HomeEspeciales 3.0La reforma educativa: estas ruinas que ves

La reforma educativa: estas ruinas que ves

Morelia, Michoacán. Anunciada como una de las reformas “históricas” por el régimen de Enrique Peña Nieto, la reforma educativa naufraga prácticamente desde que fue aprobada y puesta en marcha oficialmente.

Bajo el apoyo de quienes integraron el Pacto por México para votarla mayoritariamente, PRD, PRI y PAN, la reforma educativa que fue uno de los principales baluartes de Peña para “mover a México”, presuntamente sacudiría inercias y llevaría la educación a niveles de calidad y competitividad en un mundo global.

Denostada desde sus inicios por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) e incluso por una parte del oficialista Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), la reforma peñista se encuentra en crisis en Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, entidades con mayoría centista y donde prácticamente la norma ha sido burlada al cien por ciento, al rechazar la evaluación punitiva” –como lo definió Víctor Zavala, líder del magisterio democrático michoacano- en la que se basa desde el nuevo modelo la incorporación al Servicio Profesional Docente (SPD) y considerarla más que una reforma educativa, una laboral al implicar el acotamiento de los derechos sindicales de los trabajadores del sector, al condicionar a esta evaluación la permanencia de los docentes activos en el servicio, en demérito de su antigüedad y derechos creados.

Justo en el arranque del ciclo 2017-2018, la reforma educativa peñista plantea llegar a su punto más alto en cuanto a presuntos objetivos planteados en cuanto a maestros evaluados, aspecto en el que Michoacán ha rechazado a través de la CNTE todos los exámenes aplicados.

Al considerar también que las vacantes del SPD, lo pueden cumplir los llamados “idóneos” –vía que se abrió para que profesionistas de áreas no ligadas con la docencia puedan dar clases a través de su evaluación y contratación-, la norma federal abrió el hueco a otra problemática, el cómo satisfacer las necesidades ante escuelas sin maestros frente a grupo.

De acuerdo con la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), hay miles de planteles con esta problemática. Más preciso, Zavala dice son dos mil las aulas, sobre todo de educación primaria, las que carecen de profesores.

El nudo en satisfacer esta demanda se encuentra en la negativa de los mismos egresados normalistas a sujetarse a las pautas de la reforma sobre evaluación. Cero exámenes, plazas automáticas, han sido las consignas de los egresados normalistas y por ello su negativa a que los “idóneos” puedan ser considerados para enfrentar este déficit, en gran medida impulsado por jubilaciones y retiros de maestros.

Y es que maestros sí hay, dice Zavala. En rueda de prensa realizada este martes 29 de agosto, el dirigente señaló que a través de presión y negociaciones, plantearán al titular de la SEE, Alberto Frutis, la contratación “inmediata” de los egresados de las generaciones 2015, 2016 y 2017, movilizados en el estado desde hace casi un mes para demandar el otorgamiento de una clave y el pago de salarios una vez que fueron contratados sólo temporalmente, justo para tratar de dotar a las aulas de docentes.

Tanto el déficit docente, como la crisis institucional que no cubre compromisos ni adeudos, al igual que una infraestructura obsoleta en las mismas escuelas –aún hay aulas “de palitos”-, son para la CNTE reflejo del fracaso de la reforma.

“Las consecuencias de la mal llamada reforma educativa, y así la hemos puesto en blanco y negro, y en la falta de maestros, las consecuencias las vemos en la falta de presupuesto, en la falta de voluntad política para contratar a los egresados normalistas y van más allá, están llevando a cabo la imposición de un modelo educativo que para nosotros no es el adecuado, sólo la imposición y las consecuencias ya se están experimentando, por un lado quieren correr a los maestros y por otro lado hacen falta maestros, yo pongo en la balanza solamente este tema: si la reforma educativa le quita los derechos a los maestros y los está corriendo de los centros escolares, ¿cómo concibes la falta de maestros? Lo que se dice en el discurso es totalmente contrario a lo que está pasando en la vía de los hechos, por eso para nosotros, es que se pare la reforma educativa y que los planteamientos de cómo llevarla a cabo, nos pongamos de acuerdo”.

-¿La falta de maestros no tiene que ver también con la oposición a la reforma, a evaluarse, a negarse a que los idóneos suplan las vacantes?

“Las cosas como son, si hablamos de evaluación, tenemos una posición contraria, no podemos ir a una evaluación cuando por evaluación te quitan los derechos laborales, pierdes el contrato colectivo, no se concibe en ningún sentido que si un maestro tiene 20 años de servicio, con ser llamado a la evaluación su plaza base se va a un contrato de cuatro años, en ningún país pasa eso, es perder sus derechos laborales, es incorrecto, pero si nos vamos a los idóneos para cubrir los espacios vacantes, qué lamentable que insistan en eso, cuando hemos visto que los que son idóneos, tienen un contrato limitado, y lo peor, ni siquiera les pagan, ¿cómo vamos a decir que es una manera de avanzar en la reforma, si ni siquiera a ellos les pagan? Lo que vemos son puras consecuencias”.

-¿Esta situación se da en otros estados, la falta de maestros?

“En todos los estados tienen dificultades. Lo peor es que compañeros de otros estados, estaban yendo con otra convicción a la evaluación, y tienen dificultades, los que no fueron, fueron cesados, los que pasaron no les pagan. En varios estados los maestros fueron a la promoción, les quitaron su plaza base y no les pagan la nueva, o sea, se quedaron sin nada. Por eso exigimos la abrogación de la reforma educativa”.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: