciudadanía moderna y participativa en la entidad.

Para enriquecer y fortalecer la democracia en Michoacán, Raúl Morón destacó que es necesario desarrollar, ampliar y asumir un nuevo concepto de ciudadanía, y eso supone reconocer el derecho a la participación política no sólo de las mujeres sino también de otros sectores como los jóvenes, las minorías sexuales, las personas con discapacidades, etc.

“La lucha de las mujeres ha permitido visualizar la enorme importancia de todas las diversidades y de su ciudadanización, condición sine qua non para profundizar y hacer evolucionar al propio sistema democrático”.

Por ello, el Senador michoacano enfatizó que en este sentido, la paridad es condición indispensable para el fortalecimiento de la democracia, la representación de la diversidad social y la gobernabilidad.

Destacó que en el caso de la igualdad de género, esto implica profundos cambios en el mundo de lo privado y de las instituciones públicas, para debilitar las raíces que desde el comienzo de la modernidad han excluido a las mujeres del goce de sus derechos.

En este sentido, Raúl Morón enfatizó que la paridad no puede reducir se sólo a su aspecto cuantitativo, ya que éste no garantiza la paridad en la división del poder, es decir, la ocupación por uno y otro sexo de posiciones determinantes y de puestos clave.

“Los derechos ciudadanos de las mujeres y su representación política en el contexto actual permiten plantear la paridad como un objetivo democrático posible y la clave para la construcción de una ciudadanía moderna, participativa, sujeto activo del quehacer político y social, que debería permitir un tránsito de una democracia puramente representativa a una democracia auténticamente participativa”, destacó ante las activistas sociales y políticas.

Pero también Morón consideró como inaplazable reinstalar la lucha de las mujeres ante el poder público para exigir que se integre un Sistema Nacional de Protección de los Derechos Humanos de las Mujeres, que torne en realidad el postulado constitucional de una vida libre de violencia en el ámbito público y privado, y la obligación del Estado de adoptar las medidas necesarias para prevenir, erradicar y sancionar toda forma de violencia, en especial la ejercida contra las mujeres, las niñas, niños y adolescentes, personas adultas mayores, con discapacidad y en general contra toda persona en situación de desventaja o vulnerabilidad.

Para ello, destacó que él cuenta con una serie de propuestas en favor de las mujeres:

Una, crear y exigir que se estructure una nueva institucionalidad que garantice la defensa y el respeto de los derechos humanos de las mujeres. Como he señalado, las mujeres y los hombres que amamos la democracia debemos exigir que se estructure un sistema nacional de protección de los derechos de las mujeres, niñas, niños, adolescentes y personas adultas mayores; sistema que debe ser específico como particulares son las condiciones y circunstancias en las que se expresa la marginación y violación de sus derechos.

Dos, superar la cuota e ir hacia una conformación realmente paritaria de los órganos de decisión pública. El paso de las cuotas a la paridad no es un simple cambio numérico para compensar diversidades. La lucha por la paridad en la representación política y los cargos de decisión es la expresión de la aspiración más profunda de construir una sociedad en la que hombres y mujeres de diferentes procedencias cuenten con los recursos necesarios y el reconocimiento como iguales para definir sus destinos sociales.

Tres, trabajar activamente en la consolidación del sistema democrático. Es necesario que la lucha de las mujeres por la paridad no pierda de vista el objetivo final que es lograr la consolidación, profundización y evolución de los sistemas democráticos en Michoacán.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: